GARAGE JAZZ

La fórmula siempre ha sido sencilla, humildad + honestidad x talento = MÚSICAx2. La cuestión radica en si lo llevas o no en la sangre, pero en el caso del trío conformado por Todd Clouser y el binomio perfecto y nada cuadrado de Aaron Cruz & Hernan Hetch no se exagera al afirmar que se desborda desde lo profundo de su médula ósea.

A love Electric 1

Por Pablo A. Anduaga / @Pablo_Anduaga 

El cosmos los hace y la música los junta, la génesis de esta muy particular agrupación data de 2011 y ocurre en la lejana bahía de la Baja California, donde los arcanos situaron a un intermediario que propició el encuentro entre Todd y Hernan bajo la consigna “debes conocer a este cuate”.

El consejo no sólo fue fructífero sino que gestó A Love Electric en el momento cuántico absoluto. Formado como un trío buscaron desmarcarse de toda etiqueta en sus reconocidas carreras musicales, principalmente en el mundo del Jazz. Todd tenía bajo el brazo una veintena de propuestas musicales, y Cruz & Hecth otra de tocar juntos pero sin coincidir en el Rock, por lo que comenzaron una aventura sin otra bandera que el Rock como pretexto y el libre albedrio como fuente creativa, el resultado fue una de las más frescas y novedosas propuestas musicales actuales.

UNA PARRILLADA ENTRE AMIGOS

Todd conoce a profundidad el movimiento jazzístico neoyorquino (de excelencia, sí… pero también algo cuadrado), Hetch ha ganado un Grammy Latino por su trabajo como músico y productor y Aaron es un referente mexicano en el Jazz a nivel mundial, si bien existe el azar éste no deja cabo sueltos cuando se traduce en calidad. Rehuyendo de los lugares comunes y cómodos, argumentos musicales les sobran y su madurez los esgrime con exquisitez, pero es la necesidad de hacer cosas nuevas, explorar diferentes texturas sonoras sin caer en el vado de la experimentación agreste donde reside el éxito de sus tres discos 

El concepto de Garage no es exclusivo del Rock Alternativo de los 90, implica la música generada en lo íntimo sin pretensiones y con la honestidad de tocar lo que sabes, busca incluir a quien escucha y desconoce la noción de “rockstar”. Su distintivo radica en las presentaciones en vivo, la experiencia de A Love Electric no se comprenderá si no se escucha en vivo. Te los puede topar solos o acompañados, ya sea con un pianista, algún instrumento de aliento o percusionista, pero si algo es garantía es que siempre lo harán de algún monstruo que hará de su concierto una experiencia de vida… y otra vez, no es exageración. Para decirlo en pocas palabras: de seguir entre nosotros, Miles Davis ya hubiera colaborado con A Love Electric.

The Naked Beat 

Recién salido del horno, su tercera producción es un delicioso y ácido viaje en donde por primera vez Todd canta en el proyecto. Desde el innovador y dinámico cover de Sabbath, War Pigs, a la “stonner” Hollow EgoMad World es una fusión entre un Soft Rock con salpicadas de balada Jazz a diestra y siniestra. No Hurt es un funk psicodélico lleno de LSD o bien la homónima Naked Beat con sus alucinentes distor brass deja en claro que es un disco para disfrutarse una y otra vez sin que llegue a cansar.

YACONIC

YACONIC

Previous post

GLORIA: DESEO EN OTOÑO

Next post

DOWNHILL TAXCO BMX