Por Janneth Magaña / @janneth__jann

¿Qué nos lleva a penetrar allí dónde lo erótico y lo grotesco se funden como carne y sangre en la picadora? Quizá la respuesta se esconde en nuestra naturaleza más profunda, en los instintos cavernales, primarios. Morbo y crimen. En Japón, el ero-guro, una suerte de arte de la sangre y la mutilación, concentra todos nuestros deseos más enfermos.

Y uno de sus principales exponentes es el mangaka (autor de mangas) Shintaro Kago, nacido en Tokio en 1969. En Shintaro todo es figuras humanas descompuestas, tiernas, mutiladas, divertidas. Con la mirada desviada o en trance surrealista.

shintaro kago

En las imágenes de Shintaro Kago hay sangre, pero también humor. Uno negrísimo. No apto para estómagos veganos, débiles, ni para la corrección política. Pero, oh, no te hagas, quieres verlas, ¿verdad?

El ero-guro, desarrollado en la literatura, el cine y la pintura entre las décadas de los veinte y treinta del siglo pasado, centra su estética en la mezcla del placer y lo gore. Fantasías de lo extraño, sodomitas y delicias que rayan en lo porno. El ero-guro es NSFW. Shintaro Kago es NSFW.

shintaro kago

Ávido lector de mangas y seguidor del arte de los Monty Python, Kago es consciente de que sus temáticas no son para todo público. “Mis obras se caracterizan por el ero-guro y el humor negro. Tienen escenas crueles y es algo difícil de digerir. Así es complicado ser bien conocido en la industria…”, ha dicho al sitio español Deculture.com.

En España se han traducido algunos de los mangas de Shintaro. En 2012 la extinta editorial EDT editó Reproducción por mitosis y otras historias, un cómic en el que lo que prima es la mierda. “A través de su repulsivo y a la vez atractivo universo personal, nos sumerge en un mundo de paranoias, embrollos, segundas intenciones y confusión”, escribió el sello.

shintaro kago

En 2013 Shintaro fue invitado al XIX Salón del Manga de Barcelona. Ha trabajado para la revista Comic Box, donde debutó en 1988, y otros medios impresos del Japón. Las obras de este excéntrico nipón están impresas, han sido llevadas a cortometrajes, y a su propia línea de juguetes. En 2007 exhibió algunos de sus trabajos en Tokio, bajo el nombre de “Festival antihigiénico en la frescura de la noche”.

Kago tiene un arte retorcido. Y me gusta. ¿Qué nos lleva a penetrar allí dónde lo erótico y lo grotesco se funden como carne y sangre…?


shintaro kago


shintaro kago


shintaro kago


Shintaro Kago


Shintaro Kago,


Shintaro Kago

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

DAVID MIKLOS: NARRATIVA TEATRAL, GÓTICA Y SICALÍPTICA

Next post

FESTIVAL CEREMONIA EN DOMINGO, NADA MAL