El cine, un castillo de naipes

Redacción Yaconic
Información y fotos cortesía de @DistritoGlobal

Aaron Acosta entrevista 1El pasado 2 de noviembre se llevó a cabo en el 100Th Room de la colonia Roma la master class con el productor Aarón Acosta, sobre algunas impresiones en torno a la creación y las posibilidades creativas del cine documental. En ella se habló sobre la elaboración de un proyecto de cine con el enfoque característico de Colectivo DETONA, Aarón precisó que existen dos vertientes muy relevantes para la exploración documentalista: el cine directo y el cine del yo.

“Para mí producir cine siempre ha sido como sostener un castillo de naipes con las manos. El menor soplo de viento puede echar abajo. Hay tantos factores que influyen en una producción cinematográfica, que es muy complicado sostener de forma simultánea todas éstas fuerzas. Una gran idea se puede venir abajo por factores económicos, artísticos, climáticos o políticos.”

Miembro fundador de DETONA, Aaron mostró un fragmento del primer cortometraje del colectivo, teniendo oportunidad de detallar los factores que lo llevaron a la creación de éste. “Cuando se venía la hora de hacer nuestro proyecto de titulación, fundé junto con mis grandes amigos de la universidad, un colectivo cinematográfico (Detona). Teníamos esa inquietud juvenil de capturar la realidad y pensábamos que era suficiente posicionar una cámara en alguna determinada circunstancia para poder capturar su esencia, la esencia de lo real.”

Aaron acosta m2

Tomando como guía los trabajos realizados por DETONA, el documentalista señaló que hay situaciones que liquidan las aspiraciones de cineastas o proyectos. “El cine tiene que librar con dos grandes tensiones; La primera es que el cine es una de las únicas disciplinas artísticas que son producto de la colectividad, esto significa que debe haber una suerte de pacto artístico entre las partes, un acuerdo. La otra gran tensión es la económica, evidentemente. Cualquier tipo de obra extremadamente comercial o artística, se tiene que someter a estos criterios.”

Fragmentos del paraíso, su más reciente largometraje documental, es una muestra de la vida idílica de los habitantes de una hermosa playa mexicana que al identificar problemas sociales que muy en el fondo les aquejan, hacen brotar a flor de piel esa fragilidad con la que se construyen los sueños, así como la necesidad de renovar constantemente nuestros objetivos vitales. Este filme fue exhibido hace poco en el festival DOCS DF y se encuentra nominado como mejor documental latinoamericano en el Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Flandes.

Si te interesa concer más sobre los proyectos del colectivo DETONA vistia:

twitter.com/DetonaMXdetona.org
YACONIC

YACONIC

Previous post

DIÁSPORA Y AUSENCIA EN EL FICM 2013

Next post

ROSE, UNA VOZ LLENA DE VÍCTIMAS ACALLADAS