A México le urgía un espacio para que miles de fans se desquiciaran y sudaran la última gran gota psicodélica. Con suerte, y después de años de espera, las plegarias se hicieron materia y el anuncio del primer festival Hipnosis nos traerá el mejor pedigrí del género a nivel mundial.

Encabezado por sus altísimos redentores Black Rebel Motorcycle Club, este festival prenderá la mecha el 9 de diciembre en el Deportivo Lomas AltasY que el estado mayor se entere del poder que los decibeles que se van a desatar en México, porque el cartel es puro ácido lisérgico con los Black Angels y el ansiadísimo Ty Segall. Con este tercio basta para tener un cartel más perrón que el Corona Capital, pero aún así los organizadores nos quieren dejar en el hospital añadiendo bandas de grueso calibre.

Desde el inicio del Hipnosis van a estar sonando talentos mexicanos que puede rifarse un tiro con cualquier peso pesado del stoner gringo. Los Mud Howlers, hijos pródigos del norte de México, estarán cimbrando la estructura de esta gran tributo a la música poderosa al máximo volumen.

Sus organizadores lo han dejado claro: el Hipnosis es un tributo al sonido y al espectáculo. Una fiesta enorme en donde el cuerpo habrá de entregarse por completo a la espectacularidad de las baterías, los amplificadores, los reverbs y las guitarras agresivas. Porque la psicodelia muerde y deja una hermosa cicatriz, es por eso que el Hipnosis nos hacía falta. Los fans de este género tenían que repartirse entre algunas bandas que traían algunos festivales, siempre buscando los sonidos precisos entre otras propuestas musicales, pero nunca reunidas todas en un solo lugar.

Otra gran sorpresa que estábamos esperando en México son los asombrosos Death Valley Girls, un cuarteto oscuro y salvaje que sabe exprimir el alma de cada uno de sus instrumentos. Entre pentagramas, capas negras y su himno “Seis Seis Seis”, los fans mexicanos podrán sacudir el cráneo con alegría hasta dañarse alguna vértebra.

Como todo festival de calidad, el Hipnosis tendrá su área especial de venta de mercancía oficial, viniles y comida para aguantar los 11 actos que van a sacudir a la Ciudad de México. La fecha es preciosa, ya que el sol no quema y el viento está lo suficientemente agresivo para que nadie muera sofocado.

Los boletos están increíblemente baratos. Todos pagaríamos los 900 pesos del boleto general simplemente para ver a Black Rebel Motorcycle Club, pero el amor de los organizadores es tan grande que nos permitieron todo un festival a un precio muy accesible. Para los más expertos (o los que traen quebrada una pierna), hay un boleto especial VIP, con vista privilegiada, baño exclusivo y esas cosas de ricos. Está en 1,400 y también vale mucho la pena, considerando la calidad del cartel.

Otra de las sorpresas del Hipnosis es la presencia de los consentidos The Black Angels. Una banda de greñudos texanos que han sabido transmitir en sus letras y sonidos la locura del desierto. Sus guitarras y coros nos encaminarán por el viaje correcto para disfrutar lo mejor de la noche más psicodélica del año.

Todo perfecto para cerrar la noche con los dioses Black Rebel Motorcycle Club (BRMC, para los compas), una banda que ya conoce bien a sus fans mexicanos y que sin duda tocará las nuevas rolas de su último álbum, que por cierto sale en enero del 2018.

El evento es ideal, las bandas son perfectas y la fecha es clave para todo fan de la música psicodélica y el hardrock más puro del momento. Los boletos están a la venta a través de Boletia y en estos días los organizadores han sacado descuentos muy chingones para que se aperre el primer gran festival de este tipo en el país.

Aquí los horarios:

Perderse un evento de este tipo cuenta como pecado mortal, así que pónganse al tiro con esa quincena y vayan a comprar sus boletos para el Hipnosis en las oficinas de Indie Rocks! y La Roma Records

Te puede interesar: 

ENTREVISTA CON DEAD MEADOW: EL RETORNO DE LOS BRUJOS

MATI KLARWEIN: EL ARTISTA DE LAS PORTADAS PSICODÉLICAS

DROGAS Y PSICODELIA: LAS ADICCIONES DE THE BRIAN JONESTOWN MASSACRE

Dekis Saavedra

Dekis Saavedra

Previous post

XX WINTER BEACH 2017

Next post

MUTEK MX: ATMÓSFERAS INMERSIVAS, MÁS ALLÁS DE LOS DULCES