Por Aída Quintanar

Entre la tierra y el hombre hay una guerra permanente. Como en toda batalla solo hay un ganador. Aunque parece que el humano lleva ventaja, los desastres del conflicto demuestran un empate. ¿Es el hombre que destruye todo a su paso o la naturaleza que ha limitado su fertilidad y privado a los individuos de sus bienes?

Condenada humanidad. Astuta naturaleza.

Alfredo Esparza, este camino no es

El fotógrafo mexicano Alfredo Esparza ha retratado ese encuentro violento. La batalla que no cesa y en la que todos mueren. Su colección Este camino no es registra la huella trágica de la sobrexplotación ambiental. 12 retratos de poblaciones abandonadas tras el agotamiento de los recursos.

Se observa la llanta de un tráiler o de un camión, desechada por los dueños que ya no la encontraron útil. Ahora la tierra con su cauteloso proceso se esfuerza por desaparecerla en sus paisajes desérticos. Las paredes de una casa donde hubo niños que jugaron ahora son ruinas que se ven mal. Aún queda madera quemada por la fogata que murió antes de tiempo.

fotos alfredo esparza

Las zonas permanecen en una especie de limbo, donde los humanos no pueden habitar, ni el ambiente puede ser completamente restaurado. En su serie, Esparza trabaja con la relación paisaje, medio ambiente y cultura en cuatro estados del norte de México: Coahuila, Chihuahua, Durango y Zacatecas.

“Para elegir los sujetos de mis fotografías, estudio el territorio en Google Maps y Google Earth para identificar lugares que luzcan en abandono o descuidados, trazo una ruta y me dirijo a ellos. En el trayecto me encuentro con intervenciones humanas que dan cuenta del deterioro progresivo del entorno”, explica el autor.

fotos alfredo esparza

Pueblos fantasma, eso parecen. Un caballo blanco posa en una de las fotografías, no está flaco ni sucio, tampoco feo. Parece arte abstracto, pero no, existe ese lugar. Al mirar se siente seco, se siente caliente, se mira a un muerto. Así es, la tierra muerta. Me deprime.

La serie fotográfica Este camino no es se exhibirá hasta el 7 de septiembre de 2017 en la Galería L. Todo sobre cómo llegar, cuándo y a qué hora por acá.

fotos de alfredo esparza

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

LA TOMA POLÍTICA DE LA AYAHUASCA

Next post

RAMONA Y TERROR CÓSMICO, MEXAS EN LA SEMANA IR! 2017