Es verdad que son realmente pocos los géneros cinematográficos que han reinado durante tantas generaciones y que -sin importar la época- aún sean considerados un inmaculado éxito entre el público. Por mucho separación a otros, el musical se lleva todos los récords históricos posibles, en pocas palabras jamás pasará de moda y siempre hará sentir una montaña rusa de emociones al espectador.

En esta ocasión llega a salas la cinta A star is born, una vieja conocida en el cine de Hollywood por sus múltiples adaptaciones, las cuales si contamos con la recién llegada, son cuatro en total; pero hasta hace no tanto tiempo la más recordada y tal vez querida había sido la protagonizada en 1976 por Barbra StreisandKris Kristofferson, misma que sería galardonada con un premio Oscar por mejor canción original.

Entrados en terreno, es de vital importancia hablar de los nuevos rostros de la historia: Bradley Cooper y Lady Gaga, pareja que a simple vista encaja desde un sentido musical y actoral, por un lado el carisma que ha caracterizado la carrera de Cooper le ha llevado a ser uno de los intérpretes actuales más conocidos por el público, además de sus cuatro nominaciones al Oscar. Por otro lado los melómanos de corazón sabrán distinguir una gran voz cuando la escuchen, es el caso de Gaga, quien ha demostrado a través de los años y distintos estilos musicales que su voz es una de las más potentes en la actualidad.

Este par se vio inmerso en la historia de Jack (Bradley Cooper), una reconocida estrella musical, quien tras una elocuente noche conoce a la joven Ally (Lady Gaga), misma que sorprende al afamado cantante por su sobresaliente manejo de voz y su despreocupada imagen, la cual sirvió como un flechazo natural para que entre ellos surgiera una potente atracción. A partir de ese instante la vida de Jack y Ally tomaría giros inesperados, ambos serían estrellas mundiales y este nuevo ritmo de vida les llevará a experimentar momentos únicos e inolvidables.

El trabajo de Cooper y Gaga tiene la valía de cargar en todo momento con personajes emocionalmente inestables, quienes encuentran en la música una digna salida de su realidad. Sin embargo el giro completo de la cinta recae en el talento innato de Gaga, quien gracias a su profesión como cantante profesional le otorgó un valor musical poco visto en la cinematografía moderna. Y juntos consiguen mantener la chispa adecuada entre la cercanía y la pasión; esto podría llevar al público a pensar que ellos son en realidad sus propios personajes.

Uno de los elementos más sobresalientes es la dirección de la película, misma que fue llevada por su propio protagonista: Bradley Cooper. El mérito recae en el atrevimiento y trabajo para la creación de una atmósfera cálida y humana, esto crea una inquebrantable conexión con el público, quien se verá inmerso rápidamente con la historia, inclusive pensar en un efecto espejo con los personajes no sonaría descabellado.

Sin embargo no todo fue miel sobre hojuelas. Por un lado la misma inexperiencia de Cooper como el mandamás de la producción le llevó a perder el entretenido ritmo en su narrativa, el espectador podría pasar de percibirse dentro de la trama musical y tras una serie de momentos irrelevantes o mal desarrollados, llegar a sentirse ajeno de los mismos personajes con los que soñaba a la par.

Además el potencial interpretativo de todo el metraje no consigue llegar a un marco irrepetible y sorprendente a pesar de contar con algunos momentos clave en la historia que permitían una mayor desenvolvimiento actoral, esto debido a las distintas emociones que pudieron ser reflejados por sus protagonistas.

A star is born es una cinta que mantiene una destacable propuesta musical con interesantes letras, composiciones instrumentales y por supuesto: interpretaciones vocales, mismas que en repetidas ocasiones harán vibrar al espectador por su calidad y cuidado profesional. Por otro lado, esto representa un importante inicio en la carrera como director de Bradley Cooper, quien mostró su gusto musical y visual con múltiples escenas armónicas y dignas de análisis cinematográfico con su inmersiva fotografía que hará sentir al público en el confidente más íntimo de Jack y Ally, porque jamás importó la cuna, siempre nace una estrella.

Año: 2017
Título: A star is born
Duración: 2h 16min
País: Estados Unidos
Director: Bradley Cooper
Guión: Eric Roth, Bradley Cooper
Fecha de estreno en México: 12 de octubre 2018

TE PUEDE INTERESAR

DOCUMENTALES DE MODA QUE PUEDES VER GRATIS EN YOUTUBE

DOCUMENTALES DE MODA QUE PUEDES VER GRATIS EN YOUTUBE

MANIAC, UNA MÁQUINA DE ENSUEÑO EMOCIONAL Y ALUCINANTE

5 PELÍCULAS EN LAS QUE ACTUÓ NICK CAVE

LA SURREAL COLABORACIÓN DE ALFRED HITCHCOCK CON DALÍ

NICKSPLAT: LA PLATAFORMA DE STREAMING QUE VA DIRECTO AL CORA NOVENTERO

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

NO TIRES TUS REVISTAS, HAZ COLLAGE: RIKKA FRANSILA

Next post

ESCULTURAS DE LEONORA CARRINGTON X MYCELLIUM