PALABRAS PARA MIRAR

En un mundo mediado por las imágenes, el educar con y para éstas se vuelve una herramienta poderosa para transmitir información compleja de manera versátil y atractiva. Es hora de dejar de ver a la imagen como una simple “dama de compañía”, ya que no es sólo una distracción o un entretenimiento.

Por Citlalli Urbina / @CitlalliUrbina 

IMAGEN 1 LENGUAJE DE SEÑAS

LENGUAJE DE SEÑAS

Educar para la imagen es ante todo tener clara conciencia de su potencial educativo; es entender qué elementos la componen y cómo se organizan a fin de transmitir ideas y narrar historias; es reconocer que las historietas y los espectaculares de la calle informan al individuo; es conocer los factores que determinan su génesis, su dinámica interna y la forma en que son percibidas por un sujeto determinado. La escuela en general no nos prepara para la imagen, no nos alfabetiza. Algo que sí sucede con nuestro idioma. La formación que recibimos es más pragmática y la educación para la imagen es llevada a cabo por instituciones externas al cuerpo educativo.

¿Pero qué pasa cuando la comunicación verbal no es la dominante? Tal es el caso de las personas con sordera, quienes al carecer del sentido auditivo han desarrollado de manera natural una lengua propia, gesto-visual. De ahí que su sentido visual esté siempre alerta y entiendan las ideas de una manera más eficaz mediante las imágenes.

Tengamos siempre presente que las imágenes transmiten mensajes, por ello se pueden considerar textos. Para hacer una buena lectura de éstos se deben tener en cuenta los elementos que los conforman. Asimismo es de suma importancia observar la posición en la que se desarrolla una seña en la Lengua de Señas, para que el discurso no cambie. Al igual que en una imagen cambiará el discurso si se modifica alguno de sus elementos.

Tanto la lengua de señas como la imagen cuentan con una sintaxis; éstas no son sólo “dama de compañía” del lenguaje oral. Se creía que la lengua de señas eran solo dibujos en el aire o sólo mímica. Al ser muy entendible, pareciera que si le prestamos atención acabaremos aprendiéndolo muy pronto. Pero si seguimos mirando podemos experimentar cierta irritación, porque nos parecerá inteligible. Se debe aprender a leer ambos lenguajes, para así entender lo que se nos está transmitiendo.

IMAGEN Y CONSUMO

Por Coral Medrano / @coral_sinbarrio

Internet. Bendito internet. Uno de los principales inventos que transformó la comunicación; que cambió el consumo de información, y provocó, junto con la computadora, la caída de los límites geográficos y temporales.

El acceso y generación de contenidos se hace hoy gracias a la transformación de los medios tradicionales, que lograron adaptarse a esta nueva tendencia y abrieron las distintas posibilidades de publicación. Los primeros en hacer suyas estas posibilidades fueron, sin duda, los escritores y los periodistas.

La forma de cualquier tipo de consumo está relacionada a la interconexión y el intercambio de información constante e inmediata. Ser consumidor con ayuda de la computadora, la tableta, los móviles; o lector digital, y productor de contenidos en blogs, páginas web y redes sociales. No hay límite alguno en este medio: ni de consumo, ni de producción. Internet abre las puertas de par en par a la autoedición.

Y a partir de estas tendencias, hoy podemos hablar sin titubear de un cambio en nuestra forma de leer los contenidos textuales o visuales; el soporte transforma el contenido. La hipertextualidad que nos propone la tecnología ofrece la posibilidad de un fácil acceso a los contenidos y —a veces por accidente— a una múltiple oferta de éstos. Nos convertimos en constantes consumidores de inmediateces.

Dado ese contexto, que más inmediato que una imagen: la forma más rápida de lectura y de adquisición de información con una sola mirada. Es la imagen la que se observa, la que se comprende y la que se lee. Leer a través de una imagen nunca para, nunca termina.

