Por Abia Castillo

Ubicada en cualquier pueblo de Estados Unidos de Norte América, Ghost World de Daniel Clowes, se centra en la compleja amistad de estas dos adolescentes de suburbio, una vida que transcurre a través de dinners, supermercados y talk-shows donde desfilan personajes más bien incómodos: el pederasta que se dice inofensivo porque ve pornografía infantil generada por computadora o la chica con el tumor enorme que le deforma la cara. Parecería sencillo retratar el lado patético del universo WASP (White Anglo-Saxon Protestant), sin embargo, Ghost World muestra también su parte escondida, donde el factor cotidiano es la soledad. A primera vista, Enid y Rebecca ejemplifican el estereotipo femenino de la llamada Generación X, no sólo por su vestimenta, sino también por su inclinación a lo freak, a lo creepy y al sinsentido.

DANIEL CLOWES m1

Su arte a veces es oscuro, otras gracioso y hasta conmovedor pero Daniel Clowes, no es un autor del todo fácil de leer. Hay algo incómodo en sus cómics, quizás demasiada desesperanza y pesimismo. Aún cuando la adaptación cinematográfica de Ghost World le valió una nominación al Óscar, Daniel Clowes se inclina por los personajes duros y difíciles, alejados de los protagonistas agradables establecidos por Hollywood. Sus historias ilustran, siempre de manera distinta, el patetismo y la fealdad de la clase media estadounidense, de la llamada white trash.

DANIEL CLOWES m2

LA INFANCIA DE DANIEL CLOWES

Desde que tenía 4 años sabía la manera de contar las historias en el cómic. Empezó su carrera en la revista Craked, “el MAD de los pobres”, y en 1985 su personaje detective Lloyd Llewellyn, apareció por primera vez en Love & Rockets. En ese entonces trabajaba en su departamento y fue hasta los 30 años que pudo vivir bien de su vocación. Sin embargo, Eight Ball, David Boring y Wilson componen una obra que ha llegado a compararse con la de J.D. Salinger y Philip Roth. Ghost World es su trabajo más popular.

DANIEL CLOWES m3

Para algunos, los cómics de Daniel Clowes son absolutamente ofensivos. Le han devuelto varios de sus ejemplares y alguien le escribió una carta donde narraba cómo matarlo. Daniel Clowes confiesa que es tranquilo y la esperanza que tiene en el mundo intenta capturarla en su trabajo. Una esperanza que algunos no comprenderán nunca.

DANIEL CLOWES g1

DANIEL CLOWES g3

YACONIC

YACONIC

Previous post

BEEHIVE DESIGN COLLECTIVE

ERICK BELTRAN ENT
Next post

ÉRICK BELTRÁN