Por Iván Farías / @ivanfariasc

De la columna Negra y criminal

Todos recordamos esa escena en Goodfellas en la que el personaje de Joe Pesci, un nervioso y psicópata Tommy DeVito, se enoja en un bar cuando uno de los mafiosos viejos le pide que vaya por su cajón de grasa y le boleé los zapatos. Pesci-DeVito se traga la afrenta porque el sujeto es un “Don”, un tipo de “respeto” que tiene la protección de la “familia”. Así que es intocable, por más imbécil que sea. Sin embargo, la locura del pequeño criminal acaba por ganarle y termina a cuchilladas al tipo que lo ofendió. Ese error, años después, le costaría la vida.

La Mafia ha sido desde hace mucho tiempo uno de los temas favoritos del público en general. Sobre ella se tejen muchos misterios, y se ha romantizado hasta volverla una cosa irreal. La Mafia nos gusta porque nos hace creer que entre los criminales hay códigos y que si uno no los rompe llevaremos la cosa en paz. Aunque eso no sea cierto.

Libros sobre La Mafia hay cientos, sino es que miles.

Wiseguy y Honrarás a tu padre

En Estados Unidos existen desde las autobiografías de capos metidos al sistema de protección a testigos, hasta los escritos hechos con base en la infiltración. Ejemplo del primer caso es el de Nicholas Pileggi, autor de Wiseguy: Life in a Mafia Family (1986), historia en la que se basó el director Martin Scorsese para hacer Goodfellas. Ejemplo de la infiltración es el del periodista Gay Talese en Honrarás a tu padre (1971), libro en el que nos presenta a la familia Bonano, uno de los cinco grupos de la Mafia estadunidense. Talese se infiltró a tal grado, que la crítica de su país acabó echándole en cara que pintara a los Bonano de una forma tan favorable. El volumen sirvió también de base para la creación de la serie The Sopranos.

En español es escasa la producción sobre el tema debido, principalmente, a que es una manifestación totalmente italo-americana. Sin embargo, y para subsanar esa escasez, el íbero Íñigo Domínguez nos presenta su estupendo libro Crónicas de la Mafia (Libros del K.O., 2014), recorrido ameno y muy bien informado sobre este peculiar fenómeno. Colaborador de El Correo, el diario vizcaíno en el que también publica Martin Olmos, autor de Escrito en negro, Domínguez nos lleva de la mano para desentrañar los usos y costumbres de este peculiar grupo delincuencial.

Íñigo recurre a libros, al relato de primera mano, a la prensa nacional italiana y al cine para darnos una visión bastante amplia de lo que ya se ha convertido en un fenómeno cultural; no se detiene a pensar en las implicaciones políticas o mezclar juicios morales; expone con prosa afable y documentada el crecimiento de esta organización criminal. No obstante, al hablar de un grupo de este tipo las implicaciones políticas están incluidas, aunque se quieran evitar.

Crónicas de la Mafia, Íñigo Domínguez

El autor nos cuenta que la película favorita de los mafiosos —y que se encuentra en todas las redadas hechas por la policía— es El Padrino, mientras que la que más odian es Goodfellas. La primera porque creó al delincuente romántico, que hace todo por la familia; la segunda porque los muestra crueles y burdos, como son en realidad. Esta información es complementada con una larga lista de filmes qué hablan sobre la Mafia.

Crónicas de la Mafia es una especie de manual en el que uno entiende cómo un grupo de granjeros se tuvo que organizar para sobrevivir a los gobiernos de ocupación en la pequeña isla de Sicilia, y como este grupo acabó dominando el tráfico de drogas, de la piratería, la prostitución, el juego y demás linduras, en el mundo entero.

ESCRIBIENDO NOVELA POLICIACAS

Andreu Martin es uno de los escritores más prolíficos en España. Lo mismo ha hecho historieta que cine, novela juvenil, infantil y, claro, el tema de marras de esta columna: novela negra. Aunque a él le gusta llamarla policiaca. ¿Por qué? Porque es el término que más le acomoda. No hay más explicación. Dentro de la colección de manuales que publica Alba Editorial (sí, la casa editora que te pide las escrituras de tu casa), Andreu acaba de publicar Cómo escribo novela policiaca.

En español este tipo de libros son pocos; por el contrario, en inglés son ya un género literario. Uno de los autores que más ha realizado manuales y reflexiones sobre cómo escribe es Lawrence Block, el maestro del noir afincado en Nueva York. Andreu, como es su costumbre, no le va a la saga. Su libro es un híbrido entre autobiografía, ensayo sobre el crimen, policía, moral burguesa y una declaración de amor al género.

Cómo escribo novela policiaca, Andreu Martin

Martín divide Cómo escribo novela policiaca en nueve capítulos y varios anexos, en los que destripa el género, parte por parte; además nos muestra la mejor manera de cultivarlo en países en los que éste no tiene una raíz tan profunda: España y Latinoamérica, toda.

Por el texto sobrevuela el fantasma de Raymond Chandler (siempre Chandler, dice Martín), junto al de Patricia Highsmith, Dashiell Hammett, Elmore Leonard y otros grandes monstruos que dejaron escuela. Cómo escribo novela policiaca lo mismo sirve al iniciado que todavía tropieza con la novela enigma, que al ávido lector que la ama.

GOODFELLASGIF

 

YACONIC

YACONIC

amy-entr
Previous post

CUATRO AÑOS SIN AMY WINEHOUSE

billy-entr
Next post

LIRIOS ÁCIDOS EN JAZZ: ENTREVISTA A BILLY MARTIN