Hoy nos informamos y damos información de nosotros mismos a través de la apropiación de una imagen, que nos habla o que habla de nosotros, que comunica, que nos vende, que nos provoca o provoca a otros, que nos gusta o que compartimos y damos like.  Preferimos imágenes por lo desechables y por el impacto inmediato que tienen; por la reducción del tiempo en su consumo. La imagen, además, nos limitó o disminuyó la retención de información y concentración: leemos una imagen y vamos inmediatamente a otra. Ya no leemos con profundidad. Nos desespera. Nos absorbe el tiempo. ¿Cuáles son los retos de una imagen como contenido? ¿Hacia dónde va el consumo de la información?

IMAGEN 2

LA IMAGEN DIGITAL

Por Miguel Ángel LV  @McLuhan2010

Una de las más importantes dimensiones de la revolución cultural del presente no está siendo notada. Y eso es preocupante. La comunicación lingüística, tanto la escrita como la hablada, ya no es capaz de transmitir pensamientos y conceptos que tenemos en nuestro mundo, y nuevos códigos son elaborados. Uno de los más relevantes: las imágenes digitales.

Si queremos entender el mundo, no es suficiente describirlo con las palabras. Se ha vuelto necesario calcular la naturaleza, así que los científicos se han valido cada vez más de los números, los cuales son imágenes de los pensamientos. Este código ideográfico ha sido altamente desarrollado por las computadoras. Números han sido traducidos a códigos digitales y estos a su vez, han sido traducidos a imágenes sintéticas. Vilem Flusser.

Antes del alfabeto, el pensamiento humano estaba ajustado de una manera mítica. Cuando el alfabeto se impuso, se abrió camino hacia un pensamiento histórico (procesual) y éste se ha ido abandonado por un nuevo tipo de pensamiento: un pensamiento sistemático o estructurado.

En general, se ha visto como las imágenes han pasado de ser una copia o una simulación del pensamiento, a ser articulaciones de éste. La imagen se ha liberado de las limitaciones de la visión humana y de la visión de los aparatos que la captaban. Ahora se forma en una representación realista de la visión humana del futuro; la imagen digital no es una representación inferior de nuestra realidad, sino una representación realista de una realidad diferente.

Cuanto mejor asimilemos nuestra nueva realidad, podremos entender la nueva dinámica con la que desenvuelve el universo. Desde la más sencilla gestión de cualquier información hasta la más complicada proeza humana estará inmersa en este nuevo sistema de pensamiento, en el que cada quien debe de tomar muy en serio su papel que desempeñará dentro de esta nave espacial llamada Tierra. Y recordar que no hay pasajeros. Somos todos tripulantes. Marshall McLuhan.

LA ANIMACIÓN MÁS ALLÁ DE LO VISUAL

Por Javier Joaquín Z / facebook.com/javier.j.zepeda 

Cuando hablamos de animación podemos hablar de movimiento, tiempo y técnicas diversas como el stop motion, dibujo, arena, cut-out, uso de elementos pictóricos y muy recientemente de las herramientas digitales. Vemos cómo el uso de diversas tecnologías hace del término “animación” un concepto insuficiente para describir todas las formas de producción de imagen artificial; el término queda rezagado por diversas formas de producción de imagen en movimiento que los artistas han propuesto desde la década de los 50.

Una de estas formas que tienen algunos artistas de acercarse a la imagen es por medio de lo afectivo, algo que desde mi punto de vista es un salto a la “conciencia histórica”, que Vilém Flusser considera un problema en nuestra sociedad actual, al relacionarnos con los aparatos electrónicos. Según el autor esto es lo que no nos permite avanzar hacía nuevos paradigmas de conocimiento.

Para entender un poco más podríamos tomar el ejemplo del cinematógrafo, que tiene más de 100 años de haberse inventado. Luego del invento, varios directores comenzaron a contribuir en lo que se convertiría en un conjunto de estructuras sintácticas de cómo hacer cine, y pasado más de un siglo (con el desarrollo de las cámaras digitales) nos damos cuenta que seguimos utilizando varias de esas estructuras. El problema es que seguimos considerando una cámara de vídeo digital como si fuera una cámara fotográfica, cuando ya no es una imagen basada en la fotografía sino en código; es decir, materialmente no tiene nada que ver con una cámara de cine de hace mucho tiempo y la seguimos utilizando de la misma manera.

