Hoy en día, el hombre no ha aprendido nada de la historia; aún comete las mismas estupideces. B. Traven.

Por Bibiana Camacho

Fotos: Secretaria de Cultura / Museo de Arte Moderno

B. Traven siempre insistió: su vida era irrelevante: “¡Olviden al hombre! ¡Escriban de su obra!”. Y, en efecto, su historia se cuenta, al menos parcialmente, en sus libros. En éstos dilucidamos su personalidad, sus pasiones… A Traven no le importaban los reflectores, ni que se supiera absolutamente nada de su vida privada. Pensaba que si su trabajo no lo revelaba, un autor no valía la pena. Resulta conmovedor descubrir a través de sus libros a un hombre cascarrabias pero amante de la humanidad y de la justicia. Quizá, sí, la obra del hombre sea el mejor retrato de sí mismo.

Entre 1926 y 1960, B. Traven escribió 12 novelas, cuentos y libros de viaje que fueron traducidos a 40 idiomas y de los cuales vendió 40 millones de ejemplares. Además se hicieron siete adaptaciones cinematográficas en Estados Unidos y México. Y sobre esa vasta producción siempre cundió un halo de misterio sobre su verdadera identidad, que permanecería hasta después de su muerte: ¿B. Traven, Traven Torsvan, Hal Croves, Ret Marut u Otto Feige eran la misma persona?

El misterio del autor de Macario y Canasta de cuentos mexicanos se ha volcado en una magna exposición en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México. B. Traven se integra de 300 piezas y documentos sobre el escritor cuyo año de nacimiento todavía es incógnita. La muestra explora la práctica de explorador y guionista de B. Traven, y la menos conocida hasta ahora: la de fotógrafo. Pero, como he dicho antes, ahí están los libros. Olviden al hombre. Escriban de su obra. Ahí vamos.

b traven museo de arte moderno

B. Traven.

FILÓSOFO IMPACIENTE EN TIERRA DE PRIMAVERA

En la muestra, que estará abierta hasta el 30 de octubre de 2016, es posible echar un vistazo a su libro más importante: Land des Frühlings (Tierra de la primavera), de 429 páginas y con más de 140 fotografías de paisajes y de indígenas del sur de México que capturó él mismo.

En el libro aparecen, en forma de teorías, argumentos y relatos de hechos, las ideas principales con las que Traven realizó sus cuentos y novelas. Aquí plasma su indignación, su coraje por las desigualdades, y su intenso involucramiento en la suerte de los desamparados. Conocemos entonces a un Traven idealista y anarquista, filósofo impaciente, observador de la naturaleza, humorista, un romántico sentimental del siglo XIX y un irónico del siglo XX. Además identificamos un lado humano que Traven distorsiona deliberadamente en sus novelas, a un lector educado, voraz y crítico, y a un intelectual cuyas raíces están bien profundas tanto en la historia y cultura americana como en la europea.

Land des Frühlings fue publicado en 1928 (una segunda versión abreviada salió a la luz en 1950). Pero en inglés fue publicado hasta 1966. Traven no estaba convencido de que el libro aún tuviera vigencia. Y, sin embargo, Tierra de la primavera es un volumen que, como los mejores, no tiene fecha de caducidad. Está dividido en dos partes: una es una lectura de la arqueología, geografía, antropología, sociología e historia de Chiapas, y de México; la segunda es un reporte de viaje a través de aquel estado del sureste mexicano que el autor realizó a pie, en carro y en mula, solo y con un guía indígena.

El libro está dirigido específicamente al lector de la clase trabajadora alemana, de quien no se espera que sepa nada de Chiapas, ni siquiera de México. Maestro metódico, Traven da instrucciones al lector no solo de la sabiduría tradicional y ancestral de Chiapas, sino también de la idiosincrasia de México, Estados Unidos y Europa. Y, al hacerlo, discute lateralmente cientos de ideas y tópicos: desde pulgas, garrapatas y mosquitos, hasta Porfirio Díaz; desde la institución del matrimonio para los británicos, hasta el imperialismo americano; desde las corridas de toros españolas y mexicanas, hasta el individualismo del los filósofos chinos y de los poetas indios. Traven describe la flora y la fauna de Chiapas, el mar y las orquídeas en la jungla; observa el comportamiento de insectos, reptiles. La abundancia, el esplendor y la exuberancia de la selva y de los recursos naturales son ampliamente explicados con dibujos, grabados, fotografías.

b traven museo de arte moderno2

Pero Traven no se detiene ahí. Expone una serie de argumentos y los concluye con profecías y visiones. Land des Frühlings se convierte en un libro acerca del destino del hombre. Traven sugiere que las ruinas de la primera civilización se pueden encontrar no en Mesopotamia o África, sino en las junglas de Chiapas, bajo las ruinas causadas por temblores y erupciones volcánicas. Además propone que Chiapas puede ser incluso la cuna de la civilización, que quizá el hombre se originó en esa selva y luego se expandió por los continentes. Esto convertiría a Chiapas en “la tierra de la primavera”.

