Mariana Muñoz/@saysmenaive

Banksy lo ha hecho de nuevo. Luego de visitar en 2005 la franja de Gaza para pintar algunas piezas en el muro que rodea al territorio palestino (una barrera de concreto impuesta por Israel a manera de apartheid), el artista inglés provocador por excelencia regresó al lugar de manera ilegal para pintar otra vez y producir el video Haz que este sea el año en que descubras un nuevo destino.

A manera de promocional turístico, Banksy nos hace un mapeo de las comunidades destruidas por las bombas y el asedio militar (en 2014, expone, la operación “Margen Protector” destruyó 18 mil casas). Con una melodía tintineante seguimos al grafitero anónimo de Liverpool —se dice que tiene 40 años de edad— a través de los túneles ilegales para ingresar a Gaza, cargado de una caja de aerosoles.

BANKSY 01

Banksy pintó tres piezas: En un pedazo de lo que fue una pared vemos un esténcil, “Bomb damage”, en el que un hombre coloca su mano en la cabeza a manera de lamento; en otra pieza vemos a unos niños columpiándose alrededor de una torre de control militar, y en la tercera tenemos a un gatito blanco con un moño rosa al cuello, que toca una madeja de varillas a manera de bola de estambre.

BANKSY 02 BANKSY 03

En una de las fotografías —que Banksy colgó en su sitio oficial— se ve a algunas personas observando la pieza del columpio, y en el pie de foto se lee: “A menudo Gaza es descrito como ‘la prisión al aire libre más grande del mundo’. Pero eso parece un poco injusto, porque ellos [los palestinos] no cuentan con electricidad y les cortan el agua potable casi todos los días”.

BANKSY 04

“El gato encontró algo para jugar. Pero ¿qué pasa con nuestros hijos?”, dice en tono irónico y crítico un hombre adulto frente a la cámara, mientras observa la pieza del minino junto a una mujer y otro hombre, y algunos niños corren y juegan frente a ellos, en un vecindario que muestra los estragos de los ataques.

BANKSY 05

Banksy está acostumbrado a generar polémica; es uno de sus objetivos. En 2005, durante su primera visita a Gaza, el también director de cine explicó en un comunicado que le parecía excitante transformar la estructura más degradante del planeta —el muro— en la galería más grande del mundo. Sin embargo, también contó como un anciano le dijo que sus piezas embellecían al muro, y que eso no era lo mejor, dado que odiaba esa pared. Luego lo mando a casa.

 

YACONIC

YACONIC

Previous post

NICK VEASEY: RADIOGRAFÍAS DE LA BELLEZA INTERIOR MEXICANA

Next post

FOTO BUZÓN: UN MOVIMIENTO DE FOTOGRAFÍA PÚBLICA