Rock y punto.

Se es o no. Inundados por estrellas de plástico impuestas mediáticamente como Rock, una voz se alza desde la patria chilena para sumarse al nuevo movimiento de bandas latinoamericanas que llevan en la sangre la fuerza, honestidad y potencia del género, y en el caso de Cler, mucha clase.

Por Pablo A. Anduaga / @pablo_anduaga

Cler Canifrú es una guitarrista de Rock en toda la amplitud del concepto. Es un músico de sólida formación y amplia experiencia escénica capaz de interpretar cualquier género, (trabaja como músico de sesión) pero al hacer su música se desborda su pasión por lo rockero, hoy en día de escasa presencia en las propuestas contemporáneas.

Damas que toquen la guitarra eléctrica profesionalmente no abundan, pero que sean patrocinadas por empresas trasnacionales en guitarra, amplificadores y cuerdas son extraordinariamente escasas. Nada se la ha regalado y han sido sus dedos quienes han ido conquistando un lugar tanto como artista como en el gusto de la gente. Yaconic tuvo el placer de platicar con la santiaguina.

-Nos sorprendió gratamente conocer tu material; para entrar en contexto, en México se han hecho dos investigaciones (Tere Estrada –Sirenas al Ataque- y Silvia Oliva –La música silenciada-) sobre el complicado andar histórico de la mujer en el Rock, ahora te lanzas como solista, cuéntanos cómo ha sido para ti entrar en la música y en el mundo del Rock.

-Es verdad, a la mujer le cuesta el doble porque siempre tiene que demostrar más, a mí me ha tocado ver mucho prejuicio masculino en el sentido de que “ella muestra el escote y por eso le resulta la cuestión”, eso pasa mucho; pero en general, la acogida que yo he tenido aquí en mi país y en otros lugares (gracias a los patrocinios que me han dado de amplificadores y guitarras) ha sido súper buena, no me he sentido discriminada. Siento que he tenido suerte o he hecho bien las cosas.

-Revisando tu material, vimos un video con Míriam Hernández en donde tocas un solo demoledor y el otro guitarrista te empuja… ¿eso fue actuado o real? porque generó revuelo en Youtube.

Sí, me lo han preguntado harto, era parte del show, en donde el hombre llega y me empuja y él empezaba a hacer el solo, pero nunca se entendió como tal, una broma, parece que lo hacía en mala onda pero era parte del show.

Cler Canifrú

-Escuchar Escorpiones (primer sencillo) fue refrescante por el aterciopelamiento brutal desde hace 15 años en el Rock que vivimos en toda Latinoamérica; diferimos con quienes te catalogaron como Rock Pop en algunas reseñas.

Gracias, mis influencias están en el rock noventero como Pearl Jam, Alice in Chains, incluso tengo mucho del rock clásico, Led Zepellin…  en el momento en que yo decido hacer mi música voy a hacer lo que realmente me ha gustado de corazón, lo que me ha gustado desde que tomé una guitarra hasta el día de hoy, ya hace 15 años. Lo que entiendo es que si mi música la hiciera un hombre entonces la nombrarían Rock, pero como lo hace una mujer la nombran Rock Pop, me da esa sensación pero tampoco me da lata, no me enoja, al final no puedo controlar lo que diga la prensa, pero que digan que mi música es rockera me habla de que sí está llegando lo que yo quería demostrar, que era mi influencia del Rock más que de otro estilo

En Latinoamérica tenemos festivales donde se encasilla a bandas dentro del Rock cuando no lo son. Dice Alice Cooper que las bandas de ahora “piden permiso” y tiene miedo de incomodar, ¿cómo vez el género a partir de Chile hacia todo el continente?

Yo siento que el Rock, a diferencia de muchos estilos, tiene mucho de ideología, de una forma de gestar la vida, de solucionar, no sólo es la fachada, dentro de esa ideología eso de andar pidiendo permiso… ¡eso no puedo pasar en el Rock! Esa también es mi idea, no pretendo ser alguien que no soy y buscar una imagen súper ruda y antisistema, porque mi personalidad es súper relajada, no me busco problemas con nadie. Nunca voy a ser algo que no quiera, y dentro de eso tampoco voy a pedir permiso o con timidez a la hora de mostrar mi música, pues es lo que me gusta al 100% .

