Por Daniel Vela
Fotos: websta.me/n/dangep1

Empezamos a calentar gargantas la noche del sábado. Manejamos hacía el Centro de Convenciones Tlatelolco. Llegando por Eje Central, al acércanos a Manuel González, observamos el cambio en la escena, con los habituales lugares de estacionamiento que los residentes de la zona “guardan” para todo tipo de eventos. El Centro da para unos cinco mil visitantes. Esperaba encontrarme con el “Paquete Oro” o el “Diamante Boda” que se ofrece habitualmente; un Azteca de Oro o algo más fino, pero por suerte nos encontramos con un poco más de actitud y sonido. H2O visitaba la ciudad con su hard core neoyorquino. El concierto había comenzado.

h2o-3 h2o-1 h2o-2

H2O fue formado en 1995. Actualmente está integrado por Todd Morse en la guitarra; Toby Morse en la voz; Rusty Pistachio en la segunda guitarra; Adam Blake en el bajo; y Todd Friend en la batería. A la fecha la banda cuenta con seis largas producciones y tres EP´s. Con influencias reconocidas como U2, Clash, Agnostic Front, Misfits y Wu-Tang Clan, H2O es un referente del hard core y su música ha aparecido en video juegos como Street Sk8er y Crazy Taxi. Don’t Forget Your Roots, lanzado en 2011, es su más reciente disco. A finales de 2014 se anunció una gira (la primera) de la banda en México, pero ésta se pospuso para abril de este año. Guadalajara recibió el putazo antes que la Ciudad de México.

Comenzamos el desmadre con We Believe, banda de Querétaro “capaz de lograr lo que se proponga” (es una de las descripciones que ellos hacen de sí), que ronda los escenarios desde el 2011. Las guitarras de “Nosotros los Inadaptados” mostraron que la actitud estaba presente. Era imposible resistirse: “Nunca he buscado entre ustedes el ser popular/ Como algunos idiotas que su dignidad tuvieron que dar/ Somos los inadaptados, si no respetas mejor hazte a un lado/ Somos los inadaptados, desde hace mucho que no te he escuchado”. ¡Mierda!, qué buena rola. Esos cambios entre los hi hats y el ride hicieron la mezcla perfecta y sí, siempre seremos “los inadaptados” a esa mierda sistemática. En si, todo Aferrados…, su primera producción, muestra el potencial We.

h2o-6 h2o-4 h2o-5

Desde el suroeste de la península de Paraguaná, de la ciudad de Punto Fijo, Venezuela, llegó Curva Sur, agrupación de hardcore punk que suena como si en vez de cuatro tuviera 10 integrantes. Curva se encuentra en promoción de su más reciente disco Unidos Contra Todo. Le pegan a la bataca, la voz, y la guitarra como en un estado de guerra. Una presentación corta pero contundente que hizo de su participación algo para recordar.

Para seguir la fiesta como el hardcore manda llegaron los de Veritas: no esa boy band que varios piensan, sino un quinteto chingón de Guanatos, que eleva con ese par de guitarras. Desde que tuve la suerte de escuchar “La verdad sobre las palabras” en casa de mis compas: “Hoy estoy, igual que siempre/ Hoy estoy, mirando al frente/ El corazón, en el camino!” Es inevitable no hacerlo, seis minutos de variables y ritmo que te hacen no querer agachar la cabeza, jamás. “Aún queda mucho por sentir” me colocó en un mood optimista y esperanzador, algo que hace falta en estos tiempos, y “Marinero” fue el punto de éxtasis (jajaja). Lanzada en noviembre del año pasado, esta rola es la marca de diferencia entre Veritas y el resto de grupos.

(Déjenme mencionar que ésta es una reseña en general y no sólo de ese día. Para que no se me saquen de pedo.)

Llegó al escenario Propia Actitud. Para quienes conocen la escena no tendría por qué presentarlos ni decir quiénes son. Pegándole desde el 2001, este quinteto de Orientside Records sabe mejor que nadie de que está hecho este pedo. Recuerdo, por ejemplo, el desmadre que se originó con ellos desde ese memorable concierto del 2013 en el Salón Alicia, cuando le abrieron a Madball. En verdad creo que hay nivel. “Luchamos por todo”, frase del track “Todo o Nada”, es lo que me recuerda a la escena nacional en 2013. Un año para recordar.

h2o-7 h2o-8

Finalmente le tocó el turno a H20, banda suprema que ha pasado por disqueras como Blackout!, MCA y Epitaph. Llegaron al escenario e inmediatamente comenzó el empujón y el jaloneo. La bandera empezaba a sacar esa extra de stamina guardada y recargada por la chela. El “Melodic Hardcore”, como se definen ellos, llegó por fin a la Ciudad de México después de años y años de espera. Parece que se pone de moda traer a todas esas bandas ahora, que cuando no teníamos el poder adquisitivo, en nuestros años mozos.

No me dejaran mentir: Nothing to Prove es la obra maestra de H20. Varios me mentaran la madre, otros me escupirán la siguiente vez que me vean, pero esas 10 canciones del álbum dan vida a esta escena. Siempre se corearan esos temas, desde ser Straight edge, ser vulnerables pero fuertes, hasta ser responsables. La presentación de H2O se vio compuesta de varias rolas, desde “Everready”, “Faster Than The World”, “Thicker Than Water”, “Sunday” o “Heart On My Sleeve” hablando de esa responsabilidad al traer tatuajes. H20 no es complacencia, es voluntad y fuerza.

YACONIC

YACONIC

Previous post

FOROS, MÚSICA Y CINE EN LA SEMANA ¡DESDE AQUÍ!, DE AMNISTIA INTERNACIONAL

Next post

TRES DISCOS DE RAP MEXICANO PARA TOCAR EL NIRVANA