Texto y fotos: Raúl Campos / @snarulax

En junio, a lo largo de la historia, han ocurrido hechos relevantes para nuestra interesante pero extraña nación: el nacimiento del bigotón ejemplar y revolucionario Doroteo Arango aka Pancho Villa, los fusilamientos de los ilustres Maximiliano de Habsburgo, nuestro segundo emperador, Juan Aldama, Ignacio Allende y José Mariano Jiménez, tres de los iniciadores de la Independencia —que seguro a muchos solo les sonarán por alguna estación del metro o calle bautizada en su honor—; la creación de PEMEX, la nacionalización del hoy extinto Ferrocarriles Nacionales de México, etcétera, etcétera. ¡Ah! Y también se festejan el día del procreador y la marcha del orgullo LGBTTTI.

drags mexico

La marcha LGBTTTI  destaca  por tratarse de uno de los tópicos de mayor envergadura (sin afán de alburear) de los recientes años: la lucha por los derechos de las personas no heterosexuales, su aceptación dentro de la sociedad y la no discriminación. En México sus orígenes se rastrean hasta 1978, cuando un grupo de lenchas y jotas participaron con un pequeño contingente en la movilización del 2 de octubre.

A partir del año siguiente y hasta nuestros fatídicos días, cada junio se realiza del Ángel de la Independencia al Zócalo (aunque en este 2017 lo estén remodelando). Desde la primera vez que la vi quedé anonadado por su explosión de colores, el número de adeptos que reúne, el libertinaje desmedido (uno se puede embriagar antes de mediodía solo con cervezas regaladas) y los montones de basura resultantes.

drags mexico

Ese año, en 2010, por mi condición socio antropológica de joven estudiante de las manías y mañas de los procesos de la comunicación social con su primera cámara, decidí ir a dar el roll para echar unos tiros documentalosos y de paso zamparme todo el alcohol gratis que pudiera conseguir.

Salí del Metro Insurgentes con el utensilio ya en la mano para retratar in chinga todo aquello que me jalara la mirada, que era básicamente cualquier persona: la mayoría iban o semi encueradxs pintarrajeadxs o con caracterizaciones-disfraces-cosplays altamente producidos.

drags mexico

Recuerdo que tras haber recorrido todo el largo y ancho de la congregación por varias horas y de haber tomado una cuantiosa cantidad de fotos (de las cuales no existe sobreviviente alguna pues en su momento, por mi condición de chavo, las vi magníficas pero que tras años de oficio eliminé de mi disco duro porque estaban bastante culeritas) me llegó una epifanía: ¿por qué no preguntarle a las drags por qué se son drags?

Sentí que con la dupla imagen-testimonio tendría material suficiente hasta para un libro, por lo que a cada persona poseedora de altas concentraciones de pintura facial que me topaba le preguntaba la razón de su disfraz. La mayoría de las respuestas no fueron nada memorables, se limitaban a un “¡Ay por muchas cosas, Wuuuuuuuu!” y a “porque es lo que realmente soy”.

drags mexico

No obstante, una de ellas fue diferente. Ya estaba en el Zócalo, a punto de emprender la retirada, cuando súbitamente avisté en el horizonte a un drag con una caracterización sencilla, pero con asaz simbolismo: un rancherote de bigote bien grueso y sombrero vaquero azabache, con una minifalda rosa, patas alfombradas, blusa blanca de flores rojiverdes, aretes de argolla con piedras de fantasía, unas chapas, labial y maquillaje facial ante el que cualquier geisha se hubiera sentido insignificante.

Me aproximé para hacer mi “reporteo”. Tras hacer el cuestionamiento, una voz bastante gruesa, poderosa, con acento regiomontano pero afable me contestó algo maomenos así: “Ah, mijo, pos pa’ sentirme bonito”. Pensé que solo diría eso, pero continuó: “… sin que nadie ande chingando la madre con que soy puto o haciéndome preguntas pendejas, ultimádamente es algo que ni les va, ni les viene”. Creí que lo había ofendido, pero le siguió:

“Como ya te habrás dado cuenta, le puedo partir el hocico a cualquiera que se quiera pasar de trozudo, pero con mis puros ojos de pistola tienen los cabrones, rara vez se me acercan. La bronca es que no todos tienen esta suerte: ¿ves a todos esos batos? A esos güeyes se los han putear siempre, más al de las chichis y quizá quienes lo hacen también les gusta doblada y por la cola, pero se hacen pendejos. ¿Sabes realmente por qué les pasa eso? Pos porque están jodidos y feos, si fueran jotos guapos y de varo ni quien los molestara. Hoy es el único día del año en que pueden estar a las tres de la tarde sintiéndose bonitos a mitad del mero centro sin miedo a que se los quieran chingar. Ojalá así fuera siempre, mijo”.

drags mexico

Pronunció esa última frase y un marinero tipo pato Donald apareció, le dio un beso bien tronado y desaparecieron. Tras reflexionar aquel monólogo unos instantes caí en cuenta en que tenía toda la boca llena de verdad: nunca he visto que la gente la haga de pedo cuando ve a una pareja homosexual besándose si estos están preciosos, ya sean gays o lesbianas; es más, toda la publicidad sonada que se hace respecto a la inclusión y todo ese desmadre solo muestra individuos bellos sin señales de mestizaje.

¿Y dónde queda toda esa gente que no cumple con los estándares anglosajones globalizados de hermosura, que es de escasos recursos y que no puede costear una cirugía plástica de calidad y termina yendo con señoras como la que le pudrió el culo a Alejandra Guzmán? ¡Pues lxs mandan a la verga, a la portada del Alarma! o la morgue.

No supe dónde terminó aquella foto que le tomé al ranchero, seguro la borré por pinche. Pese a ello, esa verdad siempre la tendré presente. Por eso, cada vez que voy a la marcha centro mis esfuerzos en hacer retratos de todas estas drags, travestis y transexuales que de otra forma permanecerían en el rezago de la mirada social. Me les acerco sin hacerles preguntas ni nada, más que una simple señal con la cámara. Nunca he recibido una negativa, posan solitxs, supongo que les regocija saber que alguien los está tomando en cuenta y no a la jota de Polanco con cuadros y cara de fuma pedos. Creo que el dedicarles tiempo, aunque sea un instante fugaz, lxs hace sentirse bonitxs.

drags de mexico

drags de mexico

drags de mexico

drags de mexico

drags de mexico

drags de mexico

drags en mexico

drags en mexico

drags en mexico

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

NARCOTRÁFICO, DEMANDAS Y PODER, EL CHAPO DESPUÉS DE NETFLIX

Next post

ESCUELA DE VERANO: EL ASUNTO URBANO ARQUITECTURA Y URBANISMO