Cada año que pasa parece que nuestra escena musical en sus nichos y escenas se fortalecen. Prueba de ello es que bandas y artistas se consolidan no sólo en México, sino que las fronteras se abren para sus sonidos. Siddhartha es prueba de ello, quien tras tres discos ha logrado definir una identidad que se construye entre texturas, armonías y paisajes poéticos. Siddhartha logró este 2017 conquistar ciudades de todo el mundo y cerró en nuestro país con un concierto altamente significativo, pues de éste saldrá el primer material documental de un show en vivo del artista mexicano.

¿Cómo podrías resumir este año en el contexto artístico y de creación, cómo fue para ti?

Pues fue un año bastante completo, porque se dieron varias actividades, el tour digamos lo que más tiempo me ha llevado, un año donde tocas en muchos festivales, en ciudades de México donde no habíamos podido presentar el disco y a la par estuve trabajando en el material en lo que en algún punto será el nuevo álbum, como mes y medio dedicándole a la composición y finalmente preparando los últimos shows que serán en vivo y se documentaron, de la mano con producciones que hice, vídeos. Un año agitado pero muy bueno.

¿Cómo se integrara este material que se documentó en vivo para tus próximos materiales?

De momento se nos vino la idea de documentarlo y una vez teniendo darle forma de cuándo lo sacaríamos bajo qué formatos, cómo lo queremos presentar. Es la parte que seguimos trabajando, queríamos aprovechar la ocasión para que quedará documentado y una vez teniéndolo darle forma.

Estuviste en ciudades de Colombia, España, Estados Unidos, Perú ¿Cómo fue la experiencia?

Estuvimos en Perú, Argentina, Colombia, Ecuador, también en El Salvador, Guatemala, cada ciudad y cada país tienen ventajas propias, en algunos había más público que otro, pero eso no debilitaba los shows. En algunos shows vas a picar piedra, a mostrarte por primera vez y que tienen su encanto y magia de volver a empezar. Había otros shows como en Colombia y Perú donde nos dimos cuenta que había una buena comunidad de seguidores esperando. En Argentina que fue la primera vez y el lugar más lejano aunque ahí si íbamos totalmente a tierras vírgenes para nosotros, pero dimos buenos resultados. Cada lugar es distinto, en El Salvador por ejemplo nos sorprendió una semana del show ya se habían acabado los boletos. Cada lugar te regala una experiencia distinta.

¿Te gustan los shows en festivales masivos?

Son experiencias distintas, en el show personal tienes la cualidad de que todo el público está ahí por verte, ese le da cierto grado de emotividad y euforia, es un público que conoce a fondo tu proyecto. En el caso de los festivales pues hay una cantidad de público va a verte a ti, otra que compartes con otros proyectos, pero es una ventana para que te escuche otro tipo de público y son conciertos masivos entonces cada uno tiene su sentimiento distinto y por ejemplo tocamos en el Catrina y había 40,000 personas y en el momento en el que tocamos fue sumamente eufórico e impactante, pero cuando tienes 2.000 también es muy emotivo, me pasa igual.

¿Cómo fue tu vida artística después del disco El vuelo del pez que fue un disco reconocido y premiado en muchas latitudes?

Fue un buen termómetro para el siguiente disco que fue únicos. El vuelo del pez (2014) venía del disco Náufragos (2011), que mucha gente arropó entonces todos han tenido empuje que hacen más fuerte al próximo.Yo me desocupo un poco de ya no tener presión del disco que acabo de hacer con el que sigue. Más bien trato de hacer que cada disco tenga un valor que vaya agregado a los pasados que yo sienta que voy avanzando que cada disco esté mejor logrado que el anterior. Esto no quiere decir que el anterior sea menos bueno, sino que esté más aterrizado, que sea más integral la imagen que te imaginas con el resultado y también se note el aprendizaje y este disco para mí el únicos sí avanzó, logré otros objetivos que me habría planteado.

¿Cómo logras nutrirte y renovarte para tus próximos materiales, cómo es tu proceso creativo sobre todo en la lírica donde encontramos pasajes y líneas muy poéticas?

Trato de siempre hilvanando algunos factores, a algunas herramientas que bajo en mi trayecto de la composición o de la postproducción recursos de estudio y programas, y buscar otro tipo de recursos, otros instrumentos, como ese tipo de cosas, eso por un lado, pero también la conciencia de tratar de no repetir, siempre habrá un hilo conductor, pero siempre trato de encontrar una similitud a una referencia al pasado, la borro del mapa.

Ahora es lo que hago es ir componiendo mucho con otros instrumentos, antes era con la guitarra y ahora lo hago con un beat de batería y empezar a palomear encima de eso y  muchas otras cosas de ideas que tengo rondando y llego a aterrizar. Otra cosa que he hecho e improvisar lo que canto, a la hora de tratar de hacer letras, no me pongo a escribir, me pongo a cantar encima de la canción y allí ver qué brota. Son cosas que van variando en los métodos para que los resultados sean distintos.

¿Qué tanto te nutres de lo que escuchar, qué has estado escuchando últimamente?

Sí, la música también es una de las cosas que más se tiene que frecuentar, como estar todo el tiempo renovando la información, creo ahí es donde en realidad le dedico a nutrirme, para tener conscientemente cosas frescas en mi cabeza, escucho mucha y distinta música. He estado escuchando a una banda llamada Amazon que me gusta mucho, el nuevo disco de Beck que me encantó.

¿Qué pudiste ver dentro de la industria de la música en Latinoamérica?

Sobre todo en Perú donde estuve más tiempo, escuché un proyecto llamado Kanaku y el tigre que ellos abrieron el show que tuvimos ahí y la otra banda es Wethe Lion que son impresionantes en vivo.

¿Qué podemos esperar para el siguiente año de Siddhartha?

De entrada serán el disco en vivo que supongo que lo tendremos listo y en segunda algo de material nuevo, que ya está un poco desarrollado, estamos empezando trabajar en el pero esos son los dos planes grandes que tenemos.

Te puede gustar: 

THE BRIAN JONESTOWN MASSACRE: LUNÁTICOS EN PICNIC SICODÉLICO

“VUELA, VUELA”: MARIGUANA Y MÚSICA EN MÉXICO

HISTORIA HISTÓRICA, PAKO ESKORBUTO Y LA KALAÑA DEL PUNK

Ángel Armenta López

Ángel Armenta López

Estudios en la academia de Arte y Patrimonio cultural en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Especialización en gestión de la música.
Periodista cultural y director en el Festival Heterodoxias. Ponente nacional e internacional en temas relacionados a la música, la gestión y la cultura pop.

Previous post

SUICIDIOS MINÚSCULOS DE RUBÉN BONET

Next post

¿QUÉ ES LA CERVEZA ARTESANAL?