Por Medi / @delabuena

A master can teach many things. But the most important lesson for a ninja is to learn oneself.

En 2013 tuve la oportunidad de estar en una conferencia de Kendrick Lamar en el South by Southwest (SxSW) de ese año. Kendrick era el artista más popular del momento. La gente se volvía loca por verlo. Ser el número uno siempre ha sido difícil, pero ser el número uno en el rap gringo es algo que muy pocos consiguen. El género reina en Estados Unidos y un porcentaje gigante del país es amante del hip hop. Ser el número uno del juego te da la misma atención que tiene una figura pública tan importante como el presidente. MC´s como Nas, Biggie, Dr. Dre, Pac, Kanye, Eazy-E, Lil Wayne, Snoop Dogg, Eminem o Jay-Z han experimentado esa gloria y muchos han dicho con sabiduría que lo difícil no es llegar ahí sino mantenerse.

Pero, lo que más recuerdo de aquella vez es que Kendrick tenía muy claro esto. Se mostró humilde y aterrizado durante toda la charla; profundizó en sus respuestas y le mostró respeto a sus seguidores. Kendrick expresó una reflexión que paseaba por su cabeza en ese momento: él no quería ser uno de esos MC´s que sacan un buen álbum y después desaparece, quería mantenerse relevante y evolucionar. En ese entonces estaba en su apogeo el good kid m.A.A.d city y Dr. Dre ya lo estaba apadrinando públicamente, por lo que era un excelente momento para ser arrogante y perder el suelo. Pero no. Salí del encuentro pensando: “Ya veremos si lo logra este cabrón.”

kendricklamar

Tres años después, en marzo, salió To Pimp a Butterfly, una verdadera obra maestra. Lamar no sólo demostró su destreza con el micrófono y un conocimiento musical elegante y complejo, sino que también expelía un crecimiento interno, una evolución espiritual y artística importante. Con canciones que reflejan ese conflicto entre fama y poder, enalteciendo sus raíces, terminó por conquistar a aquellos que no lo conocían y a quienes estaban esperando su next move. To Pimp a Butterfly me dejó impresionado. De inmediato pensé: “¡Lo logró!”

Otro marzo, pero un año después, ha llegado untitled unmastered, un proyecto inesperado del que Kendrick no alardeó previamente. Como un ninja se escabulló y se materializó sin ser detectado. untitled unmastered es una compilación increíble. Uno que busca presentar un escenario diferente, que se sale de la convención y que rompe con lo predecible. A diferencia de otros jugadores del juego que se obsesionan por el resultado y no por el proceso creativo, Kendrick nos invita a su mundo a través de esta compilación de sesiones de estudio.

untitled unmastered kendric lamar

Con un sonido y una atmósfera similar a To Pimp a Butterfly, untitled unmastered contiene mensajes intrínsecos de mucho valor, que van de la religión a la política y que exploran el interior y el exterior. Producido por Adrian Younge y Ali Shaheed Muhammad de A Tribe Called Quest —si no conocen a la Tribu les sugiero hacerlo ya— el corto hace evidente, una vez más, que Kendrick es un rapero con una propuesta profunda y que está concentrado en hacer música más que en hacerle a la mamada.

La experiencia auditiva de untitled unmastered resulta similar a la que se vive en una obra de teatro: tiene saltos drásticos entre canción y canción. Estamos frente a un juego de métrica y flow impresionantes. Una compilación que huye de lo que identificamos como un álbum exitoso.

Para los interesados en conocer la evolución que ha tenido el universo Lamar, esto se puede hacer con algunos de los tracks de untitled unmastered, que se grabaron antes y durante la producción de To Pimp a Butterfly; esto supuestamente se reconoce por las fechas que acompañan los títulos de las piezas. Las canciones, a pesar de ser cortas, en su mayoría gozan de una complejidad similar a la del jazz, con un poco de funk, soul y R&B. La entrega de Lamar es mayúscula, no tanto por su valor estético sino por su valor de experimentación. El flow del rapero está en el punto más alto y cualquier cosa que proponga hoy en día es muy recomendable disfrutarla.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

samantga-entrada-
Previous post

7 CUENTOS CON VISTA A LA LOCURA

rusia negra nera y criminal ivan farias
Next post

RUSIA NEGRA EN LOS LIBROS, EN TUS SERIES