Por Diana Reséndiz / @diana_DejaVu

Santiago Caruso (Buenos Aires, 1982) va por ahí ilustrando el misterio; buscando ese punto en la psique en el que se tocan lo místico y lo simbólico. En fin —dice—, “donde hay una ficción poética”. Caruso ilustra para hablar de lo trágico de la condición humana, de lo sublime y de las situaciones límite. Sobre él y su trabajo se ha dicho que es una revelación en la ilustración argentina y de la plástica en América Latina.

Caruso estudió en la Escuela de Bellas Artes “Carlos Morel”, de Quilmes. También estudió historieta con Oscar Capristo, reconocido dibujante argentino. En 2003, cuando tenía 21 años, Caruso recibió el Premio de Dibujo en el Salón de Artes Plásticas del Museo Roverano. Su obra ha sido expuesta en Buenos Aires, Brasil, España, Estados Unidos y México.

el rey amarillo santiago caruso exterior

El rey amariilo

Santiago se ha decantado por la ilustración editorial. Libros de Sudamericana, Planeta, Páginas de Espuma, Actes Sud, Dark Regions Press, Folio Society, La Caja de Cerillos, Black Labyrinth, Random House, Páginas de Espuma, Tartarus Press, Zorro Rojo y Valdemar llevan en sus portadas los delirios de Caruso.

Entre los títulos destacan, con Zorro Rojo, El horror de Dunwich (2008), de H. P. Lovecraft, La condesa sangrienta (2009), de Alejandra PizarnikEl monje y la hija del verdugo de Ambrose Bierce (2011) y El Rey de Amarillo (2015), de Robert W. Chambers. En 2016 ilustró, con Valdemar, Los Cantos de Maldoror de Isidore Ducasse a.k.a. Conde de Lautréamont.

En marzo Santiago vino a México de gira artística. Estuvo en la feria del libro de la Universidad de Guanajuato, donde hizo un conversatorio con los estudiantes e inauguró la exposición de ilustraciones originales del Rey Amarillo y Los Cantos de Maldoror. En la Ciudad de México ofreció una conferencia con alumnos de la UNAM, otra en el Cenart y un par de recitales-painting en vivo con la locutora Clauzzen Hernández: uno dedicado a Edgar Allan Poe y otro a Leonora Carrington.

kantuta santiago caruso

Kantuta

La cita con Caruso es en su último evento en la ciudad: una firma de libros en la librería Gandhi de Miguel Ángel de Quevedo. Viene tarde de su charla en el Cenart. Además tiene que tomar un vuelo en pocas horas. No hay mucho tiempo, pero Santiago anuncia a la gente reunida que por cada libro que va a firmar improvisará una ilustración. La fila es grande, interminable.

Desde donde estoy alcanzo a ver el movimiento de su muñeca y la energía que irradian los músculos de su mano, con pequeños y cuidadosos movimientos. La ilustración perfecta en cada libro. Me acerco cuidadosamente para no interrumpir su concentración…

la voz del amo santiago caruso

La voz del amo

Leí en la red que tu afición por la ilustración comenzó cuando eras niño y veías los dibujos de tu padre, además de que te gustaban las historietas. ¿En qué momento decides ser ilustrador?

Transité por la historieta en la segunda mitad de la década de los noventa. Era bastante pibe. El profesor nos dio algunas técnicas de ilustración, materiales, y fue ahí cuando cambié mi lenguaje hacia formas en las que contaba algo en un instante; a diferencia de las historietas que tienen todo un desarrollo de narración secuencial.

Así me inicié en la ilustración, formalmente, entre 1999 y el 2000. Era una ilustración ligada a la literatura infantil; empecé a trabajar en manuales escolares, ilustrando la parte de literatura. Algo muy distinto a lo que hago ahora.

Uno ve tus ilustraciones y se imagina a una persona oscura, cercana al terror. ¿Quién es Santiago Caruso?

¿Quién es Santiago? Es la pregunta que uno trata de responder siempre. ¿Quién es uno? ¿Qué está haciendo uno con el tiempo, con lo que le ha pasado? Yo, la verdad, no soy un adepto al terror así, en esos términos. Más bien es algo que se ha dado. Me gusta mucho, en general, el misterio y la indagación psicológica, donde interviene lo místico y lo simbólico. En fin, en la ficción poética. Hablando de cine, por ejemplo, no me interesa el terror gore, sino el cine expresionista alemán y quienes retomen ese tipo de conflictos.

elmonjeylahijadelverdugo

El monje y la hija del verdugo

Me metí en un lenguaje obscuro y dramático porque la retórica que fui constituyendo y las obras que uno va ilustrando van por ahí. Para hablar de lo trágico de la condición humana, en la que interviene lo fantástico; pero no necesariamente el terror por el terror. A pesar de que ilustré La condesa sangrienta, que es un libro que trata de la tortura y el poder, la idea ahí más bien era rescatar la belleza en ese horror, y anclarme en cuál era la búsqueda enfermiza de la condesa y en cómo alguien puede llevar adelante matanzas en su propio beneficio.

Vienes a México, platicas con estudiantes, das talleres, firmas libros, ¿cómo ves al país?

