Por Raúl Campos / @snarulax

Hace unos meses Noodle, la guitarrista de Gorillaz, subió al soundcloud del grupo un mix con una selección de sus mujeres “patea culos”. Esto hizo que todos los portales de Youth culture replicaran la nota y empezaran el mame de que posiblemente alguna de las chicas, que ahí se escuchan, haría alguna colaboración en Humanz (2017), el nuevo disco de la banda.

Y sumado a esto el grupo sacó su primer video, “Hallelujah money”, después de seis años ausentes. Mientras el mame (me caga la palabra hype, es muy gringa) gorillienze siga y no quede en el olvido por la venida de Björk o por la también supuesta visita que Daft Punk hará a nuestra devaluada tierra, les dejo este pequeño escrito sobre Tank Girl, la kickass woman que Fideo olvidó meter a su mezcla. ¿Y por qué importa eso? Pues nomás porque es su media hermana y el proyecto de cómic underground más conocido de Jamie Hewlett, cofundador de la agrupación.

tank girl

Rebecca Buck aka Tank Girl se creó en 1987 por Hewlett (arte) y Alan Martin (guion), y se publicó por primera vez en 1988. Básicamente narra los desmadres de una cazarrecompensas mal hablada y cangurofílica que viaja en su tanque por una Australia post apocalíptica (casualmente atascada de referencias de la cultura pop británica de esa época) de 2033. Es una especie de mercenaria vale madres, hasta que literalmente hace que el presidente se cague y se vuelve fugitiva.

Su historia se origina cuando Hewlett y Martín se conocen: ambos estudiaban en la Escuela de Arte de Worthing, Inglaterra. En ese entonces Martín estaba en una banda con Philip Bond (otro comiquero) llamada University Smalls, la cual tenía una canción titulada “Rocket Girl”. El trio trabajaba en el fanzine ATOMTAN.

tank girl

Martin cuenta que un día estaban en el estudio de un amigo suyo, atascado de imágenes de vehículos de combate de la segunda guerra mundial. Por ello, se le ocurrió darle una imagen de un tanque a Hewllet, quien le pegó un dibujo de una chica que cargaba un arma inviable, a lo que después le añadió un logo que decía Tank Girl.

“La Tank Girl original de Jamie era fea, musculosa y parecía tener una amiga bastante sucia que trabajaba en una fábrica de municiones… algo muy alejado de la perversa, sofisticada y sexy seductora en que se convertiría con los años. Ya estaba, sin embargo, sosteniendo un arma enorme y sonriendo simultáneamente, en una imagen que resumía perfectamente su carácter futuro”, escribe Alan sobre este prototipo.

Tank Girl deadeline

Al otro año, Tank Girl salió en la portada del primer número de la revista británica de cómics mensual Deadline. Fue un éxito instantáneo entre los undergrounds amantes del ácido y de la política anti thatcherista. Un personaje punk pa’ los punks. Además, es considerado uno de los mejores cómics feministas y ha sido adoptado como símbolo de la comunidad lésbica en Inglaterra.

Sin embargo, sus creadores le cambiaban constantemente el diseño cuando comenzó a ser adoptada por causas políticas: “Puedo recordar claramente el día en que apareció un desplegable central en el periódico sensacionalista The Daily Mirror  [es como el Pásala de acá], en el que se mostraba cómo vestir como Tank Girl con ejemplos de ropa y así. Totalmente avergonzados de nuestra accesibilidad, inmediatamente nos pusimos a diseñar un nuevo look para que solo los frikis más estrafalarios y dementes se atreviesen a lucir. Oh, cómo reímos”.

tank girl comic

Su éxito fue tal que ha sido traducido a varios idiomas, se han hecho recopilaciones, hay infinidad de fan art en internet y Hollywood le hizo una película dirigida por Rachel Talalay, en 1995. En ella actuaron Lori Pretty, Naomi Watts y hasta Ice-T, el rapero creador de la canción “Cop Killer” —quien por ironías de la vida interpreta a un policía en la Ley y el Orden, Unidad de víctimas especiales—. Dicen que la película fue rechazada por Steven Spielberg porque era muy hype para él.

No es lo mismo hablar sobre cómics que tenerlos en las manos (o en la pantalla) y darles una checada. Conseguirlos está bien fácil, solo entra a Amazon y ya. Pero si tus habilidades en el inglés son idénticas a las mías en el eslovaco, puedes conseguir El Integral de Tank Girl, traducido al español por Norma (no tu tía). Eso sí, prepárate a decir “jolines” como con las traducciones de Anagrama. O torrents, pa’ apoyar la economía.

tank girl

tank girl

tank girl

tank girl

tank girl

tank girl

 

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

MIRADAS POR UN BUEN TRATO, CONCURSO NACIONAL DE FOTO

Next post

DINOSAURIOS