Lo anterior también convertiría a los indígenas en la raza originaria. Según Traven, éstos cargan en su individualidad los rastros de todas las demás razas en la tierra y trata de documentarlo con evidencia arqueológica. En este sentido, excavaciones recientes en varios lugares de Estados Unidos han mostrado que ya existían sociedades en este continente hace muchos más años de los que se creía; se han encontrado esqueletos que datan de hace ocho mil y 14 mil años antes de Cristo. Algunos encontrados en San Diego parecen datar de hace 48 mil años. La teoría de que el hombre cruzó el puente que une Siberia y Alaska, hace 20 mil a 30 mil años, quizá debería ser revisada. Traven especulaba en 1928 la posibilidad de que más bien el cruce fue al revés de América a Asia y luego a Europa.

Buena parte de Land des Frühlings tiene que ver con los tzotziles. Traven convivió con ellos y estudió sus costumbres y lenguaje. Descubrió que para ellos la acumulación de bienes materiales era desconocido. La ambición individual, la avaricia y la codicia por el poder son los motivos que llevan a los hombres blancos a la acción, y esta triada de vicios hacen que los blancos exploten, esclavicen y maten a otros seres humanos. Traven llega así a una de sus tesis principales: que la salvación del hombre, particularmente del hombre blanco, reside en los indígenas mexicanos.

b traven museo de arte moderno3

Y aunque reconoce que la nueva civilización no será india pura, pues habrá influencias europeas inevitables, lo que cuenta es que no será una nación esencialmente europea. Según él, la sangre indígena le dará a la humanidad fortaleza.

Las ideas de Traven son similares a las que 20 años más tarde José Vasconcelos plasmaría en La raza cósmica. E incluso hoy en día quizá esta teoría tenga un paralelismo en los chicanos que en Estados Unidos se definen a ellos mismos precisamente en términos de “La raza”.

BLANCOS E INDIOS

Esta diferencia entre blancos e indios está plasmada en la literatura de Traven. En su cuento “Canastitas en serie,” un tejedor de cestas se niega a realizar una producción en masa y además reducir el precio en una clara noción industrial capitalista. El indígena considera que realizar tantas cestas eleva el precio, pues le quitaría tiempo para sembrar y realizar otras actividades vitales. Además de que no podría imprimirle su alma a cada cesta si se decidiera a trabajar en serie. Por supuesto, el gringo y el indígena no se entienden en absoluto.

En La rosa blanca, la diferencia entre de los dos tipos de ethos se convierte en tema de la novela. La avaricia del hombre blanco destruye el modo de vida indígena y asesina al hombre que representa ese estilo de vida: Jacinto Yañez, pues los blancos americanos quieren su tierra. En casi todas las novelas y relatos de Traven los hombres blancos esclavizan a los indígenas.

b traven museo de arte moderno4

LA EXPERIENCIA HUMANA

Las novelas El tesoro de la Sierra Madre y El general: tierra y libertad tienen un nivel metafórico y sirven como espejo de la experiencia humana. Los temas y las conclusiones son parecidos; pero los métodos narrativos distintos.

El general: tierra y libertad es el libro menos conocido de los dos. En éste se retrata el espíritu de rebelión que poco a poco se expandió a través de campos y haciendas; y que culminó con el reinado de Porfirio Díaz. Cuando Traven llegó a México, sus simpatías socialistas y anarquistas se fortalecieron al observar las prácticas peoniles todavía vigentes, aunque supuestamente habían sido abolidas en la Constitución de 1917.

