Por Martha Pskowski / @psskow

Fotos: Emancipassion.com

Encontrarme con Bocafloja no es fácil. Poco después de su concierto en el Foro Indierocks! de la Ciudad de México nos reunimos en un café en Manhattan: el punto intermediario de los “boroughs” del Bronx y Brooklyn. Cada quien llega a la entrevista desde los dos polos de la escena neoyorquina del hip hop.

Estamos rodeados por personas que parecen competir por quién hace su plática más rápido. Pero Boca mantiene la calma. Habla sobre su nuevo disco, Cumbé, que sale a la venta el 7 de junio.

bocafloja cumbe

Desde los noventa, Bocafloja ha sido un referente en la escena hip hop de México. El concierto en Foro Indierocks! lo volvió a juntar con Akil Ammar. Los dos artistas colaboraban hace años con éxitos como “El día de mi suerte” y “La noche es nuestra”. Y aunque Bocafloja vive en La Gran Manzana desde 2008, se mantiene vigente en el país con presentaciones constantes y nuevas producciones.

Han pasado cuatro años desde que editó su disco más reciente, Patologías del invisible incómodo, pero no ha estado desocupado en ningún momento. En Nueva York es un integrante activo de la escena de hip hop y spoken word. Su documental, Nana Dijo, que produjo con Cambiowashere, salió el otoño pasado y retrata la población afrodescendiente en América Latina.

Al día siguiente de nuestro encuentro Bocafloja se presentó en una función de spoken word en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, con otros artistas de color del Bronx y Jersey City. Sus poemas abordaron el tema de la gentrificación, lo queer y la negritud, así como la rabia de un mexicoamericano nacido en el este de Los Ángeles. Boca subió al escenario, compartió algunos de sus poemas en inglés y cerró con un rap en español. Aquí o allá, es como rapeó ese día: “la antítesis para esta maquinaria.”

En Cumbé Bocafloja vuelve a sus raíces como artista de rap y nos ofrece 14 tracks que navegan entre soul, R&B, disco y jazz. ¿El resultado? Uno bailable: con ritmo y provocación discursiva.

En las colaboraciones circulan algunos artistas que vale la pena conocer. Una es la cantante mexicana Immasoul, quien canta en los sencillos “Distopía” y “Melanina”. Otro es Gabriel Duran, de Awkward Theory, un grupo de rap de Detroit, quien hace de “Espiral” una rola que te reto a escuchar sin cabecear. (Immasoul y Gabriel estarán en el siguiente concierto de Bocafloja en la Ciudad de México el 30 de julio.)

Desde 2012 no tenías un nuevo disco, ¿qué ha cambiado en tu música durante este tiempo?, ¿cuál es el concepto del disco?

El disco se llama Cumbé. Una palabra de origen yoruba que significa celebración o festividad. El disco es parte de una serie que hemos hecho, que analiza el colonialismo a través del cuerpo oprimido, el cuerpo de color. [La serie incluye el disco Patologías del Invisible Incómodo (2012) y el libro Prognosis (2014).]

En el contexto de estos trabajos Cumbé representa el domingo. El día en el que celebramos. Los otros, a nivel discursivo y lírico, han sido muy pesados. Esta vez decidimos ser políticamente transversos, pero cambiamos la energía. El disco es completamente festivo; una producción en la que el baile es emancipatorio. Hemos trabajado y afinado el proceso de escribir. Aprendimos a decir más con menos palabras, para ser más eficaces.

En el plano intelectual, todavía, propone muchas cosas y abre discusiones. Pero a nivel de cuerpo es para gozar, bailar, disfrutar. Si lo quieres escuchar solo para bailar, lo puedes hacer. También si lo quieres escuchar solo con la mente.

El primer sencillo y video se llama “Distopía”, fue producido por Cambiowashere y sale Immasoul. ¿Cuál es el significado de la canción y el video?

