UNA SERIE DE MUERTES Y RESURRECCIONES

Dead can dance 

Texto: Adán Ramírez
Fotos: PIAS Recordings/KMM Ltd

Dead Can Dance es la voz penetrante de la tierra. Su música no tiene un color de piel definido; es el compromiso natural de comunicar la parte más profunda del ser humano, la danza de la vida misma.

Más de 30 años han pasado desde que Lisa Gerrard y Brendan Perry formaron este proyecto en Melbourne, Australia. Tiempo después emprendieron un viaje a Londres para firmar con el sello independiente 4AD, formando una mancuerna maravillosa que trajo como consecuencia 8 discos, entre ellos Dead Can Dance (1984), Within the Realm of a Dying Sun (1987) e Into the Labyrinth (1993). Gracias a Dead Can Dance y Cocteau Twins (dos de las bandas más representantivas de 4AD) el sello alcanzó la credibilidad necesaria para subsistir, permitiendo firmar más adelante a Throwing Muses y The Pixies.

En el perfil estético, los trabajos de Dead Can Dance están influenciados por varias culturas, y en el plano musical, por movimientos étnicos antiguos aún cuando sus últimos discos son extraordinariamente diferentes a los de sus inicios. Into the Labyrinth fue su primer álbum inspirado en los colores musicales de la mitología griega y en la utilización de numerosos instrumentos de distintas tradiciones.

Después de 16 años sin material inédito, el dúo resucita (literalmente) con Anastasis (2012), un disco que muestra a Lisa y a Brendan en plena forma artística. Un álbum con olor a sal del mar Mediterráneo, gracias a las afinaciones, instrumentos y sonidos que hablan de este espacio geográfico.

Lisa Gerrard creció en un área turca/griega con una gran influencia árabe. La vida en un lugar tan multiétnico como Australia la acercó a diversas culturas que también mantienen sus tradiciones y que con frecuencia son su inspiración. De esa manera Lisa logra mantener vivas las cosas que puede atrapar, sentir, oler y abrazar, las cosas con las que mantiene una conexión física. Eso es lo que parece suceder con su música, donde el sentido de comunidad y de amistad se cruza con tradiciones y culturas, conectando así al espíritu humano con el alma. Tal vez por eso usa la idioglosia para comunicarse, un lenguaje idiosincrático, inventado y hablado por sólo una o muy pocas personas.

Lisa Gerrard es una artista con voz profunda, oscura y reflexiva. Su registro vocal va desde el contralto hasta la tesitura dramática mezzosoprano, como lo muestra en “The Host of Seraphim”, The Serpent’s Egg (1988). Además de DCD, su trabajo en bandas sonoras es increíblemente variado, resaltando colaboraciones con Ennio Morricone y Hans Zimmer en Gladiator (2000), el cual le valió un Globo de Oro.

Interminables son las preguntas para una artista como Lisa Gerrad: tuvimos el honor de elaborar algunas para hemisferio derecho de este cerebro llamado Dead Can Dance. Esto fue lo que nos contó.

Recientemente mencionaste en una entrevista que en el momento en que Brendan sospecha que lo que está haciendo no es suficientemente puro se ve obligado a abandonarlo e incluso puede caer en una profunda depresión. ¿Es mejor ahora Dead Can Dance o echas de menos la pureza e ímpetu de los inicios?

Creativamente estamos en un momento de gran intimidad con nuestra audiencia y con el equipo que actualmente nos ayuda a traducir este trabajo a un contexto vivo y llevarlo a todos los rincones del mundo.

En el plano material las cosas se han vuelto más fáciles en términos de la calidad del equipo de grabación, etcétera, sin embargo, el forcejeo entre el arte y una conexión sincera con él aún lucha contra nosotros mismos con el fin de tener un equilibrio y un propósito dentro de este trabajo. En cuanto a tu pregunta, Brendan siempre alcanza su propio sentido de pureza en la interpretación y, en consecuencia, lucha con ese propósito. Por eso creo que  él es capaz de alcanzar un nivel de excelencia y la respuesta al proceso es el mismo.

Después de 16 años sin grabar ¿cuál fue la motivación de Dead Can Dance para regresar con un nuevo álbum en el 2012?

Fue por amor al trabajo que hemos escrito en el pasado y una motivación basada en la curiosidad de lo que podríamos hacer creativamente en el presente.

El significado de la palabra “Anastasis” apela a la resurrección aún cuando las canciones de su nuevo material hablan sobre todo de la memoria ¿cómo fue que la resurrección tomó un papel más protagónico a la hora de titular el disco?

Anastasis, en el contexto que se ha utilizado, es una palabra que se utiliza para describir los ciclos de la vida, del nacimiento y del ritual. En un sentido mantra es una palabra que provoca una sensación del despertar. Si observas, el contexto de la memoria es traer de vuelta a la vida aquellas cosas que hemos olvidado de la antigüedad hasta el presente.

Su reciente trabajo tiene todo el sello de DCD, sin embargo hay cambios sutiles en la instrumentación y en el sonido mismo del disco. ¿De qué manera trabajaron su grabación y producción del material en el estudio?

Es evidente que la tecnología ha evolucionado considerablemente, el acceso a la gama de samples es más amplia. La producción siempre ha tenido lugar en un ambiente íntimo donde Brendan lleva las cosas hasta la última etapa de mezcla. Este álbum fue producido en la iglesia de Quivy en Irlanda.

¿Hay alguna referencia artística reciente que haya influido en el resultado final de Anastasis?

Sí, siempre hay una respuesta a otras formas de arte y ambientes sociales. En este caso las escalas y compases del Mediterráneo tuvieron una fuerte influencia sobre la dirección del disco.

¿Qué tanto permeó la influencia de tu trabajo en cine a la hora de componer el disco?

Ninguna, no causó ninguna influencia. Tengo un alma artística al igual que Brendan, es la poesía del mundo interior la que provoca el deseo de crear Anastasis.

 Tocando el tema del cine ¿qué elementos consideras que son los más importantes a la hora de componer para una película?

 Lo más importante es tener una buena comunicación con el director y pasar el tiempo buscando colores que ayuden a desbloquear el subtexto de su visión.

La industria de la música ha sufrido algunos cambios radicales en las últimas dos décadas, para ustedes cuáles son los cambios más significativos entre el primer álbum lanzado en 1984 y Anastasis.

Fuimos liberados por Internet de tal manera que podemos tener una visión más personal y una conexión inmediata con nuestro público.

”Si observas el contexto de la memoria, es traer de vuelta a la vida aquellas cosas que hemos olvidado de la antigüedad hasta el presente.”

Lisa Gerrard     

 

Adán Ramírez

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!

Previous post

YOSHIHIRO TATSUMI

Pedro Zamacona
Next post

VISIONES INTRÍNSECAS