Por Mixar López / @nomenclatura

Fotos: Cortesía de la banda

We The Lion es una banda de folk orgánico, afectuoso, melancólico, iridiscente y dotado de una semilla de honestidad. Impulsados por la comunicación, la prensa, la telefonía y la mercadotecnia, estos peruanos lograron revertir lo negativo en el mensaje de la publicidad, para convertirlo en amor. Así llegó hasta nosotros el tema “Found Love”, el más escuchado en noviembre de 2016 en Spotify, de Perú. Ahora nos presentan Violet, un disco “conceptual” en el que introducen la narrativa de las relaciones del afecto, desde su inicio hasta el olvido, desde el enamoramiento hasta el quiebre. Todo en 11 cálidos tracks de indie folk puro y sólido.

Hablamos con Alonso Briceño, vocalista y guitarrista, sobre el trabajo de la banda y el por qué decidió cantar en inglés. Conversamos acerca de sus influencias, etiquetas, comparaciones y reconocimientos; pero especialmente sobre Violet, disco con el que no solo intentan acaparar el mercado de la telefonía, sino el del corazón entero.

we-the-lion2

Aparecen como score de un comercial de Movistar con el tema “Found Love”. La publicidad es el arte de convencer a la gente para que gaste el dinero que no tiene, en cosas que no necesita, como decía Will Rogers, el cowboy, humorista y actor. ¿Qué representó para ustedes ese comercial, y de qué manera remontó su carrera musical.

Representó el inicio de un sueño; el ahora o nunca. Creo que la publicidad puede enviar un mensaje potente de conexión entre la gente. Esa es la lectura que tenemos de ese comercial. Un mensaje honesto, que representa los momentos de la vida en los que uno “encuentra amor”. Quizá soy un romántico, pero me gustó mucho el motivo general de ese spot. La difusión que tuvo: logró que todo el Perú nos escuchara, y al parecer les gustó. Luego se enteraron que somos una banda peruana y fue cuando se sintió el apoyo de todos (se sigue sintiendo). El haber sido una banda nueva con este tema fue una grata sorpresa para muchos. El comercial trajo consigo muchas nuevas emociones y experiencias. Nos unió más.El español peruano es producto de la mezcla andina, el proceso cultural español y los aportes africanos. ¿Por qué cantar en ingles?

Durante mi infancia, y toda mi vida en realidad, crecí con un padre muy musical, que me despertaba los fines de semana a todo volumen con The Beatles o Queen, y yo veía cómo él disfrutaba, sentía su energía. Fueron esos momentos los que me introdujeron a la música. Cantábamos camino a la playa discos enteros de The Guess Who, Traveling Wilburys y Led Zeppelin. Lloramos escuchando Graham Nash o Cat Stevens. Tuve una hermana mayor que me presentó otra época (Alanis Morissette, Nirvana, Metallica) y una madre que me dio las herramientas y motivaciones para crear y ser yo mismo. Dicho esto, mi vida siempre fue musicalizada, gran parte en inglés. Y fue natural escribir en ese idioma. Me siento cómodo y capaz de cantarlo con la misma libertad que algunos de mis ídolos. De alguna manera se plasma y hace justicia a todo lo que escuché de niño.

Mumford & Sons, The Lumineers y Of Monsters and Men parecen ser sus influencias más fuertes, aunque, obviamente, siempre estarán The Beatles y The Guess Who. ¿Por qué el “indie” folk?

Son bandas enormes, con mucha carga emotiva. Que tienen caminos distintos, pero finalmente sonidos similares. No compusimos pensando en un género. El sonido que tiene Violet es honesto, que evolucionó de manera independiente, conforme avanzábamos (si es que eso significa algo).

Queríamos que en vivo sonara igual que cuando componíamos. Lo hicimos con dos o tres guitarras, cantando y expresando lo que pensábamos.

Bob Dylan dejó el folk en 1965 y modificó la música popular con Highway 61 Revisited, uno de los trabajos más influyentes del siglo XX. ¿Qué representa para ustedes la música folclórica moderna?

Siento que hablar de folk es distinto a hablar de folclore. Quizá porque en el Perú el segundo es muy diferente. La música folk moderna me encanta; es vibrante, muy emotiva, sobre todo en vivo. En vivo creo que logramos trasmitir esa fuerza, cantar del corazón. Es un género que no necesita sobreproducción para sonar auténtico.  

¿Por qué no escuchamos ningún registro peruano en su folclore?

El disco siempre trató de mantenerse mínimo. El uso de instrumentos se limitó a lo que sentimos que era apropiado. No por ser peruanos debíamos ser literales. Nos guiamos más por el feeling de lo que queríamos transmitir, con la herramienta que fuera necesaria para lograrlo. En la canción “You and your heart” la percusión fue creada con un cajón peruano, de madera, y buscamos que representa la calidez del latido de un corazón.

