Amplia retrospectiva del realizador brasileño

Cinema Global se dio a la tarea de organizar no sólo la revisión del trabajo audiovisual de Guimaraes en distintas sedes y formatos, sino a preparar todo un ciclo de excelentes trabajos fílmicos de nuevas propuestas de autores mexicanos, en el marco del hoy rebautizado Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Cao-Guimaraes

Cao Guimaraes

Por Pablo A. Anduaga / @Pablo_Anduaga

El cine vive una época definitoria. Afortunados quienes tenemos la oportunidad ser testigos de este acontecimiento. Por un lado hay un escepticismo sobre el futuro del cine como arte, el bombardeo de las producciones hollywoodenses aunado al monopolio de distribución en alianza con el de las salas de proyección lo han vuelto unilateral y unidireccional, lo han convertido en una industria enfocada exclusivamente a la generación de billetes, siguiendo la lógica de mercado de la escuela de Chicago y el Tea Party. El fin no justifica sino se vuelve el medio para conseguirlo.

Dicha visión pesimista es compartida no sólo por pilares fundamentales del cine como Harun Farocki o Cao Guimaraes (en recientes visitas por retrospectivas en México) sino por académicos reconocidos como Cuauhtémoc Medina o nuevos realizadores como Pablo Martínez-Zárate, Eugenio Volgovsky o Giselle Elías Karam, quienes acompañaron en conferencia de prensa a Guimaraes en la íntima sala de la Casa del Cine, recinto de difusión al cine alternativo en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El-caballo-de-Turin

El caballo de Turin

Sin embargo, dentro de esa realidad poco esperanzadora, al menos en México se vive algo que hace 15 años era imposible de pensar, no sólo la consolidación sólida de un circuito de festivales de cine de todos sabores y colores, impulsado por verdaderos amantes de este arte que cuenta historias; que ofrece perspectivas narrativas diferentes; que no niega su compromiso con lo social. Buenos ejemplos de esto son los trabajos presentados por los cineastas mexicanos.

Pablo Martínez Zárate presentó Ciudad Merced, basada en lo que realmente acontece en el tradicional barrio capitalino y que dista del cliché de prostitución y violencia difundido por los medios. Eugenio Volgovsky hizo lo propio con Mitote, un recuento sobre el flujo de vida en el Zócalo capitalino que muestra la surrealista pero cruda realidad de nuestra muy compleja sociedad. Finalmente Giselle Elías ofreció Sábado Distrito Federal, interesante proyecto que consiste en llamar a diez cineastas o artistas visuales para grabar ad libitum lo que puede ocurrir un sábado en nuestra capital.

“PARA SER CINEASATA TIENES QUE VER CINE, ENCONTRAR TU MIRADA”

“Yo amo hacer cine, capturar y encuadrar la realidad, filmo por placer. No entiendo el estar en un set monumental 12 horas con una multitud ansiosa”, afirma Cao Guimaraes, de cálida voz y con el tiempo pausado al hablar que da el dedicarse a lo que uno le gusta. “La discusión, al menos en Brasil, del cine es cómo juntar dinero para hacerlo pues lo han hecho costosísimo” explica el hijo consentido de Minas Gerais sobre sus consideraciones para la llamada industria cinematográfica, y abunda: “Hoy todo pasa muy rápido, pero realmente no pasa nada, salvo tomas de violencia y lo sexual, pero casi nadie aguanta una toma de un minuto… yo siempre he buscado llevar el tiempo de la vida al cine”, y como ejemplo están dos de sus largometrajes: A Alma do Osso, en el que documenta la vida de Dominguinhos da Pedra, un ermitaño brasileño que vive unas cueva y donde el silencio y las palabras son tesoros con diferente degustación; o bien Otto, donde Guimaraes documentó el embarazo y nacimiento de su hijo, “una celebración de la vida, íntima y confidencial como cualquier diario”.

Cao_a-alma-do-osso

Cao, a alma do osso

Ambas proponen una narrativa visual diferente al cine convencional y si bien hace 15 años el público que existía era muy reducido, hoy la perspectiva es diferente. Si bien no se compite aún (ni de broma) con los grandes emporios, existe una audiencia que busca y asiste a los ciclos y retrospectivas como la presente. Para entender el momento actual del cine Guimaraes ofrece una afilada perspectiva: “El cine es un arte muy joven, apenas lleva un poco más de 100 años, la pintura y la música llevan tanto tiempo que incluso se han declarado muerta así misma, el cine apenas está descubriendo su lenguaje y su ontología, apenas hoy podemos hablar de cineastas, aún queda mucho por descubrir”.

Largometrajes

  • El fin del sin fin
  • Calle de doble sentido
  • El alma del hueso
  • Accidente
  • Vagabundo
  • Ex Isto
  • Elvira Lorelay – Alma de Dragón
  • 61´
  • Otto
  • Ohomen das Multidóes (preestreno)

Cortometrajes

  • Hipnosis
  • Nanofania
  • Desde la ventana de mi cuarto
  • Miércoles de Ceniza
  • Tras los ojos de Oaxaca
  • Peyote
  • Sin peso
  • Limbo

Propuestas mexicanas en cinema global

Ciudad Merced / www.ciudadmerced.mx

Sábado Distrito Federal

Mitote

 

Cao Guimaraes

Rua de Mao Dupla

A Alma do Osso

Acidente

 

caoguimaraes.com cinemaglobalmx.wordpress.com

Please enter a valid URL and content for your button.

YACONIC

YACONIC

Previous post

LA FASCINACIÓN DE CINEMA GLOBAL

Next post

JUNKO HASHITANI