AdeY es una artista que trabaja con el cuerpo humano para definir la expresión y emoción más allá de los gestos faciales. Para esta fotógrafa el cuerpo tiene mucho que decir. Le gusta desglosar los roles de género y transmitir sobre cómo el cuerpo interactúa con un entorno. Sus imágenes no son sobre el individuo, sino sobre la colectividad de la percepción cotidiana.

Su proceso creativo lo ve plasmado a través de sus dos cámaras, una Hasselblad H2 y una Fujifilm GF670. Sus locaciones las adapta en su mente para que la visión que tiene de un escenario se unan en un espacio.  Las imágenes que capta parecen contar con una idea clara de lo que quieren interpretar, pero con ese pequeño toque de improvisación. Da la sensación que a veces el punto de partida de la sesión fotográfica comienza en un lado para girar por completo.

El rol de los redes sociales para un artista visual es sumamente importante. Su trabajo logra trascender las fronteras del idioma, ubicación y creencias. Ha democratizado los contenidos a rededor del mundo, logrando conectar y comunicarse con otros individuos. Pero la censura en la red es algo delicado. En el caso de AdeY esto es muy común, sus imágenes son borradas todo el tiempo, en Facebook cada vez que compare una imagen de dos hombres abrazados desnudos es eliminada, como si esto no existiera o no fuese parte de una realidad.

Es increíble como en un planeta “hipercomunicado” se siga coartando expresiones humanas como esta. Es como si la humanidad no haya avanzado en todos estos años. El trabajo de AdeY un poco es eso, desafiar normas sociales a través de la fotografía.  ¿Cómo sería Instagram sin reglas de censura? Podría ayudar a que más propuestas trabajen sobre la naturaleza del cuerpo humano, no como un objeto, sino como una expresión corporal del mismo humano.  Entonces, dos hombres desnudos abrazados no sería una imagen incómoda para alguien.

El trabajo de AdeY capta esos pequeños momentos de opresión social, humor, aislamiento, ansiedad y depresión. Reconoce que cambiamos la relación con nuestro entorno pero que nuestro entorno se adapta a lo que somos.

Las imágenes muestran los desequilibrios evidentes en la sociedad contemporánea actual al abordar directamente cuestiones de género, comportamiento normativo y cómo la sociedad nos obliga a elegir una dirección o camino. Los sujetos muestran nuestra vulnerabilidad, soledad, fortalezas y expectativas a la vez que resaltamos la correlación entre el cuerpo y el espacio.

TE PUEDE INTERESAR

AGUSTÍN MARTÍNEZ CASTRO, IMÁGENES PIRATA DE LA CULTURA GAY

LA MÁGICA LUZ DE TRENT PARKE

ESTAS FOTOS CONVIERTEN A MUJERES TRANS PERUANAS EN ÍCONOS RELIGIOSOS

ANNA SAMPSON Y LA IDEALIZACIÓN DE LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL QUEER

Adán Ramírez

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!

Previous post

ETGAR KERET: BASED ON A TRUE STORY

Next post

LAS HORMIGAS QUE PARECEN LETRAS