Háblame de la narrativa del disco, que, al parecer, narra “una historia de amor” a través de sus 11 tracks.

Son 11 temas trabajados desde un ángulo distinto. Queríamos expresar una sensación particular en cada capítulo. Desde el momento en el que conoces al amor de tu vida, hasta el instante literal en el que la dejas ir. Que fuera un viaje, que tuvieras que escuchar el disco completo para entender quién es Violet, y finalmente que cada uno procesara el desenlace a su manera. Siempre quisimos hacer un disco conceptual; trabajamos 38 canciones durante dos años, y finalmente llegamos a las 11 titulares.

Realizas el trabajo de escritura de todas sus canciones. ¿Cómo es ese proceso? ¿Qué autores peruanos son tus favoritos?

Es muy natural. Escribo desde los 8 años, tengo muchas canciones que compuse a lo largo de mi vida y escribí una novela corta que jamás publiqué. En el caso de Violet, que es conceptual, tenía un norte creativo. Y antes de escribir las letras tuvimos que trazar una historia, y luego desglosarla por temas y sensaciones. Fue una experiencia muy satisfactoria; puse mucho de mi vida sin necesariamente ser literal o muy personal. Escribí el diario de otra persona.

¿Cómo fue trabajar con el nominado al Grammy Manuel Garrido Lecca?

No trabajamos directamente con Manuel sino en su estudio (EOG Producciones), con su socio Edú Olivé, un gran amigo y especialista del sonido. La grabación fue hecha en gran parte por nuestro productor musical David Chang. Tuvimos aparte la colaboración de músicos cercanos. Fue genial. Alquilamos tres semanas el estudio y lo convertimos en nuestro hogar. Llevamos luces, alfombras, cafetera, refrigerador, sillones ¡y almohadas! Grabar en un entorno de paz y familiar ayudó a fluir.

we-the-lion3

¿Qué le aportaron al disco David Chang y Joe LaPorta?

David aportó mucho, nos ayudó a abrir un camino a nivel personal. Se convirtió en una especie de terapeuta, pero más que nada en un amigo con el que hacíamos música. Compusimos mucho, sin apuro, tres veces por semana, hasta el amanecer, en ocasiones. Este disco fue hecho con paciencia y mucho amor.

Joe hizo un trabajo excelente, se encargó de que la música quedara redonda, con cuerpo y mucha calidez. Le dio una riqueza final al sonido.

“Nosotros, el león”, como se traduce al español el nombre de la banda. ¿A qué se debe este título?

Nos conocemos desde hace más de 20 años. Somos muy amigos, hemos estado juntos toda la vida y así, juntos, queríamos pertenecer a algo mayor, más fuerte. We The Lion es un mensaje de unión, de sinergia, de equipo y familia. Somos una manada.

Los han definido como “folk peruano a la americana”. ¿Cómo se definirían a ustedes mismos?

Es difícil encasillar nuestra música, pues fue creada sin esos límites de géneros, solo se creó porque sí. Sin embargo, es una categoría que intuitivamente clasifica a Violet.

¿Tienen algo en contra de las zampoñas, los charangos y las quenas?

Jamás. Soy coleccionista de instrumentos que descubro en viajes, me sorprendo con nuevos sonidos. En Violet quisimos que fuera mínimo; el único instrumento “distinto” fue un Merlín en el tema “Move Along”.

Sin duda, en el futuro queremos explorar e incorporar más instrumentos, venga de donde venga con tal que le haga bien a la música.

¿A qué se refieren cuando dicen que hacen música orgánica?

Creo que nos referimos a que los instrumentos que usamos son de madera, naturales; que buscamos un sonido sin sintetizadores, efectos digitales, guitarras eléctricas o secuencias. Todo se trabajó a la antigua, con tambores Ludwig de los setenta, y viejas guitarras de palo, pero con sonidos ricos.

we-the-lion-4

¿Qué se siente el que “Found Love” se convirtiera en la canción más escuchada en noviembre en Spotify?

Muy bien. De alguna manera es un indicador de que estamos haciendo las cosas bien. Es una canción que carga un mensaje de amor potente y creo que eso lo sintió la gente. Es lindo saber que We The Lion está detrás de un mensaje positivo y que genera amor entre humanos.

¿A qué banda peruana recomendarían para ser entrevistada?

Hay bandas que son estupendas. Te diría que Alejandro y María Laura están logrando un sonido muy sólido, personalmente me encanta.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

RAQUEL CASTRO: A LA CAZA DEL LECTOR INQUIETO

Next post

TEPETONGO, MI AMOR DE CLORO, GARNACHAS Y MEADOS