José Hernández tuvo la encomienda nada sencilla de ilustrar un personaje que todos tenemos en nuestro imaginario, ya sea como un símbolo de rebeldía, como un icono revolucionario, y como la mayor expresión de una contracultura que se comercializó de manera abierta y provocativa. Lo que es real es que fue y es un personaje complejo, multifacético y que aún ya muerto, se le intenta matar una y otra vez. José Hernández es el responsable de ilustrar a un Ernesto Guevara en la intimidad,  en ese ser humano lleno de contradicciones y vulnerable antes sus propias ideas, todo esto en la trilogía de John Lee Anderson, Che, una vida revolucionaria, editado por Sexto Piso.

¿Cómo te gusta que te reconozcan, como monero, como caricaturista?

Como monero, hago monos a fin de cuentas.

¿Cómo fue el proceso de ilustrar a un personaje como Ernesto Guevara?

Era hacer mi interpretación lo más libre posible del libro de John, él me dio toda la libertad de hacerlo y de reinterpretar su libro, no fue ilustrar lo mismo en cada libro, fueron tres historias cada una distintas. Primero es el inicio de la leyenda del che, un joven médico argentino que se va a la aventura en América que le dé sentido a su vida y en México conoce a Fidel Castro.

En el segundo libro es hasta cierto punto épico, toda la historia que fue la revolución cubana, y en la segunda parte, los inicios del gobierno revolucionario de Fidel Castro en el cual “EL Che” tuvo una participación importante y al final se desencanta de lo que sucede y decide irse de Cuba. Y en este tercer libro que presentamos, son los dos últimos años del che, es una historia ya triste, de fracasos que huyó en el Congo en Bolivia y su muerte. Son tres libros distintos que tienen una unidad gráfica, pero claramente distintos.

¿Cuál fue la revelación más significativa del personaje, siendo un halo de mitos y leyendas, de héroes o antihéroe, para ti cuál fue la mayor revelación de este imaginario colectivo del guerrillero?

La imagen del che todos conocen, es la foto, de Alberto Korda que se hizo famosa, dicen que es la imagen más famosa del siglo XX, y esta imagen se convirtió en una imagen en blanco y negro bidimensional que se repite en posters y playeras, dista mucho de ser en blanco y negro, es un personaje complejo con muchos  matices y tridimensional, son muchos Ernesto Guevara.

Es un personaje que continuamente evoluciona, si bien era un absoluto convencido de la revolución por la vía armada, en los últimos años de su vida, a pesar de que decide iniciar una guerrilla en el Congo, ya no está tan seguro que sea la única manera, acepta que la vía política pueda lograr cambios, por ejemplo en Cuba él está dispuesto a todo, morir y matar, mata a sangre fría y ordena ejecuciones, pero en Bolivia en sus últimos años, no mata a nadie, es un “Che” más maduro, supongo con más dudas, y huyendo un poco de su propia  leyenda.

Ahora que mencionas esa fotografía y todo lo que se comercializo con ella. De hecho este famoso libro de “Rebelarse vende, el negocio de la contracultura” usan la foto del che para ilustrar la portada, es curioso esa parte del personaje

Sí, es irónico que el personaje que lucho contra el imperio yanqui finalmente se convirtió en in ícono pop, pero lo que sucede con su imagen es totalmente ajeno al propio che, no es algo que le podamos achacar, además lo que ha pasado es curiosos, al che lo han tratado de mar muchas veces, Cuando deja Cuba, hay muchos rumores de que está muerte, que Fidel lo mandó matar, desaparece durante mucho pública y después aparece en Bolivia y ahí lo matan, y tratan de desaparecer su cuerpo para no volverlo en un mártir y se convierte en leyenda.

Después en los años 70 me parece que hubo una intención de vaciarlo de contenido y volverlo un ícono pop. Igual sobrevive a esto y revive, es un personaje cíclicamente revisado. Y ahora se intenta volver a matar y ahora vaciarlo, no de contenido ideológico, pero ahora de autoridad moral, un intento por desacreditar moralmente su imagen, es muy común encontrarse con los discursos que era clasista, que era misógino, terrorista, y que no se sostienen si se estudia rigurosamente su  historia. A mí me parece que es por un sector de la derecha muy reaccionario al cual le molesta que haya mucho una imagen relacionada con la izquierda, que sea símbolo de la rebeldía y al cual no pueden acusar de tirano ni dictador, no se puede acusar como otros personajes de la izquierda.

