I believe in God, and I certainly believe in the Devil. There´s certainly a devil, and he knows my name. Daniel Johnston

DANIEL_JOHNSTON p1

Por Abia Castillo / @Abiaaaa

Era raro. Eso desde el principio. Raro, talentoso y brillante. Según sus padres, el comienzo de su enfermedad (trastorno bipolar con tintes esquizofrénicos) ocurrió en la preparatoria: nacido en el seno de una familia cristiana, Daniel Johnston se supo artista desde siempre y comenzó su carrera en Austin, Texas, a mediados de los 80. Es músico, dibujante, compositor y durante un buen tiempo trabajó en McDonald´s.

Filmaba su propia vida en audiocassettes y súper 8, cintas que ayudaron a construir The Devil and Daniel Johnston (2005), un extraordinario documental que narra su tormentoso camino en el mundo artístico y su obsesión con la figura de Satanás. Su éxito en la música fue inmediato: Era como si Bob Dylan tocara a tu puerta y te regalara todas sus cintas, solían decir. El otro lado de su vida, el más oscuro, ha transcurrido en idas y venidas al psiquiátrico; en episodios violentos y largas temporadas de depresión.

DANIEL_JOHNSTON 1 DANIEL_JOHNSTON 2 DANIEL_JOHNSTON 3

Pocas veces se encuentra en este planeta a un artista de la categoría de Daniel Johnston: de esos que transmiten una profunda sensación de pureza, de identificación inmediata, y cuyo valor radica precisamente en su peculiar estética. Sus canciones están inspiradas en elementos típicos de la cultura pop; sin embargo, Johnston es un compositor demasiado fino y sus letras dicen —y conmueven— mucho más de lo que parecería a simple vista: Kool-Aid, King Kong, Casper y el refresco Mountain Dew son parte de su repertorio. En la cumbre de Nirvana, Kurt Cobain popularizó la figura de Johnston al nombrarlo uno de sus compositores favoritos y al vestir una playera con uno de sus dibujos durante los MTV Music Awards de 1992.

DANIEL_JOHNSTON 4 DANIEL_JOHNSTON 5 DANIEL_JOHNSTON 6 DANIEL_JOHNSTON 7

Al igual que sus canciones, la obra gráfica de Daniel Johnston posee un elemento fascinante de inmediatez; una sensibilidad finísima y, en palabras de Philippe Vergne (director del MOCA de Los Ángeles), una estética despreocupada, liberada y liberadora. La mayoría de sus dibujos están hechos con marcadores sobre papel. Son coloridos (casi infantiles) e inclinados al cómic. Johnston hace uso de superhéroes (como Hulk o el Capitán América) y de otros personajes recurrentes, entre ellos la rana Jeremías, el Pato y Joe el boxeador. Todos ellos enmarcados por un caos de monstruos, signos (svásticas o el 666), globos de texto y un sinfín de elementos que ahondan principalmente en el amor no correspondido y en la lucha del bien contra el mal.

Con exposiciones en afamadas galerías alrededor del mundo, la obra de Daniel Johnston ilustra perfectamente la figura del artista que, como bien dicen, no pertenece a un movimiento, sino que posee un movimiento propio.

Mi destino era ser famoso. Y también ser condenado. Daniel Johnston

DANIEL_JOHNSTON 8DANIEL_JOHNSTON 9 DANIEL_JOHNSTON 10

DANIEL JOHNSTON Por Daniel Johnston. Con textos de Philippe Vergne, Harvey Pekar y Jad Fair. Editorial Sexto Piso. México 2014.

YACONIC

YACONIC

Previous post

ROCK GIRLS ROCK

Next post

LIZARDO CRUZADO: POESÍA DEL NO