Recientemente, el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York (popularmente conocido como MET) ha causado revuelo por los cambios en sus políticas de acceso a la información pues, como parte de un movimiento mundial a favor de la apertura de la propiedad intelectual, está liberando a través de su sitio en línea miles de imágenes en alta definición para su libre uso desde cualquier parte del mundo.

A partir del 7 de febrero del 2017, el MET se ha encargado de poner a disposición de los usuarios de internet obras que han estado bajo su reguardo para que puedan ser utilizadas tanto en proyectos comerciales como personales. Gracias a su nueva Política de Acceso Libre (Open Access Policy) ya es posible consultar sin restricciones casi 400 000 imágenes de obras en alta definición y descargarlas de manera gratuita.

 

Además, la plataforma del MET permite también alterar todas aquellas imágenes que estén etiquetadas bajo la licencia “Creative Commons Zero” (CC0) por lo que la colección Open Access mantiene una invitación abierta a prácticamente cualquier particular a acceder al repositorio a modificar el acervo y generar nuevo contenido a partir de él.

Al MET, uno de los museos con mayor renombre en el mundo, le ha tomado más de un siglo reunir algunas de las obras con mayor relevancia cultural alrededor del mundo y, aunque hasta el momento se calcula que el lote de imágenes liberadas alcanza la cantidad de 375 000 copias, el trabajo de digitalización continúa para ponerlo al alcance del público.

Esta iniciativa resulta alentadora no sólo para los Estados Unidos, también otros museos alrededor del mundo están uniéndose a un movimiento que ha buscado a lo largo de los últimos años la apertura de colecciones pertenecientes a organismos estatales e instituciones educativas y culturales, por lo que modificar las políticas de propiedad intelectual está logrando constituirse como norma.

Y aunque trabajar en la modificación de los derechos de autor para permitir el libre acceso y ampliar las licencias de propiedad de derechos intelectuales más allá de los organismos públicos puede resultar un tanto engañoso, el movimiento ha ganado más apoyos que detracciones en los últimos años para que otros museos sean pioneros en esta nueva manera de concebir los derechos.

En una época donde la preocupación por el acceso a la educación y la cultura convive con la apropiación del arte por parte de las clases y élites alrededor del globo, iniciativas como ésta nos acercan paulatinamente a la democratización de la cultura y el arte. Además, contar con la posibilidad de conocer y además modificar tu propia copia gratuita de alguna pintura y modificarla para otorgarle un nuevo sentido contribuye a una desacralización no sólo del arte, también de los museos como espacios “de culto”.

TE PUEDE INTERESAR:

CASA TRANSPARENTE: EL ARTE DE SER NÓMADA

OLIVIA STEELE EXPONE PIEZAS DE ARTE CON LUZ NEÓN

MARTINA HOFFMANN CREA ARTE PSICODÉLICO HISTÓRICO

EL ARTE DEL CAOS EN LA OBRA DE OLIVIER VALSECCHI

EXHUMAR LOS HUESOS DEL SURREALISMO: PRIMERA PARTE

Luz Adriana Nuñez

Luz Adriana Nuñez

“Cat-holic. Post todo. Quiero reencarnar en forma de mixtape.”

Previous post

JAKES MICHAELS: MODA EN LAS CALLES

Next post

PARA TRAER A LA MEMORIA EL INGENIO Y HABILIDAD: UN MAPA INTERACTIVO DE ARTE POPULAR MEXICANO