Un distintivo tuyo es tu formación musical, a veces se carece de una profesionalización en el medio, tú lo traes desde casa, según sabemos tus padres tocaban Jazz

Mi papá tocó Jazz, lo hizo en su juventud y después se dedicó a otras cosas; mi mamá cantaba pero lo hizo hasta sus veintes y luego también lo dejó. Cuando yo nací ellos me motivaron a todo el cuento artístico, ellos pensaron que cuando creciera también lo iba a dejar, pero cuando ellos se dieron cuenta de que yo estaba decidida a seguir por la senda musical al principio les dio un poco de susto, el medio para el artista es difícil, aquí en Chile cuesta mucho porque no hay muchos lugares para tocar y es súper difícil sonar en las radios locales, pero al final mi madre me dijo: “si es lo que realmente quieres te vamos a apoyar con la condición de que seas la mejor, te vas a dedicar a lo que quieres y no tienes excusa para ser alguien del montón”. Y ahí empecé y me sigo dedicando a ello, entré a estudiar la carrera de música como guitarrista porque quería tener a mi alcance todas las herramientas para poder trabajar y desempeñarme en cualquier situación, no solamente en el Rock o de sesión, defenderme a toda costa en el medio pues yo no tengo otra carrera ni otra cosa alternativa para vivir, obviamente hay músicos que no tiene formación académico y son increíbles, yo no me imagino a Hendrix estudiando en una escuela de música. Es una decisión muy personal

¿Qué viene en tu primer disco además de Escorpiones?

Escorpiones es el primer single y viene el disco con todas las influencias que te comentaba, es un desafío porque es cantado y de inicio yo siempre tuve en mente hacer un disco instrumental / guitarrístico, pero bueeeh!! tan desafinada no soy (risas) puedo combinar ambas cosas, es importante porque es un desafío. Viene bien rockero, hartos solos de guitarra porque tengo que hacerlo pues me gusta, es un sello. El disco va a estar listo a mediados de este año y espero sacar el segundo single en poco tiempo.

¿Tienes alguna fecha por nuestra tierra, has tenido algún acercamiento para que nos visites?

Espero que si no es en el segundo semestre sea el próximo año, a México lo tengo súper contemplado pues la gente siempre ha sido muy gentil y es un país que me gustaría conocer.

Vimos varios videos instruccionales tuyos, ¿Qué te motivo a compartir tu experiencia y tips con la gente?

Esos videos se deben a que una de las marcas con las que estoy auspiciada (Laney) y la tienda que trae esos amplificadores en Chile estuvo haciendo esos videos con tips para varios instrumentos, para los tips de guitarra me llamaron para grabarlos, yo no tuve ningún problema en hacerlos pues pienso que el conocimiento se comparte, es suficiente con lo que hay que pagar por la educación, por lo menos acá, como para no regalar un poco de conocimiento propio a la gente que le puede servir.

¿Qué guitarristas te marcaron?

El primero que empecé a escuchar, el primero que yo dije “Wow, quiero ser como él”, fue Joe Satriani, siempre me gustó por más que haya gente que diga que es súper técnico y no tiene feeling, yo encontraba que era todo lo contario, era todo un show y fue mi primera  inspiración. Cuando entré a estudiar la carrera conocí a varios guitarristas de otras aristas del Rock pero no tan progresivos, como Wayne Krantz, que es un guitarrista norteamericano de fusión que me gusta mucho y ese fue mi mayor acercamiento al Jazz. Ese guitarrista me gusta mucho porque es súper rítmico, solea y todo pero con un lenguaje muy rítmico y yo nunca he notado nada parecido en otro. También, por supuesto, quien siempre me ha gustado desde el principio hasta hoy es Slash, me gusta que todos sus solos son como si una persona estuviera hablando, súper cantables y uno perfectamente podría corear un solo de Slash como si fuera una canción, lo cual no pasa con otros guitarristas. Otra influencia grande que tengo es Paul Gilbert, tal vez es tan sencillo lo que toca, pero lo hace de tal manera que te toca la fibra como nadie más, yo aspiro a ser así, quizá no ser tan progresiva pero decir tanto con pocas notas…

Amm… pues… tiene una conexión especial con su instrumento…
¿…quién te dije… fue Paul Gilbert?!
Sep…
-¡No, no! (risas) ¡David Gilmour! ¡Nada que ver!
-Ándale ahora sí

Hablaba de Gilmour, los primero solos que empecé a sacar tras pasar la etapa de Satriani fueron los suyos, saqué todos sus solos e intenté acercarme aunque sea un mínimo a esa sutileza para hablar con la guitarra, porque lo que él hace es conversar a través de su intrumento.

