La lentitud de la fila parecía ser la señal inequívoca de que estábamos en un cónclave de cannabileros, la Expoweed México 2016 en el World Trade Center (WTC) de la CDMX, sobre el autocultivo y los usos medicinales, industriales y ancestrales de la cannabis que sucedió el 12, 13 y 14 de agosto.

Por Rogelio Garza / @rogeliogarzap

Un encuentro abierto al público en un espacio así era infumable hasta hace unos meses, lo cual quiere decir que estando acá es un pasote con nuestros zapatitos. Todo parecía muy relax. En la lentitud de la fila a muchos les dio el bajón, no porque en las cinco taquillas estuvieran borregueados, sino que solo había una abierta. Y como en México sigue siendo un delito la posesión y portación, la mayoría aterrizamos más encendidos que árboles navideños. En esa circunstancia el tiempo te pone a prueba con su relatividad elástica.

El tema de conversación era Michael Phelps, que vino a derrumbar los mitos contra la marihuana. Pero si Phelps es el nuevo pacheco ejemplar, un día de estos cualquiera nos pide las 28 medallas olímpicas por ponerlo de ejemplo y se derrumbarán los milagros que le endilgamos a la misma planta. Imagínate fumar de la que hizo súper hombre a Michael Phelps… Por eso la información asequible en la Expoweed es pura golden.

expoweed2

Del material que circuló en “La feria del cannabis en América” destacaron las revistas Cáñamo, La Dosis, Cronic y la Guía Americana del Cáñamo 2016, todas con información documentada y útil sobre la cultura y la industria de la marihuana. Mención especial merece la versión de bolsillo de la Guía Legal de Usuarios de Drogas en México, publicada por el CUPIHD (Colectivo para una Política Integral hacia las Drogas, A.C.). Y eso era lo que se podía armar en la Expoweed, asesoría de primera mano sobre los usos medicinales del cannabis, particularmente los cannabidioles como el Hemp Meds Scientific Hemp Oil-X y el Charlotte´s Web, el aceite cannabidiol (CBD) que ha curado a la niña Graciela Elizalde Benavides. Grace, como se le conoce, necesita el aceite derivado de la planta para contrarrestar los efectos del síndrome de Lennox-Gastaut, un tipo de epilepsia que se manifiesta con cientos de ataques al día. Estuvo presente en la Expoweed en el stand Por Grace, la asociación civil que trabaja por el acceso terapéutico a productos derivados de la cannabis sin efectos psicoactivos (asesoría, importación, trámites, conferencias y una comunidad en Facebook).

expoweed3

También se armó estupenda divulgación sobre el autocultivo, una solución que permite a los consumidores ser autosuficientes, así como los equipos hidropónicos necesarios. Todo ello con pláticas, talleres, manuales y catálogos de accesorios y semillas para conectarlas por internet. El cáñamo tiene diversos usos industriales, textiles, comestibles y bebestibles; había ropa de hemp, harina, pasta, aceite, esencias, bebidas energéticas y jabones. Por supuesto, la Expo fue la oportunidad para actualizarse en esa galaxia de productos y accesorios que solo demuestran el gran ingenio del pacheco para inventarse formas y métodos de consumo y portación con fines recreativos. La novedad es que ahora la tendencia en productos de portación son los accesorios antismell: vaporizadores, bongs, pipas, jíters, papeles, latas, grinders, estuches, screens, maquinitas ponchadoras, tabaco orgánico, de sabores, filtros, inventos para extraer el aceite, para romper las moléculas y así hasta el infinito…

Para ser la primera feria sobre el THC en un WTC, la Expoweed se sacó un diego. Las conferencias, pláticas, talleres y presentaciones, como la del libro Conversaciones pachecas (voces por la despenalización cannábica en México), de Carlos Martínez Rentería,  ilustrado por Jis y Trino, los reyes del humor pacheco, enriquecieron el encuentro amacizándolo. Qué absurdo, satanizar y criminalizar una planta con tantos usos y beneficios. :x

expoweed4

Editor Yaconic

Editor Yaconic

antonio ortuñoENTRADA
Previous post

LA ESCRITURA POGO DE ANTONIO ORTUÑO

charles bukowski ENTRADA
Next post

CHARLES BUKOWSKI: LA VIDA CON “V” MINÚSCULA