Por Yair Hernández / @yairaudio 

Tenemos la Carne (2016) llegó a los cines y causó revuelo. Desde el abandono masivo del público en su exhibición en el festival de Sitges, la ópera prima de Emiliano Rocha Minter sigue dando de qué hablar debido a que rompe explícita y provocadoramente con el cine costumbrista.

Tenemos la Carne aborda temas tabú, que incomodan en cualquier charla: incesto, necrofilia, soledad, canibalismo. “El marqués de Sade mezclado con el Gaspar Noé más enloquecido y todo hasta arriba de metanfetamina”, idóneamente así la describe Andrés Domínguez en El País.

esteban aldrete

Esteban Aldrete / Foto: Menjurjemx.

Pero toda esta vorágine de situaciones no tendría el mismo impacto sin el sonido; esas canciones lúgubres y por momentos románticas, que acompañan al par de hermanos en sus desventuras por un paraje ruinoso mientras son guiados por Mariano.

Conversamos con Esteban Aldrete (el en cargado de componer la música de la cinta) para conocer más sobre su acercamiento con el proyecto, inspiración y proceso creativo.

¿Cómo fue el acercamiento para realizar la música de Tenemos la carne?

Emiliano me habló por teléfono antes de que se filmara la película; había escuchado mi música y quería ver si me sumaba al proyecto. Leí el guión y platicamos algunas ideas de cómo lo imaginaba. Empecé a crear con base en lo que me decía. Fue un proceso de sintonía en el que platicando y haciendo pruebas llegamos  a un acuerdo e imaginamos cosas similares.

¿Qué te convenció para realizar este trabajo?

Desde el principio sentí que nos llevaríamos bien, podíamos platicar e intercambiar ideas sin problema. Otra cosa fue que nunca me había involucrado en una película de esa manera; no tenía idea del proceso, es complejo, es colaboración y trabajo en equipo. Eso solo lo había experimentado tocando en bandas. También tuvo que ver el entusiasmo de Emiliano por la película, las ganas de trabajar con tiempo y echar andar la imaginación.

¿Trabajaste a partir de un guión, de ideas del director, metraje de la película o cómo fue el proceso de composición?

El trabajo fue en colaboración, la música se compuso en casa, ya sea en la de Emiliano o en la mía. Casi toda las canciones en la película las hicimos juntos; él no tocaba ningún instrumento pero servía como director, cuando llegábamos a algo… ¡ahí está! Luego, ya que estaba filmada la película, se sumó Javier Umpierrez que hizo el diseño sonoro. Entre los tres armamos las partes ambientales de la película. Grabábamos sonidos de los sintetizadores en casa y los llevábamos a su estudio y ahí se mezclaba con más sonidos de Javier. Fue una experiencia increíble, muy divertida, cada quien en lo suyo pero funcionando en conjunto.

Hay que mencionar la participación de Karen Ruiz, que compuso y cantó con nosotros en una de las baladas de la película.

tenemos la carne

 ¿En qué elementos o referencias externas te inspiraste?

La balada romántica; tenía que ser algo que hablara del amor.

¿Qué tanto de tu personalidad tiene la música de la cinta?

Eso no lo sé. Me gusta pensar que la música de esta película es la creación de otro personaje, uno que no tiene nada que ver conmigo.

¿Por qué crees que Tenemos la carne provocó tanto revuelo en la crítica y en los espectadores? ¿Qué cánones rompió?

No podría decir que cánones rompió. Es una película que se hizo de manera libre y con mucha energía.

¿Cómo describirías la función que desempeña la música en el cine?

Su función es una de las muchas que forman parte de una película, que es más como una máquina de muchos componentes. Es un integrante invisible que juega con las emociones, va directo a los sentimientos y ayuda a sumergirse en la trama.

¿Crees que el trabajo de compositor está lo suficientemente valorado dentro de la industria del cine en México?

No lo sé, la verdad prefiero no pensar en esas cosas.

¿De qué compositores actuales (nacionales e internacionales) te consideras seguidor?

Me gusta mucho la música, me siento influenciado por todo. Para acotar los gustos a la película, estos serían los referentes: Suicide (Alan Vega), Joe Meek, Los Tepetatles, Emmanuel, Los Pasteles Verdes, Los Terrícolas, Angelo Badalamenti, Lee Hazlewood, Raphael y muchísimos más.

¿Trabajas ya en algún otro proyecto cinematográfico?

Sí, estoy por acabar la música para una película.

Para finalizar, ¿proyectos de otra índole en los que estés trabajando?

Toco en algunas bandas: Las brisas, Soledad, Los Pellejos, Hospital de México, Nicolás y CZCDMX!

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

S.TU.DI.O, LO HECHO EN MÉXICO ES PURA GOZADERA

Next post

CHÁVEZ JR. VS CANELO: ¿EL BOX SE DESPIDE DE NOSOTROS?