El general: tierra y libertad es una novela de guerra y de aventuras. Una pequeña banda de guerrilleros subsiste a duras penas, sobreviviendo emboscadas, escapando de traidores y espías a través de la jungla. A pesar de la pequeña escala, el entendimiento de Traven de la estrategia y las tácticas de guerrilla se revelan en esta novela. El inicio es un juego de ajedrez. El General debe comandar a sus fuerzas rebeldes indígenas —formadas por peones— a través de la jungla contra las fuerzas del Ejército Federal; con un juego táctico del gato y el ratón, con los rebeldes escondidos en la jungla, yendo de una finca a otra y escapando de rurales y federales. A través del Profesor, Celso y Andreu, Traven muestra la pasión y la humanidad de las guerrillas cuando hablan de sus familias, del hambre y de su anatema de batalla: “Tierra y libertad”. Mientras la acción se desarrolla, conocemos el carácter del General, quien hasta cierto punto solo se ve como estratega. Luego muestra su lado humano, cuando el teniente Manero comete un error por el que se pierden vidas y pide permiso para inmolarse en castigo. El General lo perdona.

b traven museo de arte moderno5

El tesoro de la Sierra Madre se acerca a la humanidad del otro lado de la moneda. Explora las terribles profundidades de la codicia humana. Tres hombres blancos buscan oro. Al principio resalta su actividad física para llegar hasta el final del camino; pero una vez que han encontrado el oro es la mente lo que iniciará la actividad más frenética. Dobbs tiene la mente criminal, mientras que Curtin y Howard no confían el uno en el otro y temen la manipulación de Dobbs, por lo que deben jugar sus cartas sabiamente. El conflicto se resuelve mediante una alianza de conveniencia tan cínica que no sabemos si es el mismo autor compasivo y socialista de otros relatos. Sin embargo, el final obedece a las reglas de Hollywood: el mal karma atrapa a Dobbs, Curtin encuentra la abundancia y Howard halla alimento espiritual.

Aunque El general: tierra y libertad utilice la experiencia colectiva de un ejército y la causa humanitaria del general que lucha por una causa mayor, El tesoro de la Sierra Madre explora la lujuria y el deseo individual para prosperar y sobrevivir en un mundo material. La habilidad de Traven para diseccionar la naturaleza humana en dos enfoques separados, el macro y el micro, despliega el rango de la narración y revela su pasión por el conflicto eterno.

El puente en la selva, de 1929, es la única novela de este autor en la que una mujer es la protagonista, y aunque la acción es pausada, se trata de una joya. Traven muestra su habilidad para narrar las situaciones en el día a día de los indígenas mexicanos; y especialmente cómo eran explotados por rancheros, patrones y empresas petroleras.

b traven museo de arte moderno6

Gabriel Figueroa y B. Traven.

Pero no nos dejemos engañar: gente que lo conoció de cerca no tenía una buena opinión de la persona. Por ejemplo, John Bright, el guionista de La rebelión de los colgados, describió a Traven así: “Terrible, asqueroso. Un cascarrabias. No me gustaba nada. Vivía en Acapulco y tenía tres perros salvajes. Los entrenaba para seguridad y mataron y se comieron a su sirvienta. Creo que era una persona despreciable. Un hombre vicioso… con una justificación revolucionaria”.

¿QUIÉN ERA B. TRAVEN?

Traven Torsvan llegó a México vía Tamaulipas en 1922 o 1923 y se quedó aproximadamente medio siglo. La conexión de B. Traven con Ret Marut la hizo por primera vez el investigador de Alemania del Este, Rolf Recknagel, en su libro de 1966 B. Traven: Beiträge zur Biographie (Contribuciones a una Biografía). B. Traven le ofreció su primera novela a la Büchergilde Gutenberg (Gutenberg Book Club), un servicio de suscripción para la clase trabajadora alemana en 1926. Se llamaba Das Totenschiff (El barco de la muerte), y cuando la  Büchergilde lo publicó, por entregas, se convirtió en un éxito inmediato. Entonces, los compañeros revolucionarios que habrían conocido a Ret Marut reconocieron su estilo en este libro. Ahí inició el juego de adivinanzas acerca de la identidad de B. Traven. La evidencia que encontró Recknagel fue suficiente para asumir una conexión entre Marut y Traven; a pesar de las duras condiciones en que trabajó, jamás pudo salir de Alemania del Este. No solo estaba prohibido, sino que jamás hubiera podido reunir el dinero para viajar a México. Aún así fue el primero en establecer la conexión entre Marut y Traven, que fue reconocida por los investigadores que vinieron después de él. Por si fuera poco, cuando Traven murió en 1969, muchas de las teorías de Recknagel fueron reivindicadas por la información que su esposa hizo pública.

