Por Janneth Magaña / @Janneth__Jann

Todas las imágenes: fleshmilk.tumblr.com

A Elisa Malo le gusta observar la calle y sus personajes. Una noche, mientras caminaba al Metro, luego de salir de un trabajo “negrero” en Polanco, ella y sus dos compañeras vieron a un señor con un gatito sentado en sus hombros. Comenzaron a hablarle, atraídas. Pero el animal era solo una carnada del viejo aquel. Mientras se alejaban el señor les gritaba: “¿Quieren acariciar a mi gatito? ¿Quién me ayuda a pasearlo y darle de comer?”.

La anécdota terminó en una ilustración: “Historia de un pervertido en Polanco”. La autora, Elisa Malo, nació en Xalapa, Veracruz, en 1989. Es egresada de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda” y el dibujo es un fantasma que la ha acompañado desde pequeña, cuando trazaba seres amorfos en sus libretas.

elisa malo ilustradora

Estos seres han transmutado en una suerte de estampas de la figura femenina y sus avatares; la ciudad y su épica cotidiana; seres marginales, en un desasosiego agridulce. Su obra, dice, es autobiográfica, imperfecta, plegada a lo humano. Y quizá lo que más me atrae de Elisa es esa mezcla entre lo pueril y lo oscuro. Entre la perversidad e inocencia.

Elisa Malo dibuja y luego vuelve a dibujar. Una vez que considera terminada una pieza que no le satisface se presentan dos opciones: la destruye o bien se va a una carpeta de dibujos que quiere un poquito menos que lo demás.

Muchos de sus dibujos van acompañados de frases que surgen en su cabeza, de canciones, libros o de películas; sus líneas vienen de los recuerdos de la infancia, de las imágenes que ve en internet. “La mayoría tienen que ver con alguna cosa que me obsesiona en el momento, o que refleja mi situación emocional”.

elisa malo ilustradora

Elisa, háblame de tu infancia.

Nací y crecí en Xalapa, Veracruz. Era una ciudad pequeña, ahora no lo es tanto. Fue muy lindo crecer ahí, en un ambiente que considero fue muy sano, con la posibilidad de estar rodeada de naturaleza y actividades culturales… Crecí con muchos amiguitos con curiosidades iguales a las mías, y con los que mantengo lazos de amistad. Considero que tuve una infancia feliz. Mis papás siempre me proporcionaron las herramientas necesarias para ir construyendo mi amor por el dibujo.

¿Cuál fue el momento en el que decidiste dedicarte al dibujo en un sentido más amplio, artístico?

Para mí, dibujar, al igual que para muchos niños, era simplemente una actividad de ley. En mi caso la extendí de la infancia a la adolescencia. Nunca quise detenerme para elegir hacer de mi vida algo que no fuera dibujar. Supongo que la cosa se puso más seria en el momento en que entré a una carrera de artes.

elisa malo ilustradora

¿Tienes una obra predilecta?

A todas las quiero. Son como mis hijos. De hecho ese es un problema porque me cuesta mucho trabajo dejarlas ir…Tengo muchas favoritas. Hoy pienso en un díptico que se llama HUNTS POINT–BREAKDOWN, unas piezas que hice en Nueva York y que de cierto modo fueron catárticas ante una crisis nerviosa muy fuerte que tuve.

Has mencionado que tienes una carpeta en la que guardas todas las ilustraciones que quieres un poco menos…

Tengo muchos dibujos guardados, están todos revueltos. Hay unos que tienen menos fuerza que otros, por lo mismo prefiero que vivan así, guardaditos, igual que algunos más personales, esos no los muestro a todo el mundo.

¿Qué detonantes ocupas para ponerte a crear?

Soy muy emocional. Mis dibujos reflejan y son impulsados por lo que vivo y siento a flor de piel. También las frases que escucho o leo a veces son muy fuertes y se me quedan grabadas, traduciéndose a dibujos.

¿Cómo defines lo que pintas?

No me gusta mucho definirlo con palabras; pero algo breve y sintético sería decir que pinto y dibujo personajes ficticios basados en una realidad cotidiana, siempre algo fantásticos y de cierta manera autobiográficos… clavarme en la técnica es algo que no he hecho mucho y apenas estoy empezando a explorar otros medios gráficos, pero me gusta la fluidez de trabajar con distintos materiales en distintos soportes.

¿Cuéntame alguna experiencia especial de todos estos años?

Tuve la oportunidad de estar en un taller con un grupo de artistas que no solo inspiraron mi flujo de trabajo sino que también eran mis amigos y la pasábamos muy bien juntos, con una guía artística muy fuerte. Fueron muy buenos esos tiempos… a veces me pregunto si se repetirá algo así.

LA MIRADA DE ELISA MALO

Elisa termina de responderme. En internet leo: “La mirada de Elisa Malo suele detenerse en lugares donde la mayoría de la gente no quiere ver. Allí donde los transeúntes caminan a toda prisa, perdidos en su neurosis cotidiana, ajenos a lo que les rodea e incapaces de reconocerse en el paisaje, ella encuentra una mina de oro para trabajar. Una mina de diamantes que refulgen en la más profunda oscuridad”.

Es cierto, como la historia de un pervertido en Polanco.

elisa malo ilustradora

elisa malo

elisa malo

elisa malo

elisa malo ilustradora

elisa malo ilustradora

elisa malo artista

Elisa Malo / Foto: Rodrigo Navarro / instagram@elisamalo

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

KIKE FERRARI: LIMPIAR EL METRO EN EL DÍA, ESCRIBIR DE NOCHE

Next post

ENTREVISTA CON LA FOTÓGRAFA ANGÉLICA ESCOTO