Yaconic habló con un integrante del colectivo Heliogábalo: una organización de artistas, escritores y hackers mexicanos creadores de la aplicación Yourpanamapaper. Con este sencillo dispositivo, ponen en manos de cualquier parroquiano “cagarle el palo” al despacho Mossack & Fonseca, una firma especializado en ocultar y gestionar los recursos de empresas offshore en paraísos fiscales.

Por Raúl Linares / @jraullinares

panama-5

Es fácil de usar —explica con su marcado acento norteño, el anonimato como norma y una risita infantil que se le escapa por el pasamontañas—: de tu computadora escoges un documento cualquiera. Por ejemplo, puede ser la foto de tu mascota, de tu pito, tus nalgas, la tarea de tu hermana, los huevos de tu perro o los documentos del CONEVAL que monitorean los indicadores de pobreza y marginación en México… lo que sea.

El hacker que forma parte del proyecto Your Panama Paper, advierte que a partir de ese momento, formarás parte de una sátira política a nivel global: “Desde luego es una forma menos solemne y demencial de cagarles el palo a los poderosos. De decirles a esos reverendos hijos de su puta madre que tú también puedes formar parte del juego”.

Continúa:

“Abres tu navegador y escribes en la barra de navegación la dirección http://yourpanamapaper.com/, donde aparecerá un dibujito al estilo de los videojuegos de 8 bits. Abierta la ventana, le pinchas el ícono que aparece en la pantalla; ¡sí! ese que dice Hide your own document in Panama. El programa en automático desplegará una imagen para adjuntar el documento que previamente seleccionaste.

“Lo cargas, le pones send y ¡listo!

“En cuestión de segundos, el programa generará un correo electrónico que distribuirá a las más de 40 oficinas que posee el despacho Mossack & Fonseca en todo el mundo, alojados en un mismo servidor web. Ese despacho se hizo famoso en la palestra internacional por ocultar millones de dólares de empresas offshore en paraísos fiscales. Quizá, producto del lavado de dinero, el crimen organizado, la evasión fiscal, el fraude o el enriquecimiento ilícito.

Todos recibirán un correo electrónico con tu documento y la leyenda:

Hola, sabemos que quizá estés muy ocupado ocultando todo tipo de cosas desagradables. Sin embargo, otra persona le gustaría ocultar su propio documento en Panamá. Estamos en una página web que permite a las personas como yo enviar sus documentos a ustedes. Estamos seguros de que ustedes sabrán qué hacer, ¿a eso es a lo que se dedican, no? ¿No se dedican a ocultar cosas?

Ahora toda tu bandeja de entrada le pertenece a todos.”

panama-1

Prometen que podrás sentirte –más pobre, eso sí– como el más privilegiado y corrupto de los contratistas de Enrique Peña Nieto.

***

#YourPanamaPaper forma parte del clandestino colectivo Heliogábalo. Una organización conformada por artistas, escritores y hackers mexicanos, empeñada en reinventar la política y quitarle la solemnidad  a la indignación. Temeroso y tímido, Artaud (el sinónimo que usaremos para mantener su anonimato), confiesa que el clima de corrupción e impunidad, muy probablemente no tenga fin con acciones como las que emprende, sin embargo, con pequeñas iniciativas de este calibre, quizá redima a “la risa, y asuman la posición política que les corresponde”.

“Es hacer arte situacionista. Eso sí, menos clavado. Nos inspiramos en el proyecto de Luther Blissett, un personaje colectivo creado a finales de los noventa, que juntó a varios artistas y escritores con el fin de firmar acciones cómicas y artísticas… sólo para chingar”.

—¿Cómo se les ocurrió este proyecto?

En marzo de 2016, cuando distintos medios de comunicación dieron a conocer los #PanamaPapers, en Heliogábalo notamos que a la gente no le provocó mucho. Esperábamos que con esa investigación al menos las personas se sacudieran y despertaran de su anonimato. Ese ha sido el fenómeno de corrupción global más importante en los recientes tiempos, contesta Artaud.