“Distopía” es una canción que reinterpreta un libro que se llama Incognegro, de Frank B. Wilderson, y también la obra de Frantz Fanon. De alguna forma hace una crítica a las narrativas blancas del retro-futurismo de los ochenta. En el imaginario de la blanquitud, la distopía es melancolía y narrativas de ciencia ficción. Queremos cambiar la metáfora para decir que en la experiencia de negros y afro descendientes existe la distopía en nuestras sociedades actuales. En vez de una narrativa individualista, hacemos el trabajo para cambiar nuestra comunidades

Grabamos el video en Beaufort, Carolina del Sur, y Savannah, Georgia. En lo que es conocido como el sur profundo e históricamente el epicentro del proceso de las plantaciones y la industria esclavista. También ha sido el epicentro de muchos aspectos de la cultura negra e indígena de Estados Unidos.

¿Quiénes colaboran en Quilomboarte actualmente? ¿Cuál ha sido el papel del colectivo a través de los años?

El colectivo cumple once años este 2016. Surgió como una iniciativa de producción cultural enfocada en el giro decolonial y en la consciencia de raza como una identidad política, específicamente en el contexto de la experiencia negra.  Es algo que prácticamente nadie estaba haciendo en ese momento en México.

Los colaboradores/as son varios en este momento y lo entendemos como una familia extendida de creadores con base en diferentes partes de la diáspora.

Con respecto a la cuestión de género, evidentemente comulgamos con el feminismo decolonial, del mismo modo dialogamos y hacemos trabajo respecto a las complejidades inherentes a nuestra masculinidad, remantentes coloniales y manifestaciones patriarcales.

¿Qué significó para ti el hip hop de Estados Unidos cuando comenzaste tu carrera artística en México y hace ocho años que vives en Nueva York?

Desde mi primer acercamiento me quedó claro que el hecho de conectar con la experiencia del hip hop no me acercaba a la cultura hegemónica blanca estadunidense. El hip hop es una experiencia diaspórica, que al final de día es meramente antagónica y que se gestó bajo condiciones primordialmente antisistémicas. Incluso en aquel momento sabía que mi condición de existencia tenía mucho más en común con Ice Cube que con cualquier estrella blanca de rock latino.

Vivir en Nueva York es una cuestión estratégica con respecto al tipo de trabajo académico que hago, sobretodo en el circuito universitario. Musicalmente me mantiene siempre en un nivel alto de exigencia con respecto al tipo de producción que ejecuto, debido a la oferta cultural tan amplia y demandante en esta ciudad.

En tu música y en tus poemas hablas de tus identidades indígena y afro descendiente. ¿Cómo generaste esta conciencia de ti mismo? ¿Ahora como ves las nuevas iniciativas en México para reconocer a la población afro-descendiente?

La cuestión racial es un tema fundamental en mi cuerpo de trabajo, y una responsabilidad permanente dado que estas condiciones definen mi existencia como un sujeto de color colonizado bajo los marcos de los Estados-Nación.

En términos de la situación en México y América Latina no podemos olvidar que el mestizaje se ha articulado como un dispositivo político de borramiento de la experiencia indígena y negra, con consecuencias aberrantes en todos niveles, desde el imaginario popular al aparato estructural.

Lo que está pasando actualmente son pequeños pasos. Para el Estado mexicano es una cuestión estratégica; no un interés genuino al problema. Se trata, primordialmente, de una medida de acercamiento al tema que les permite legitimar su proceso “democrático” mediante un multiculturalismo simulado en el contexto internacional, necesario para acceder a ciertos modelos neoliberales en el contexto del desarrollo socio-cultural actual.

En términos de impacto a nivel de poder, de reconocimiento político, mejoramiento social y entendimiento ideológico por estas comunidades hay poco o nulo avance. Bien decían que visibilidad no es empoderamiento.

bocafloja

Varias canciones de Cumbé ya se pueden escuchar en Bandcamp. El disco completo estará a la venta a partir del 7 de junio. El sábado 30 de julio Bocafloja viene a la Ciudad de México para presentar el disco en el Nuevo Foro Cultural Hilvana, con Immasoul, Awkward Theory y otros invitados. Los boletos están en pre-venta.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

la bruja ENTRADANOTA
Previous post

LA BRUJA Y EL TERROR MILLENNIAL

Delayed Gratification ENTRADA
Next post

ALGUIEN ESTÁ HACIENDO PERIODISMO LENTO, CONTRA LA COYUNTURA