Si Traven en efecto fue Richard Maurhut, mejor conocido como Ret Marut, entonces fue integrante fundador del Gobierno Revolucionario de la República Soviética Bavaria (Räterepublik), que apenas duró un par de semanas. Fue arrestado y condenado a muerte, pero escapó del pelotón de fusilamiento en 1919 y desapareció para siempre de los radares europeos. Nunca fue capturado ni llevado a la justicia.

Se sabe que Marut creó la revista Der Ziegelbrenner (El fundidor de ladrillos) que constó de 40 números, y fue publicada en intervalos irregulares en Munich de 1917 a 1921. La revista se ofrecía como una revista de cultura y prometía ensayos políticos, de economía, filosofía y sociología; así como contribuciones estéticas, reseñas de libros, crónicas de teatro y controversias contemporáneas. Tanto el color como la forma de la revista era la de un ladrillo. El tono era satírico y se criticaba severamente al gobierno y a la guerra pero de manera velada. Ya con la Primera Guerra Mundial en puerta, la censura era estricta, las declaraciones antibélicas se consideraban traición. Todos se preguntaban cómo en esos tiempos convulsos este periódico anarquista aún conseguía papel y se permitía su publicación; había rumores de que el editor estaba conectado con el Kaiser Wilhelm II.

b traven museo de arte moderno7

De 1919 a 1921, Der Ziegelbrenner estuvo circulando, pero era imposible encontrar una dirección a la cual escribir al editor o enviar libros para reseñar. Marut continuó publicando cuanto quiso, hasta que desapareció por completo de los radares europeos.

El investigador Karl Guthke, quien viajó a México y pudo visitar la casa y archivo de B. Traven, cita una frase del diario de Traven fechada el 26 de julio de 1924: “Marut está muerto”. Y en los días subsiguientes de la muerte de Traven, Rosa Elena Luján, su viuda reveló que en efecto B. Traven y Ret Marut, el anarquista bavario, fueron la misma persona.

El periodista Gerd Heidemann arriesgó la teoría de que el nombre estaba basado en el río Traven al norte de Alemania cerca de Lübeck, donde se cree que el escritor vivió antes de convertirse en Marut. Otro investigador anduvo tras la identidad de Traven desde 1960. Viajó a México más de una vez, rastreó a Hal Croves, y hasta lo entrevistó y le tomó fotos. También siguió todos los rastros posibles de la vida de Ret Marut, pero jamás llegó a los orígenes.

Algunos editores de los primeros trabajos de Traven, especialmente en las traducciones, pusieron el nombre de Bruno. Pero la “B” no era una abreviación de nada. Traven lo aclaró él mismo acompañado por su editor en 1950 en la publicación de noticias B.T. Mitteilungen (Noticias B.T.).

Traven_1

Guthke publicó la biografía más completa de Traven, consta de 840 páginas y se titula B. Traven: Biographie eines Rätsels (1987). Se tradujo al inglés y se publicó en 1991 bajo el título B. Traven: The Life Behind the Legends.

La pregunta de quién fue Ret Marut antes de 1912 nunca se ha resuelto. Se cree que nació alrededor de 1880. El escritor inglés Will Wyatt (The Man Who Was B. Traven, 1980) intentó demostrar que Marut era en realidad Otto Feige, nacido en Schwiebus, Alemania, ahora Polonia e hijo de un ceramista, pero esta teoría no tiene fundamento.

Traven, quien en México también se hizo llamar Berick Torsvan, Traven Torsvan, y Hal Croves, se convirtió en ciudadano mexicano en 1951 y se casó con la mexicana Rosa Elena Luján, en 1957. Por voluntad propia oficializó el 4 de marzo de 1969 su nombre como Traven Torsvan Croves y también aclaró que había usado en su carrera literaria los nombres: B. Traven y Hal Croves. Murió en la Ciudad de México el 26 de marzo de 1969.

Su testamento afirma que nació en Chicago Illinois el 3 de mayo de 1890, hijo de Burton Torsvan y de Dorothy Croves Torsvan, ambos muertos. Pero no hay ninguna información que confirme este hecho. De modo que su pasado permanece en la penumbra.

b traven museo de arte moderno8

Editor Yaconic

Editor Yaconic

congreso picnic arts mediaentrada2
Previous post

CONTRA LOS PORTAFOLIOS: CONGRESO PICNIC ARTS MEDIA 2016

joe crepusculoENTRADA
Next post

EL TROVADOR TECHNO. UNA ENTREVISTA CON JOE CREPÚSCULO