55 Muestra internacional de cine de la Cineteca Nacional

 

Por Gabriela Cervantes / @GabboCebri

¿Se es padre sólo por lazo sanguíneo? La pregunta está muy gastada y sin embargo sigue dando tela de dónde cortar para hacer una película. Hirokazu Koreeda, en De tal padre, tal hijo, relata la historia de los Nonomiya, Ryota, exitoso hombre de negocios, y Midori, ama de casa sumisa, cuyo hijo Keita fue cambiado al nacer como revelan las autoridades del hospital donde se realizó el parto seis años atrás. Su verdadero hijo, Feita, creció con los Saiki; Yudai, vendedor de refacciones de electrónica, y Yukari, que le ayuda en el negocio y cuida a Feita y a sus otros dos hijos. El choque con la realidad -no sólo de una paternidad falsa- sino de la convivencia entre clases sociales distintas da a esta película un toque dramático sin llegar a ser chocante.

El único inconveniente, quizás y no para todos, son las escenas de cámara fija que frenan el flujo de las acciones de vez en cuando, haciendo la película algo tediosa y larga.

Las decisiones que toman los padres y la participación activa de ambos hijos pueden causar un impacto extraño, una sensación de que algo no está bien pero no podría ser de otra manera, aunque debería.

YACONIC

YACONIC

Previous post

“NOCHE DE TRAJE” GIMNASIO DEL ARTE

Next post

PIEDAD