Entonces como no hay manera de descalificarlo como dictador o tirano, entonces se le ataca con una serie de valores que no correspondían al contexto del che y totalmente fuera de sustento. Se le acusa de matar gente, Claro que la mató, el creía en la vía armada, participó en una guerrilla y revolución como él mismo decía, se mata o se muere. Yo creo que ante este intento de volver a matarlo va a volver a sobrevivir.

¿Cuál consideras tú la mayor ventaja de una novela gráfica a un ensayo cuando hablamos de historia?

Hay una idea de que la novela gráfica que es mucho más accesible a jóvenes so gente que no tiene el hábito de la lectura, yo espero que no sea así, me parecería un poco estereotipar el género.  Una novela gráfica puede ser interesante y accesible a cualquier tipo de lector pero eventualmente gente que le cuesta dedicarse a un texto un poco más complejo, una novela gráfica será más accesible me parece que está muy bien. Está la desventaja que el mismo género no te deja profundizar en algunos temas.

En esta trilogía, la idea no era hacer una biografía ilustrada sino contar una historia y por ello mismo los criterios que seguí para contar y que no contar no fueron criterios históricos ni periodísticos sino dramáticos. Hay escenas que históricamente no son relevantes pero dramáticamente tienen todo el sentido que estén.  Lo que aquí se cuenta es la historia personal de un personaje que con sus motivaciones, contradicciones intimas y personales.

En tu caso particular ¿Cuál es la mejor forma de transitar o sumergirse a la historia latinoamericana?

Me parece que leer la literatura latinoamericana es la mejor forma de conocer la naturaleza propia del latinoamericano, autores que me parecen fundamentales,  Alejo Carpentier, Cortázar, Juan Rulfo. Si me dieran a escoger a un solo autor mexicano que represente a México serían Juan Rulfo. Y guardando distancias, los libros del “Che” como personaje identificado en Latinoamérica. En esta región como Latinoamérica, es más fácil captar el carácter, por medio de la literatura que de ensayos históricos, es más transparente, al menos a mí me parece. Entender ser latinoamericano por sus grandes escritores que a través de sus historiadores.

¿Cómo mantener vivo el interés de por la literatura latinoamericana en un contexto cada vez más globalizado?

No tengo una receta, pero confío en que la historia se da en ciclos entonces si estamos en un momento donde se ha dado un poco la espalda al origen que te forma, daremos vuelta u recurriremos a ello, porque no hay manera por gusto, o por influencia eventualmente voltearemos a mirar ese origen. No me gana el pesimismo de ver actualmente manifestaciones culturales que no recojan esto o ver muy pocas.

¿Estamos en un año crucial para nuestro país, año electoral, crees que nos acerquemos al momento en que nazca un personaje como Ernesto Guevara o es una utopía cada vez más lejana?

No veo yo un personaje, un personaje contemporáneo que me remitiría como el “Che” sería Pepe Mujica, el ex presidente uruguayo, en México si buscamos un personaje público cercano, el más cercano está muy lejano, es López Obrador, pero las motivaciones de López Obrador son muy distintas, de no tener un origen de lucha social, ni de lucha armada, lo cual hablaría bien de él.

Sobre todo ahora que aprendió la lección de ser mucho más pragmático de lo que fue en los años anteriores en las elecciones anteriores, ese pragmatismo lo aleja bastante del idealismo que tenía el “Che” y la intransigencia que tenía. López Obrador se ha declarado admirador del “Che”, creo que cosas puede admirarle, pero yo creo que el “Che” le reprobaría muchas cosas. Pero bueno las condiciones son otras, el país es otro y se pueden entender.

TE PUEDE INTERESAR:

JUAN PABLO MENESES: NIÑOS FUTBOLISTAS

CHARLY GARCÍA, LA INDÓMITA LUZ DEL HOMBRE CON BIGOTE BICOLOR

JACOBO ZABLUDOVSKY: CON DIOS Y CON EL DIABLO

MEMES, MAMES… CLASISMO Y DISCRIMINACIÓN

CANEK SÁNCHEZ GUEVARA: LA IDEOLOGÍA COMO AUSENCIA DE IDEOLOGÍA

CRÓNICA DE UNA MEDELLÍN “ESTRATIFICADA”

Ángel Armenta López

Ángel Armenta López

Estudios en la academia de Arte y Patrimonio cultural en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Especialización en gestión de la música.
Periodista cultural y director en el Festival Heterodoxias. Ponente nacional e internacional en temas relacionados a la música, la gestión y la cultura pop.

Previous post

BAJO LA SOMBRA DE RIVAS: LA CASONA QUE REVIVIÓ A LA COLONIA GUERRERO

Next post

“ONE LOVE”: UNA ENTREVISTA AL RAPERO MEXICANO 'LOGAN HATE'