Jesse Hughes

La vida da sorpresas, algunas de ellas son un cubo de agua helada que desprende todo prejuicio y doble moral de cualquier cara. No hay manera de vender credibilidad u honestidad, se tiene y punto. El líder de Eagles of Death Metal derroca las falsas ideas sobre el Rock, empezando porque sólo es un género musical: “por supuesto que no, el Rock es un estilo de vida”.

EODM 1

Por Pablo A. Anduaga / @Pablo_Anduaga
Foto Pedro Zamacona

Jesse Hughes es un ciudadano estadounidense que sabe de dónde viene, a donde quiere ir y el lugar que pisa, en él no hay espacio para ambigüedades. Como buen gringo habla estruendosamente y ríe aún más, pareciera un típico rockero sureño, sin embargo en los detalles está el diablo; Jesse Hughes no es un tipo convencional para buena fortuna de nuestra sociedad.

De abuelo mexicano, vive la vida sin inhibiciones y es categórico sobre su suerte: “tengo el mejor trabajo del mundo, soy muy afortunado pues hay montón de tipos que quisieran estar haciendo lo que hago”. Para abrir plática nos refiere el porqué el sonido Grunge sigue tan vigente hoy día “es sencillo, te hace sentir incluido, parte del todo, no crea barreras y es muy cálido. Puedes ser un buen músico con muchos “dedos” (para el instrumento) pero el Rock es otra cosa, hace familia y es una cuestión de vida, el sonido garaje siempre te hace sentir bienvenido”.

Con ustedes, El Reverendo Hughes

“En este mundo tienes dos opciones, mientes o no. Yo decidí no hacerlo”, y para Hughes la palabra es el distintivo de clase para el valor más importante en el ser humano: la honestidad. Cuestionado sobre temas duros responde sin dudarlo; por ejemplo, sobre sus creencias religiosas nos sonríe con malicia: “Con esta credencial me identifico cuando viajo en los aeropuertos y adoro ver la reacción de la gente”, mientras muestra una muy correcta credencial de la Universal Life Church Monastery… y sí… él es un católico devoto pues en su infancia en Carolina fue estricta:“en casa siempre hablé por teléfono desde el sillón de la sala y todo mundo estaba al pendiente, fue hasta los 17 que tuve permiso de tener mi propia línea en el cuarto. Hoy soy padre de un adolescente y me preocupa todo lo referente a internet, porque no hay control de quién interactúa contigo”.

Conocido en el argot rockero como “Mr. Devil”, el rostro amable adquiere un matiz serio cuando se tocan los temas de la comunidad

¿Hay mucha inseguridad en las calles, cómo cambiarlo?

– Si todos ejerciéramos nuestra responsabilidad cívica no habría necesidad de la Policía, bastaría con el manejo responsable de un arma y el cuidado de nuestra comunidad. Los jóvenes antes estaban más cuidados por la familia, los problemas que enfrentan son diferentes a los de mi generación, están más expuestos, están bombardeados por la televisión con eso de ser popular, el punto es ser auténtico, mi padre me dijo ´no busques ser popular, sino cool´ y eso hice, ser auténtico. Yo estoy tatuado pero cuando visito a mi madre sé que a ella no le gustan los tatuajes, por lo que siempre uso playera de manga larga cuando voy a comer con ella”, suena a que Jesse es un rockero muy ñoño pero la realidad es tan diferente como el día y la noche.

La famosa tatuadora Kat Von D besó “a la fuerza” a Hughes; tras meterla la lengua hasta el cogote el guitarrista de EODM cayó fulminado a la brevedad por el anestésico que ella le introdujo de sensual manera, después procedió a tatuarle unas frases. “Ella elije a quien tatuar, no al revés… la amo”, sentenció Jesse.

Con ustedes, Shanky McBuzcock

EODM M1

Bajando por el elevador del hotel que lo hospeda suelta a rajatabla “Mi pareja es una estrella porno cuyo trabajo recomiendo al 100 por ciento”, al salir del mismo prende un buen carrujo de mariguana y con total desparpajo se dirige a comer a un local de hamburguesas pasando enfrente de un oficial de Tránsito mientras platica sin recato alguno mientras cuenta sobre cómo hace “bisnes”: “Estoy acostumbrado a cerrar negocios de mano (hand shake), porque la palabra es sagrada, es todo lo que tienes, así lo he hecho con Vans desde hace mucho, y te digo que Vans, si bien es una empresa globalizada y capitalista, es un referente del buen capitalismo pues pocas empresas han apoyado el Rock como lo ha hecho Vans, además sus tenis siguen siendo los mismos. Llevo haciendo negocios con ellos más de 10 años sin contratos y jamás hemos tenido problemas”. Jesse no tiene ningún pudor en aceptar su abierto gusto por las drogas y sabe perfectamente lo destructivo que pueden ser (su baterista y amigo de toda la vida, Josh Homme, lo salvó cuando su adicción fue incontrolable); sin embargo, la responsabilidad sobre tus actos hacen la diferencia, y Jesse sabe que al estar frente al escenario también influye en su audiencia: “Son la razón del todo, esos chicos que van a nuestros conciertos… y por supuesto uno tiene la capacidad de influirlos, también en el Rock ha habido mucha mierda en ese tema por eso trato que esta vez se lleven la referencia más real de lo que es EODM”. Y Mr. McBuzcock (otro de sus AKA) no bromea, invita a quien se deje al backstage y al after party.

Si bien uno puede o no estar de acuerdo con su forma de vida, su quehacer no hace daño a nadie y Hughes ser responsabiliza y enorgullece de cada uno de los actos en su vida presente, vivir al estilo Hughes nos muestra a un hombre integralmente feliz… y según el libro, de eso se trata este viaje.

“Así como la televisión (que Hughes detesta con toda su alma) manda mensajes a la gente, los que estamos al frente de una banda de Rock también influimos determinantemente en los chicos, no podemos hacer de lado ese factor y debemos saber lo que queremos y lo que realmente proyectamos en el escenario”.

YACONIC

YACONIC

Previous post

EMORY DOUGLAS

Next post

TERRAZO