Por Luis Fernando Muñoz

Resonaban éxitos antaños de hip hop en la calle de López en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Era Paul Ginsburg, alias Bad Panda, iniciador de la plataforma Phono Música, que pretende abrir nuevos espacios para la difusión del hip hop local e internacional en México.

Al llegar había una fila, no demasiado larga, de hip hop heads, en espera de brincar toda la noche con el arquitecto del sonido de la Costa Este: DJ Premier. Lo curioso de la hilera era la cantidad de “chavitos bien” que compartían lugar con compañeros que portaban hoodies y gorras planas.

dj premier

DJ Premier.

Mientras sujetos soltaban rimas, hacia una cámara, en un cypher, jóvenes de traje y camisa desacomodada, por la ingesta de alcohol, cantaban himnos dignos de bares bien custodiados del poniente de la ciudad.

Mi experiencia en la zona de acceso al foro Normandie me recordó a la anécdota que se cuenta sobre la grabación del video musical de “Walk  this Way” de Run-D.M.C. y Aerosmith, en la que el público era de lo más variado: desde niños afroamericanos del barrio Jamaica, en Queens, hasta niños blancos clasemedieros de Manhattan (con la anotación negativa que, cuentan, colocaron a todos los niños blancos al frente del público).

hispana en phono

Hispana.

El evento de Phono no ocurrió de esa forma, pero resulta interesante lo variado del público, ahora que una plataforma ahijada de Distrito Global (quienes producen Bahidorá) ha tomado en sus manos la promoción de este tipo de shows que, a largo plazo, pueden tener consecuencias positivas al popularizar el hip hop en vivo y congregar a nuevos asistentes.

Generar demanda musical hace que se avive una escena dada; además la música no se disfruta igual si no se comparte.

bad panda phono

Bad Panda.

De vuelta al show, la Maestra de Ceremonias, nacida en Coahuila, Hispana aka Mamba Negra dejó muy claro que ella no se va del escenario sin dejar el micro en llamas y al público brincando hasta tumbar el edificio.

Después de una corta espera apareció la leyenda, el Waxmaster P, DJ Premier, quien desde el tronar de los primeros tracks dejó al público boquiabierto con muchas de las mejores producciones de hip hop concebidas en los noventa.

El excelente sonido del venue junto con el ambiente ad hoc de un sótano en el Centro Histórico aportaron mucho para colocarnos en la atmósfera de una fiesta underground de la era dorada del hip hop. El único inconveniente de la noche, un par de interrupciones a causa de los empujones que casi derriban las rejas de seguridad poniendo en riesgo el equipo, pero los encargados de la vigilancia acudieron de manera rápida, lo que permitió que la tocada siguiera.

El evento trajo toneladas de nostalgia con los clásicos que sonaron; la banda se fue bien servida y a juzgar por sus caras, salieron con buen sabor de boca. Esperemos, con ansias, a la próxima estrella del hip hop mundial que seguro nos traerá Phono. Hay que estar pendientes a las movidas de esta plataforma.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

ESTÁS ATADO AL EGO, COMPA. “CÁRCEL”, EL NUEVO VIDEO DE LA BANDA BASTÖN

Next post

'POR LA NOCHE BLANCA', LA NUEVA NOVELA DE L. M. OLIVEIRA