¿Qué puede esperar alguien que vaya a un concierto de Cler Canifrú, què quieres transmitir?

Cuando me vayan a ver en vivo me interesa que lo pasen bien, que van a ver un show súper natural, sin ningún ánimo de aparentar ser la diva del Rock sino que sea un “carrete” como decimos acá, que significa irse de farra; ir a pasarlo bien, disfrutar del Rock y que sepan que arriba del escenario soy exactamente igual que abajo y en ningún momento se van a encontrar con dos personas diferentes, por ningún motivo.

Cler Canifrú 2

Ya que lo mencionas, tenemos este rockstarismo que critican bandas como Russian Circles o Tera Melos…

Ah, claro, conozco a ambas…

Ah pues nos comentaba Mike Sullivan (Russian Circles) sobre que el Rock hace familia y comunidad, ¿qué opinas de esta ambivalencia con el rockstar que vende el mainstream?

En la vida siempre se va a encontrar uno con personalidades rockstars aunque no sean músicos, siempre hay gente que es “subida por el chorro” como decimos acá (risas) que vendría siendo que es rockstars (mexicanizado: “cotizado”) y en la vida artísticas también; ahora lo que dice Sullivan estoy completamente de acuerdo, como te decía, el Rock tiene mucha ideología, se supone que es algo en lucha contra lo establecido y eso va de la mano con hacer comunidad, en el momento en que te transformas en un rockstar alejas a las personas que podrían llegar a ser familia dentro del Rock, con esa actitud uno solo se aleja, y además los tiempos no están como para estar de rockstar por la vida, cada día hay más bandas súper buenas y en vez de estar en contra de ellos mejor únete, dos cabezas piensan mejor que una.

Bien lo refieres, los tiempos no están sencillos, tenemos en México y Colombia una narcoviolencia desenfrenada, Venezuela está que arde, sabemos de los movimientos estudiantiles en Chile… ¿qué le da el arte y la música al incluirlo en la vida de la gente?

Como está la situación actual el rol del arte es entregar un herramienta que funciona como una gran voz social que es una instancia para manifestarte para quien no es tan agresivo y no va a las marchas o a las protestas sociales, ésta es otra forma. Hagamos arte, que también puede ser político, no necesariamente quemado cosas… esa es una ideología pero también hay otro grupo que prefiere combatir esto de otra forma y qué mejor manera que hacerlo a partir del arte, por eso yo creo cumple un rol muy importante y esperanzador. Sirve para no convertirse en un ente que no piensa ni cuestiona nada. No sé bien si puede transformar a la sociedad pero sí es una herramienta social importante.

¿Qué viene para ti en el resto de 2014?

Yo me demoré en sacar mi proyecto personal porque tenía mucho trabajo, necesitaba la chamba y postergué mucho mi proyecto pero para este año decidí no tomar tanto trabajo y dedicarme a lo mío, terminar el disco y sacarlo, empezar a ser giras, tocar en vivo. Tampoco voy a dejar de trabajar en sesión porque de ahí saco la lana para poder costearme lo otro. Este año podrán verme como solista y no en un papel secundario como hasta ahorita.

Por favor… te pedimos algo… no dejes de hacer esa música potente y carácter, ha sido demasiado terciopelo.

Así va a ser, incluso los próximos singles serán más oscuros, es más… me atrevería a decir que Escorpiones es el más “popero” de lo que podrán encontrar en el disco. Un abrazo para todos.

YACONIC

YACONIC

Previous post

APROXIMACIONES AL ARTE CONTEMPORÁNEO

DESAFÍO A LA ESTABILIDAD
Next post

DESAFÍO A LA ESTABILIDAD