Por María Fernanda Muñoz / @Maria_Efemere

Ilustraciones: pollynor.com

No hay que ignorar nuestros demonios. Están ahí. Hay que abrazarlos de vez en cuando.

La imagen es sencilla: después de 12 horas seguidas de buen comportamiento, llegas a casa a soltar demonios. Entonces despellejas al ser que día a día sacas a pasear y descansas en la comodidad de tu soledad. Pienso en las veces que libero mi mente a la par de mis pies de los zapatos y me desabrocho el brasier para extasiarme en la libertad de mis pensamientos nostálgicos, dulces, sexuales, existenciales y en ocasiones destructivos.

Instantáneamente conecto con Polly Nor, aunque en ese momento todavía no sé quién es.

pollynor0

Nm Rly Wbu

pollynor1

Cba 2 Pretend No More

Luego comienzo a conocerla. O eso me hace creer la web. Tiene 26 años; se graduó en 2011 de Loughborough University; vive en Londres; llamó a su última exposición “Sorry Grandma: An exhibition of obscene illustrations” (“Perdóname abuela, una exposición de ilustraciones obscenas”), y su estudio parece escena de cualquiera de sus dibujos: demonios, cactus, plantas y una computadora al centro del escritorio.

La soledad femenina, tema central de los escenarios agridulces de esta ilustradora inglesa, es donde convergen los moldes de la mujer moderna: independencia, sexualidad, intelecto, belleza natural, redes sociales, soledad y fortaleza. Polly Nor combina cada aspecto sin dejar el sentimentalismo y la locura hormonal.

La rubia londinense dibuja sabiendo que existe un grupo de mujeres a las que les gusta ser más malas de lo que aparentan: badass, femme fatales… Al menos en la privacidad de los pensamientos, fantasías y arrepentimientos que explotan en la soledad de sus santuarios, conocidos entre los mortales como hogares.

pollynor2

We In Luv And Live Very Fabulous Lifestyles

pollynor3

Babe You’re Going To Be Fine

Stalkeo el Instagram de Polly Nor y entre sus dibujos encuentro una selfie. Más que su cara, resalta una playera rosa con una frase en medio: “I may not be Mr. Right but I’ll fuck you until he turns up” (“Quizá no sea el hombre perfecto pero te cogeré hasta que aparezca”), típica frase invasora de sitios como Tumblr, Twitter, We Heart It e Instagram. Entonces recuerdo la respuesta que dio en una entrevista:

Lamono Magazine: ¿Qué temas son los que te motivan e inspiran a ilustrar?

Polly Nor: Tomo mis inspiración de muchas cosas diferentes. Las redes sociales son una gran influencia en mi trabajo. Realizo capturas de pantalla de todo aquello que quiero recordar: mensajes de texto graciosos, tweets, selfies. Definitivamente juegan un papel en mi trabajo. El tema general suele provenir de chats entre chicas, donde usualmente hablan de sexo y relaciones.

Ella, como viva imagen de su inspiración. Continúo con mi muy millennial forma de investigación y me doy cuenta de lo hermosa que es con su efervescente atractivo desaliñado. Una mujer que libera su locura dibujando. Digitalmente y a mano. Mujeres y diablos.

pollynor4

Thinking Bout You

pollynor5

The Devil Wears Nada

Instagram es una ventana al mundo que contextualiza sus ilustraciones; amigos con los que en lugar de mostrar sonrisas forzadas, saca la lengua y hace bizcos. Una musa: Yayoi Kusama, cubierta de puntos en su desnudez con zapatos de tacón como único accesorio, es su “cray cray beanie”. En Inglaterra, beanie se usa cuando se habla de una mujer hermosa, difícil de ignorar e imposible de olvidar; cray cray significa locura de nivel exorbitante. Pintas de dedo, comida engordante y los ya mencionados screenshots que toma de cómicas situaciones que alcanzan su realidad. Polly Nor vive como quiere.

Sus mujeres me encantan. Se notan flácidas, nostálgicas, lascivas… Lilits de la modernidad. Acompañadas de texturas que pican, cactus alusivos a un exótico surrealismo que resitúa a sus féminas en la salvajez de la naturaleza fuera de todo estereotipo, prueba de que no siempre tienen que verse lindas para ser hermosas. Y un cactus o varios, rodeados de doble sentido, formas de falos, picos, texturas que pican, porque Polly Nor dibuja sobre la sexualidad, el deseo, la excitación y también la frustración. Y los demonios que pueden ser emociones encapsuladas, novios, amigos, memorias que no nos dejan respirar.

Sus dibujos son, en definitiva, una ventana al mundo sin retoque de la mente femenina.

pollynor6

Shh bby no more tears over fuckboyz

pollynor7

I Just Can’t…. Kill It

pollynor8

Up All Night

pollynor9

Look Sxc Liv Yolo

pollynor10

Took Him to The Sky Garden

pollynor11

Treat Yourself

pollynor12

Too Good For You

pollynor13

Just Gimme The Light

pollynor14

Glad 2 Be Bad

pollynor15

Women Getting Carried Away

Editor Yaconic

Editor Yaconic

detonar-entrada-DIEGO-MORENO
Previous post

LA FOTOGRAFÍA EN MÉXICO YA NO SUCEDE EN LAS GRANDES CIUDADES

asalto a las panaderias
Next post

HARUKI MURAKAMI (ILUSTRADO) ASALTA PANADERÍAS