Por Miguel J. Crespo / @MigueljCrespo

En una escena de Justine o los infortunios de la virtud (1791), del Marqués de Sade, un hombre se masturba en puntillas sobre un banco, con una cuerda enredada al cuello. La soga es jalada por la bella Justine que tiene la encomienda de no soltarla hasta que el individuo llegue al orgasmo o, en su caso, antes de que muera asfixiado.

El hombre mueve su muñeca con enjundia, está sudando, sus ojos se pierden, la cuerda lo deja sin aire, pero sigue estrujando su miembro. Justine piensa en soltar la cuerda pero, está advertida, si la suelta recibira un castigo. El movimiento masturbatorio sede y la cuerda cae. Llegó al orgasmo pero deseaba seguir ahorcado. Justine falló.

marques de sade

Marqués de Sade.

El 2 de junio de 2017 se cumplen 277 años del nacimiento de Donatien Alphonse François de Sade. “El espíritu más libre que jamás existió”, escribió Guillaume Apollinaire en su antología L’œuvre du marquis de Sade (1909). En la que relata las inmundicias de Sade, que pasó encerrado gran parte de su vida en cárceles, hasta perecer en un manicomio.

El Marqués de Sade fue un voyerista imaginativo exquisito e hizo de la filosofía y la escritura un libertinaje. Padre de la modernidad y la transgresión sexual a través de sus ensayos y relatos. El más brillante degenerado compulsivo. A él debemos los términos de sadismo, sádico, sodomía, sadomasoquismo, entre muchos otros, que fueron bautizados en su honor por el doctor Richard Freiherr von Krafft-Ebing, que lo definía como “un humanista que ante la barbarie caótica y revanchista de la Revolución (francesa) se jugó la vida”.

marques de sade

Todos, algunos muy en el fondo, hemos deseado la perversidad con la que Sade vivió. Por esta razón, este sábado 3 de junio de 2017 se realizará un homenaje al hombre del desenfrenado apetito sexual e irreverente ante la artificialidad del orden social.

La cita es a las 19:00 horas en el Paranoid Visions UTA. (Av. Insurgentes Norte. 134, Sta. María la Ribera, Cuauhtémoc). Entre las actividades del evento habrá: show bondage, dominación y sadomasoquismo a cargo de Takumi “El Máximo exponente del placer” y Shizuko Shibari. También podrás disfrutar de una ruleta del placer, aprenderás cómo azotar a tu pareja, lecturas de dolor, body paint, jaula, muebles de tortura y, por si fuera poco, shots de cortesía.

El Marqués de Sade decía que “el sexo es tan importante como comer o beber y debemos satisfacer este apetito con tan pocas restricciones y falso decoro como los otros”.

Cenémonos los unos a los otros con un trago en la mano y hasta el amanecer.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

"I PROMISE", LA LÚGRUBE ESPERANZA DEL 'OK COMPUTER' 20 AÑOS DESPUÉS

Next post

MEMORIAS DE UN BICILOCO