De la columna Revancha

Por Manuel “Lagraneme” Carrasco / @graneme_OG

Chicago es la tercera ciudad más grande de Estados Unidos; es una de las ciudades gringas más cosmopolitas, y ha rivalizado con Nueva York en diferentes ámbitos: deportivo, cultural y económico. Chi-town es, también, la cuna de Common, una de los MC´s más relevantes del hip hop, cuya dilatada historia se tejió entre house, raps y basquetbol. Vamos ahí.

Chi-town, como también es conocida, es la sede de algunos equipos: los Medias Blancas y los Cachorros en las Grandes Ligas del Béisbol; los Osos en la Liga Nacional de Fútbol y por supuesto los Toros de Chicago en la NBA. Los Toros son una de las franquicias más ganadoras de la liga y fue allí donde jugó y campeonó Michael Jordan, el segundo jugador más exitoso de la historia del basquetbol, solo detrás de Lebron James.

common

Common.

En Chicago también se originó el house, género cuya influencia en el universo de la música popular es de suma importancia. Su origen y desarrollo corrió en paralelo con el del hip hop. Raperos y fanáticos del house dominaban las calles de la ciudad en busca de fiestas, haciendo lo que las subculturas hacen: apoderarse poco a poco de grupúsculos de otras subculturas y eventualmente salir a la superficie.

Lonnie Rashid Lynn Jr., o Common, nació en el sur de la ciudad en 1972. Su padre fue un jugador de la Asociación Americana de Basquetbol (ABA, por sus siglas en inglés), que fue devorada por la NBA a mediados de los setenta. Algunos equipos sobrevivieron o mutaron dentro de una liga de mayor envergadura, y algunas de sus estrellas transitaron a la NBA: Connie Hawkins, George Gervin y, por supuesto, Julius Erving —Dr. J.—, uno de las piedras angulares en el desarrollo de la volcada.

El padre de Lonnie Jr. se enfrentó con estos jugadores, pero digamos que no era el mejor atleta que hubiera alineado en algún equipo de la ABA. Lo que sí es que se hizo de buenos contactos y en su momento le consiguió a su hijo un trabajo en los Toros de Chicago. Si han visto algún partido de basquetbol de la NBA, notarán que siempre hay chicos rodeando la duela ávidos de limpiar el sudor que dejan a su paso los jugadores. Bien, pues Lonnie Jr. tuvo la oportunidad de limpiar el sudor de su Airosa Majestad y Scottie Pippen durante el largo y apabullante reinado de los Toros.

Lonnie editó su primer disco en 1992 bajo el pseudónimo de Common Sense. Can I Borrow a Dollar? marcó el esperado debut. Las expectativas eran altas, aunque en realidad le fue medianamente bien. En 1994, con su segundo disco, Resurrection, que Common Sense se confirmó como uno de los MC´s más importantes de la Ciudad del Viento.

En Can I Borrow a Dollar? Common había usado, como muchos otros raperos, temas de corte misógino; en Resurrection esos tópicos desaparecieron y fueron sustituidos por temáticas más orientadas a la reflexión. Hay un par de tracks claves en el disco que son indispensables para el hip hop de los noventa.

El primero es “Nuthin’ To Do”, que parece ser una rola autobiográfica. Common habla de la vida nocturna de su pueblo natal, y se queja de la moda para chicas en los noventa, pues fue en esos años que éstas comenzaron a usar prendas de hombre como parte de su guardarropa urbano. Bomber jackets y zapatillas deportivas fueron adoptadas por las chicas del sur de la ciudad. En “Nuthin’ To Do” también podemos rastrear los paralelismos entre el house y el hip hop; Common hace un par de referencias a lugares en los que ambas tribus se encontraban, y menciona a Andre Hatchett, uno de los pioneros del sonido de Chicago.

El segundo track de importancia en Resurrection es “I used to Love H.E.R.”, una de las canciones más famosas dedicadas a la cultura. “I used to Love H.E.R.” habla del hip hop como si se tratara de una chica que en algún momento pierde la brújula y toma decisiones equivocadas. Common se refiere al advenimiento y popularización del gangsta rap, que en esos años estaba en pleno apogeo. El reflexivo Common lo critica por el posible impacto negativo del género en las juventudes. La canción es el origen de un largo beef entre Common y Ice Cube.

Después de su segunda placa Common comenzó una larga seguidilla de discos con gran éxito comercial. Su afiliación al colectivo musical Soulquarians le permitió trabajar con otros pesos completos del rap de los noventa: Mos Def, Talib Kweli, Questlove, J Dilla, Q-Tip y Erykah Badu, con quien en algún momento tuvo una relación más allá de lo artístico. En realidad, a Common también le debemos el haber apadrinado al en ese entonces prometedor productor Kanye West. Ambos formaron una de las duplas más exitosas y los tracks en los que participaron son recordados como de lo mejor que ambos hayan creado.

Common siguió con su carrera como rapero e hizo el crossover a la pantalla grande, participando en varias películas con roles más bien limitados. También por muchos años fue una referencia de la moda para raperos con un perfil más, digamos, sofisticado. Su leyenda nació en el Chi-town.


En Revancha tenemos copias disponibles del Resurrection. Los invitamos a revisar nuestra sección de hip hop.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

THE FUZZTONES: LA NOCHE DE LOS MUERTOS QUE SE PASAN DE VIVOS

Next post

GAY TALESE EN EL MOTEL DEL VOYEUR