Por Staff Yaconic

La adolescencia marca un antes y un después. Un periodo de gloria —o no— para muchos; para otros representa la oportunidad de probar y experimentar todas las locuras al alcance. Sexo, violencia, drogas y delirio son algunas de las puertas que se abren, cual flor en primavera, para el deguste.

Como Larry Clark en Kids o Irvine Welsh en Trainspotting, el canadiense Drew Young nos muestra esas situaciones de alcohol, fiesta, peligro, bajón y ambientes sórdidos por los que atraviesan algunos jóvenes. Su obra es un revoltijo exquisito de hiperrealismo, acrílico y collage.

drew-3 drew-2

Young nació en 1987 en Victoria, capital de la provincia canadiense de Columbia Británica. Actualmente vive en Vancouver. Estudio ilustración y artes aplicadas en la universidad de Victoria y se ha convertido en el instructor más joven de la Federación de Artistas Canadienses.

drew-5

Drew pinta sobre ese lado b de la juventud; sus imágenes, compaginado de hiperrealismo, figurativismo, espontaneidad, quietud y movimiento, exploran la decadencia de las sociedades modernas. Escenarios de la perdición en colores oscuros, ocres y pálidos.

drew-9 drew-7

El trabajo de Drew Young ha sido expuesto en galerías de Vancouver, Los Ángeles, San Francisco, Tokio, Londres, Nueva York y Bogotá. Ha sido reseñado en medios especializados como Juxtapoz, Booooooom y Blisss. Y actualmente es el curador de Artes Visuales de TEDx en Vancouver.

Para seguir de cerca la obra de Drew: Sitio Oficial / Blog / Twitter / Instagram

YACONIC

YACONIC

Previous post

DAVID FOSTER WALLACE, BREVE Y REPULSIVO

Next post

GÉNERO, GUERRA Y CONSUMISMO EN LOS ÓLEOS DE ADAM CALDWELL