Ava fue parte de Semaine de la Critique en Cannes

Los cineastas consagrados del séptimo arte son capaces de abarrotar salas enteras alrededor del mundo, sumado a esto generar una desbordante taquilla, sencillamente nadie desea perderse dichas producciones. Pero así como es importante consumir cine hecho por los que saben, darle oportunidad a nuevas generaciones termina por ser un factor indispensable para la cinematografía misma, la renovación trae consigo nuevas ideas, todas dignas de ser vistas.

Durante mi estancia en el 15º Festival Internacional de Cine de Morelia, la joven cineasta, Léa Mysius, fue invitada para presentar al público mexicano su ópera prima titulada, Ava, largometraje escrito por ella misma, fungiendo como un importante trabajo escolar, pero una serie de aciertos le llevaron a obtener el premio alternativo Palm Dog otorgado por un grupo de críticos internacionales durante el pasado Festival de Cannes.

Ava (Noée Abita) es una chica de 13 años quien fue diagnosticada con un severo problema ocular que le irá desgastando su visión a tal grado de una posible pérdida total. Además enfrentará sus recurrentes pesadillas ocasionadas por su mal, mientras intenta sobrellevar su desapego familiar creado por la insuficiente presencia maternal.

El trabajo de Mysius al dirigir esta producción deja una interesante reflexión, ya que su talento para crear escenas con una importante gama de colores y su capacidad narrativa se vuelven una digna y apreciable propuesta visual. Sabe perfectamente cómo construir una imagen. Sin embargo, el tiempo dedicado a la historia deja mucho por desear, las adversidades de sus personajes presentados en el libreto van cambiando al correr los minutos y cada uno de ellos jamás es resuelto, teniendo un metraje sin un cometido claro, ya que la historia misma se encarga de desvirtuarse. La aparente necesidad de cumplir rápidamente con un guión se ve reflejado en su corte final.

Pero el ser primerizo no infiere a la entrega ni al talento, Noée Abita, actriz protagonista, hizo su debut en la pantalla grande con su trabajo en esta cinta. Su valentía al tomar un papel complejo denota calidad como intérprete; su personaje se encuentra en distintas encrucijadas físicas y mentales, lo cual sugiera una notable evolución a lo largo de la trama y Abita encara cada situación con mucha personalidad.

Ava es una película visualmente bien resuelta, el talento de Léa Mysius es indiscutible en esta área, sin embargo, los graves problemas que tiene la historia podrían ocasionar que el público comience a perder el interés en sus personajes e inclusive perder el camino central del filme, la vida de Ava, ya que el argumento no cuenta con un cierre y deja una sensación insípida una vez que eres cuestionado acerca de si gustó o no el libreto.

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

BRANT BJORK Y LA SEMANA DE LOS MUERTOS EN RABIOSO

Next post

ENTÉRATE DE TODOS LOS DETALLES DEL FESTIVAL BAHIDORÁ