Para Flusser esto es importante porque nos detiene en el camino hacía nuevos y más sofisticados paradigmas de conocimiento. Por ello es importante poner atención al arte y sobre todo a los artistas que trabajan con el uso de imágenes digitales, pues varios de ellos ven más allá del uso convencional de las herramientas electrónicas, al transformar su funcionalidad e incluir diversos estados sensoriales a partir del uso de nuevo código, la música, la imagen, el sonido,  el tiempo y el espacio.

En el caso de la animación podemos encontrar artistas que trabajan la imagen artificial de formas muy complejas como Rioji Ikeda, quien utiliza las nuevas tecnologías para ofrecer novedosas formas interactivas, que involucran sentimientos y emociones que exploran las relaciones entre máquina, código , afecto, sensación y emoción, generando nuevas experiencias a partir del uso no convencional de los medios electrónicos. La imagen electrónica en este ejemplo no es una imagen para ver, si no para alterar los sentidos en conjunto con los sonidos que el artista genera. De esta forma podemos decir que las artes visuales tienen la capacidad de ir más allá de las limitantes que los aparatos ofrecen, y aspirar a la libertad no solo estética sino del pensamiento, que nos hace ir más allá de los paradigmas de conocimiento actuales.

DEL OBJETO A LO VIRTUAL

Por Humberto Brera / breradisegno@gmail.com

IMAGEN 3

Las actuales tecnologías del aprendizaje y el conocimiento en esta era líquida son producto, entre otras cosas, de la ergonomía cognitiva y un sin fin de conceptos escalables e imparables para favorecer usabilidad y funcionalidad como herramientas en los procesos de comunicación.

Lo anterior ha representado un impacto en el comportamiento social y las tendencias globalizadoras fomentan un modelo de cultura destinado a la individualización. Ésta inclusive es el eje rotor para el modelo de gestión educativa en línea y a distancia que tiene como finalidad mejorar la calidad en el aprendizaje, utilizando el recurso del diseño adaptable (responsive design), que facilita la portabilidad en los dispositivos virtuales, incluso en otros sectores. Asumimos y aceptamos el costo por la miniaturización y la nanotecnología en pro del mejoramiento en la calidad de vida; más potencia, más capacidad, más rapidez, en el menor tiempo y espacio.

En forma paralela nos alejamos de la re-significación de los objetos; del cambio de valor de lo matérico, como los libros, por decir de cualquier otro, que recrean y estimulan los órganos sensoriales y a la vez nos ofrecen pertenencia tangible; de lo material a lo líquido, de lo tangible a lo tácito, de lo impreso a lo digital; por un lado hablamos de realidad, y por otro lado hablamos de realidad virtual.

Así como cambian los procesos comunicativos, también a la par se generan otro tipo de vínculos que nos alejan de prácticas cada vez menos funcionales. La era digital nos ofrece soluciones que quizá no dominemos del todo, pero son las formas que tenemos de producir y socializar. Son nuevas formas de representarnos, destinadas a facilitarnos la vida pero insertándonos en un mundo cada vez más acelerado y etéreo en el que nos entrelazamos con los nuevos procesos de comunicación y convivimos con lo inmaterial.

En ese individualismo hay precariedad, inmediatez. No hay certezas. Todo es efímero y desechable y a la vez se produce una obsolescencia programada desde la misma tecnología y en todo el orden sistémico. En el lenguaje se produce una transmutación de significados. El uso desmesurado e indiscriminado de signos ahora es lo más importante. Finalmente nos adaptamos y transitamos desde el papel a los bits. Por una parte, el individuo se fortalece; por otra, la sociedad experimenta una fragilidad humana, en un proceso de selección natural. He ahí la paradoja. El avance tecnológico en las últimas dos décadas ha acarreado consigo nuevas formas de organización en la sociedad y nos ha transformado como individuos.

IMAGEN 4

YACONIC

YACONIC

Previous post

BAJO SELVA

Next post

LA FOBIA AL PREDIO VACÍO