Por Cesar Garay

David Bowie decía que era el tipo más afortunado: “no el más solitario en el mundo”. Así, acompañado, rodeado de su familia, pacíficamente, David Robert Jones murió este domingo 10 de enero, en Nueva York, tras luchar 18 meses contra el cáncer. La noticia provino de las cuentas —Facebook y Twitter— de Bowie, Ziggy, aquel ser que durante casi siete décadas estuvo “apagando el fuego con gasolina”, con su arte: 25 discos producidos desde 1967, incluido su reciente Blackstar (Sony Records),  publicado el 8 de enero, cuando nuestro camaleón inglés cumplía sus 69 años.

January 10 2016 – David Bowie died peacefully today surrounded by his family after a courageous 18 month battle with…

Posted by David Bowie on domingo, 10 de enero de 2016

En octubre de 2015 publicábamos que Bowie decía adiós a los escenarios. La noticia fue revelada por John Giddings, su agente. “Él es uno de los mejores artistas con los que he trabajado”, dijo entonces. Por aquellos días, el Duque Blanco (otro de sus álter egos) había anunciado la salida de Blackstar, cuyo tema homónimo fue utilizado para la entrada de la mini-serie de televisión, The Last Panthers, de Jack Thorne y Johan Renck. Bowie estaba de vuelta. El 7 de enero lanzó el video clip de “Lazarus”, también de  Blackstar. Y estos días millones escuchaban el LP.

Con Blackstar, Bowie regresaba al ruedo luego de haber estado lejos por un par de años. El disco abre con “Blackstar”, una pieza que, de acuerdo con Donny McCaslin, saxofonista del grupo, aborda el tema de ISIS de manera indirecta, al hablar de falsos profetas y fanatismo. En conjunto, siete piezas que suman los 41 minutos; jazz y sintetizadores con mucho ambiente, que definen a un Bowie oscuro, atento a la vanguardia: su grupo del disco (un quinteto de jazz que conoció en un bar en 2014) y él mismo escucharon con atención el mayúsculo To Pimp a Butterfly, de Kendric Lamarck, para definir su sonido; uno lejano al rock.

david bowie 60

Con esas líneas creativas y la decisión de no pisar escenarios de nuevo, Bowie llegaba a sus 69 años. Un ícono que sobrevivió, engulló y asimiló casi todas las corrientes musicales de la posguerra. No hace falta decirlo, pero se puede pasar revista a su folk rock del Space Oddity  (1969), el glam espacial de The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972) o su experimentación de Heroes (1977) para conectar con el nacido en Brixton y comprobar su genio musical. De ahí se puede seguir con todo el universo de Ziggy.

david bowie 70

Este lunes 10, The New York Times publicó que Bowie, además de haber lanzado Blackstar (cuya producción corrió a cargo de Tony Visconti), festejar su cumpleaños y tener una obra, Lazarus, corriendo en Broadway, tendría un concierto homenaje en el Carnegie Hall el próximo 31 de marzo, con la presencia de The Roots, Cyndi Lauper, The Mountain Goats, Jakob Dylan, Bettye Lavette y Perry Farrell, entre otros. Homenaje que ahora será sin Bowie con vida.

“A medida que envejezco, las preguntas se reducen a dos o tres. ¿Por cuánto tiempo? ¿Y qué hago con el tiempo que me queda?”, decía Bowie. Pero él y nosotros sabíamos la respuesta: hacer música, ser héroe por un día y navegar en la odisea del espacio montado en las arañas de Marte.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

la chica del tren entrada
Previous post

LA VENGANZA DE LA ESPOSA: DE AGATHA CHRISTIE A LA CHICA DEL TREN

apollonia-entrada-
Next post

INK IS MY BLOOD: APOLLONIA SAINTCLAIR