—Entonces, ¿buscan despertar conciencias?

Más que eso, creo que la gente sí sintió algo. Se sintió indignada pero detrás del escritorio. El problema es que las viejas formas de ejercer política (indignación-movilización-urnas) ya han dado todo de sí. Los ciudadanos no pueden dejar de sentirse molestos, pero no encuentran formas de expresar su rabia y ser efectivos. Pensamos una solución: si nada pueden hacer, entonces caguen el palo y diviértanse.

Si pudiera definir al #YourPanamaPaper en un concepto serio, sería básicamente una “gestión de cagapalismos”.

yourpanama-2-2

Correo electrónico enviado desde algún despacho de Mossack & Fonseca, en respuesta al proyecto Your #PanamaPaper

—Suena como como al punk pero sin mohawks ni rock…

—Sí, en efecto; es un especie de prank político; una acción directa; tirar mierda sin romperle los vidrios a McDonald’s… hasta a esas cosas ya se acostumbraron.

—Pero al mismo tiempo suena inocente.

La bronca es que en este vacío de imaginación política, la risa es un remedio para no caer en la abulia y completa desesperanza. Hace falta chingar (a los poderosos) pero ese horizonte hoy parece imposible, inimaginable. La esperanza —y no se malinterpreten mis palabras adquiere una connotación un tanto subversiva en estos tiempos obscuros, no obstante, carecemos de un lenguaje para articular algo nuevo. Llegará. Pero mientras avanza, podemos asumir pequeños actos de resistencia que resulten atractivos y divertidos.

Hacker-2

—Nietzsche… La gaya ciencia.

Exacto. La acción es más cercana a Nietzsche: recién el hombre comienza a ponerse más interesante, escribió a finales del siglo XIX. Estamos a inicios de la era artificial, la nanotecnología, el colisionador de hadrones, el dominio del internet en la vigilancia. ¡Carajo!, seguimos haciendo la política de la que Nietzsche se zurraba hace ya siglo y medio. Hay que ponerle más candela, más humor a esta onda que parece irse a la mierda.

Ahora, por otro lado, será imposible si no salimos del lenguaje, de la enunciación de conceptos como lucha de clases, poder popular, revolución y todas esas mamadas que nos encierran en la repetición de la historia. Si hoy deseamos la revolución auténtica, tenemos que salir del lenguaje mismo como sugería William Burroughs. Es algo complejo, podríamos empezar con algo tan animal y humano como reír.

—Pese a todo, ¿no sienten que están haciendo algo ilegal?

No, en realidad es una acción de tipo escrache y ocupación de un dominio que en sí es público: el e-mail. Nadie puede demandarte porque una página promueva mandarte correos electrónicos. La verdad es que hay unos muy cagados como un meme con las pelotas de perro y la leyenda “guárdame estos”. La onda es ocupar virtualmente ese espacio, pero al hacerlo sólo queremos saturarles la bandeja de entrada con mensajes chocantes.

Eso sí, sería divertido que un hacker, más profesional y malévolo, después les pusiera en su pinche madre.

panama-2

***

YourPanamaPaper probablemente sea dado de baja por la policía cibernética en el transcurso de estos días. Si quieres participar ocultando tus documentos en los correos del despacho Mossack & Fonseca, como cualquier contratista de Enrique Peña Nieto o la familia del presidente ruso Vladimir Putin, sólo tienes que ingresar a ESTE ENLACE.

Artaud manda el útimo mensaje:

“Heliogábalo a veces es, Artaud, a veces es Nelson Hernández, a veces es Lautremont, a veces es el nigromante, a veces es Ricardo Atl, a veces es Debord, a veces es T García, a veces es Rogelio Zárate.”

Editor Yaconic

Editor Yaconic

entrada-escritores
Previous post

LOS PERSONAJES LITERARIOS NO PIDIERON NACER

maya pletscher ENTRADA
Next post

ILUSTRADA REALIDAD MILLENNIAL