De la Ciudad de México no puedo hablar mucho, porque anduve poco y velozmente. En Guanajuato estuve un poco más tranquilo. Participé en la apertura de la Feria del Libro de la Universidad. Según me contaron es una de las más antiguas del país. Tiene 58 años y esta edición era la 58. Me platicaron que antes la feria se hacía en la calle, pero ahora se hace en el claustro de la universidad. Después de los discursos de las autoridades, de las bebidas y de los canapés se inauguró la feria, que consistía en siete u ocho stands con libros a precios prohibitivos.

the boke of divill santiago caruso

Thie boke of divill

Creo que México tiene un problema a pesar tener ferias del libro enormes, como la de Guadalajara. Y es que no hay diversidad ni cantidad de librerías en las ciudades del país. En la ciudad donde vivo, en Quilmes, debe haber unas 14, 15 librerías. Fuera de las ferias, aquí no hay acceso a libros; además de que éstos tienen precios carísimos. En Guanajuato muchos hablaron durante horas de la cultura, pintándola como una cosa imposible, inabarcable, en una especie de topos uranos en el que la posibilidad del encuentro con la literatura en lo cotidiano es nula.

cynopolis

Cynopolis

Me parece que era más interesante cuando la feria se hacía en la calle. Porque, quizá, aunque la gente no podía comprar el libro por el precio, tenía una relación con éste: podía encontrárselo y agarrarlo. Ahora el público tiene que decodificar unos carteles escritos en un lenguaje que no les está hablando al común de ellos. La persona que no está familiarizada con la lectura no va a acceder nunca porque no se entera; porque no es incluida en la dialéctica de los carteles de la institución educativa que alberga la feria. Se tiene que entrar a ese claustro donde la cultura está un poco así, enclaustrada. Ése es el problema.

Por otro lado, los encuentros que hicimos en la Ciudad de México son un espejo de los que hacemos en Buenos Aires. Con artistas amigos, en bares o en algún otro espacio que se dé para eso. Interviene la lectura, la interpretación de un texto en la voz, que no esta en el papel muerto, sino que cobra fuerza y cuerpo. La música se improvisa y la imagen también. Así, el tipo que va al bar en general, a hacer otras cosas, también se encuentra con una experiencia, con un hecho artístico. Se contagian.

retrato del delito santiago caruso

Retrato del delito

Creo que habría que buscar que la cultura se vuelva más tangible, cercana. Que las personas no crean que no entienden lo que ven, porque les han dicho que la cultura  no es para ellos, que ellos tienen que comer “sencillo”, porque en realidad sí pueden, son o pueden ser lectores de las cosas, sin tener que pedir referencias a una institución para ver cuál es la interpretación que conviene hacer o no. El problema es ése: en la medida en que no haya lectores intérpretes tampoco va a haber cambios políticos ni un mejoramiento en la sociedad. Yo me ocupo de esta parte, otros se ocuparán de otro aspecto de la transformación política. Me parece que es algo que cada uno puede asumir y hacer. En este caso yo vengo acá a pintar, a improvisar en vivo una imagen con una selección de cuentos que leyó alguien que no conocía. Y estuvo bien, no hubo música improvisada porque no conocía músicos de acá con los que me pudiera coordinar velozmente antes de venir. Y es que la serie de eventos la armé yo diez días antes. Fue todo muy rápido.

En tus obras no vemos autorretratos…

En la conferencia que di en La Esmeralda [Cenart] me preguntaron que si yo era uno de los que están en mis imágenes. Y de alguna manera, indirectamente, sí aparezco. No es que me proponga hacer un retrato, pero hay una relación íntima con lo que hago. Trato de elegir los trabajos y busco mis formas para hablar del tema. Estoy involucrado en la obra y a veces hay un parecido de algún personaje conmigo. Pero no es directo.

la condesa sangrienta santiago caruso

La condesa sangrienta

¿Tus dibujos se cuelan en tus sueños o viene de ahí?

No. Bueno, no sé. Generalmente no recuerdo qué sueño. Y cuando lo hago son cosas horribles, sólo a veces buenas. Generalmente me asalta una imagen o una idea que surge de algo y la persigo hasta conformarla. Pero no viene totalmente realizada a priori, ni tampoco es que anote los sueños y los tenga muy claros. Esa parte me la pierdo un poco.

¿A qué suenan tus ilustraciones?, ¿qué música escuchas?

Escucho mucha. Yo hago música. No compongo, pero cuando canto o toco la guitarra improviso e interpreto. Hay una relación  bastante íntima con ella, y, si bien no me dedico completamente a la música, hago algunas cosas y las subo a la web para obligarme a seguir grabando. Escucho de todo, desde folk hasta música clásica, tango, rock clásico, jazz.

condesa sangrienta santiago caruso

La condesa sangrienta

el horror de dunwich santiago caruso

El horror de Dunwich

el rey amarillo santiago caruso interior

El rey amarillo

el rey amarillo santiago caruso

El rey amarillo

gabinete de maravillas santiago caruso

Gabinete de maravillas

invocation santiago caruso

Invocation

la condesa sangrienta santiago caruso portada

La condesa sangrienta

la condesa sangrienta santiago caruso2

La condesa sangrienta

urban panic santiago caruso

Urban panic

santiago-caruso

Santiago Caruso / Foto: La caja de cerillos

Editor Yaconic

Editor Yaconic

carnaval-entr
Previous post

ÉXTASIS, TRADICIÓN Y PELIGRO EN SAN JUAN CHAMULA

antonio sanchez birdman warp ENTRADA
Next post

EL BATERISTA ANTONIO SÁNCHEZ MUSICALIZARÁ BIRDMAN EN VIVO