Por: Nacho Hipólito / @j.ignacio

Hace 13 años, A Perfect Circle lanzó un controversial álbum llamado eMOTIVe, su tercera placa discográfica en el que reinterpretaron 11 temas de artistas como: John Lennon, Marvin Gaye, Black Flag y Depeche Mode. La idea, según Maynard James Keenan, era deconstruirlas a tal grado que fueran irreconocibles, porque según el cantante, el tono les daría un significado distinto al original.

La premisa del álbum era re-contextualizar la decena de canciones a manera de protesta en contra de la administración del entonces Presidente W. Bush en Estados Unidos de Norte América. Fue así que “Imagine” pasó de ser un himno en busca de paz mundial, a ser una lóbrega sentencia acerca de nuestro futuro como humanidad; el éxito ochentero que fue “People are People” de Depeche Mode, se transformó en una triste y terrorífica canción de cuna que profetizaba los conflictos entre las diferentes “razas” humanas; o la lúdica y divertida “Freedom of Choice” original de Devo, se convirtió en una canción de protesta anti-sistémica a la Rage Against the Machine.

Tuvieron que pasar 13 años para que la banda liderada por Billy Howerdel y Maynard James Keenan, anunciaran su cuarta producción discográfica acompañados por una nueva canción, una que evoca ese sentimiento contestatario y de protesta de eMOTIVe.

La canción se llama “The Doomed”, y se trata de una apocalíptica y progresiva pieza que cambia de tiempos más de una vez, y tiene una oscura temática en la que Maynard cínicamente bendice a los envidiosos, perezosos, iracundos, vanidosos y glotones; y condena a los pobres, humildes, pacifistas y  piadosos.

“In Light of this current difficult and polarized social, spiritual and political climate, we artist types need to open our big mouths and share the light a little louder”, dijo Maynard en referencia a la canción.

Al igual que el álbum eMOTIVe, la pieza es una muestra inconforme con la realidad que vivimos día a día, una en la que el cinismo es un lugar común y en la que nos hundimos cada vez más en una paradoja que ni siquiera nosotros podemos comprender.

Doomed are the poor: Ignoramos al que menos tiene si lo vemos en las calles, pero si vemos alguna publicación en Facebook que cuestione o  violente sus derechos humanos, nos indignamos.

Doomed are the Peaceful: Predicamos la tolerancia, el respeto y la paz, pero sólo cuando se adecua a nuestros estándares, y a nuestro punto de vista.

Doomed are the Meek: Decimos ser humildes, pero no podemos evitar presumirlo en las redes sociales.

Doomed are the Merciful: Pretendemos ser compasivos, pero sólo es una pantalla que esconde nuestra hipocresía y egoísmo.

“The Doomed” es el regreso de A Perfect Circle, una banda que se ganó ser algo más que el proyecto alterno del cantante de Tool, pero también es un recordatorio que el mundo en el que vivimos está lleno de contradicciones.

Así es como A Perfect Circle se opone a la hipocresía social y nos anuncia su regreso a los escenarios. No olvides que se van a presentar en el Knot Fest México este 28 de octubre en el 2017.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

TE REGALAMOS BOLETOS PARA EL COORDENADA

Next post

LA HABITACIÓN: CINE DE CALIDAD HECHO EN MÉXICO