Por Miguel J. Crespo / @migueljcrespo

Fotos: Carlos Glera / @CarlosGlera

El mentón es sacudido por un cruzado de derecha. El impacto es certero, una explosión de sudor salpica a los dos guerreros que combaten arriba del ring. El músculo dorsal se tensa y la columna se encorva para enviar toda el alma hacía el puño. El púgil castigado baja la guardia, está tocado, se va a caer. La escena se congela frente a la cámara del fotógrafo Carlos Glera, quien piensa que el boxeo es sinónimo de sacrificio y respeto.

Carlos Glera, fotógrafo español, dignifica el boxeo aficionado y los gimnasios de barrio a través de 16 cuerdas, una serie dedicada al pugilismo. Las imágenes son evidencia del refugio que el box otorga a los chicos con vidas complicadas. Los entrenamientos y las competiciones les dan a los jóvenes una oportunidad para recomponer su camino y ganar seguridad y autoestima.

16 cuerdas de carlos glera

El gran Mohamed Ali decía que “la pelea se gana o pierde muy lejos de los testigos, tras las líneas, en el gimnasio y en la carretera, antes de que baile bajo esas luces”. Con la misma pasión que Ali asestaba golpes, Glera tira fotos para captar la carga física de los entrenamientos, los preparativos previos al combate, la adrenalina de las peleas, hasta llegar al triunfo y la derrota. La gloria o el fracaso.

¿Quién es Carlos Glera?

Nací hace 50 años en Logroño, La Rioja, una ciudad del norte de España. Soy un apasionado de la fotografía, alguien que disfruta admirándola y practicándola.

16 cuerdas carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Por qué eres fotógrafo?

Me inicié buscando algo que me llenase creativamente y lo que comenzó como una afición se ha convertido en una profesión y en una pasión.

¿Cómo llegaste a tus primeras fotos?

A base de ver muchísima fotografía, algo que sigo haciendo. Cuando comienzas casi todo te llama la atención a través del visor. Esto se traduce en horas y horas visualizando encuadres, disparando, probando composiciones, analizando volúmenes, texturas, luces y sombras, cámara en mano o sin ella.

Casi toda cosa era susceptible de ser captado. Paisaje, calle, retrato…

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Qué es lo que más disfrutas retratar?

El reportaje es con lo que más disfruto. Poder abordar un tema determinado, conocerlo y dar tu visión personal a través de fotografías es muy enriquecedor. Las imágenes se complementan, se refuerzan entre sí y generas un trabajo en conjunto, no fotografías inconexas.

Cuéntame sobre 16 cuerdas

16 cuerdas es una serie dedicada al mundo del boxeo aficionado. Es un reportaje fotográfico que trata sobre los entresijos de este deporte tan a menudo desconocido y denostado.

16 cuerdas carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Cómo se vive el box en España?

Hace muchos años había boxeo en la televisión. No es que fuese mayoritario —el fútbol era y sigue siendo el rey absoluto— pero podías verlo en la tele. Hubo campeones continentales e incluso alguno mundial. Los boxeadores eran famosos y bien vistos. Pero en Europa el boxeo no ha tenido nunca tanta importancia y repercusión como en América.

Pasaron los años y la clase política decidió anular este deporte y, por considerarlo “políticamente incorrecto”, lo alejó de los medios. Creían que era mejor ocultarlo, de modo que se quedó en el olvido y relegado.

En la actualidad siempre hay algún púgil que pelea por títulos pero la opinión pública lo desconoce. La disputa por los campeonatos se hace fuera de España porque no se encuentran patrocinadores potentes y a muchos les roban la victoria, lo de siempre.

Recientemente está habiendo un regreso del boxeo y se hacen muchas veladas. No son mediáticas ni multitudinarias pero están al alza.

16 cuerdas de carlos glera 16 cuerdas de carlos glera

¿Cuánto tiempo te llevo hacer 16 cuerdas?

La serie continúa abierta. Sigo asistiendo a entrenamientos y combates cuando tengo ocasión. Ahora es más complicado porque ya he realizado muchas fotografías, de modo que se van reduciendo los momentos y escenas diferentes.

Soy más selectivo. Inicialmente lo traté como un reportaje descriptivo, pero ahora intento captar momentos más potentes visualmente o encuadres diferentes.

¿Qué te atrajo del box?

Primero porque me atrae como deporte y como concepto: lucha, esfuerzo, superación. Segundo porque es un tema fotográfico muy potente, plástico y dinámico. Después porque tenía la oportunidad de abordar el tema desde dentro y hacer una serie, algo que fotográficamente es muy interesante.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿El box es un deporte del barrio?

El gimnasio todavía sigue teniendo cierto halo de refugio para algunos y es centro de reunión. Es un lugar muy cercano a la calle, hace grupo y familia. Aunque sigue siendo un deporte marginal, es curioso que ahora en España esté un poco de moda entre actores, modelos y famosos que lo practican para ponerse en forma.

Evidentemente no acuden a gimnasios tradicionales de barrio, van a centros deportivos de nivel. No sé si será una moda, pero creo que puede ayudar a quitar el drama en la visión de mucha gente respecto al boxeo, hacerlo más cercano y aumentar su práctica.

¿Alguna vez lo practicaste?

No, pero me hubiese gustado. Veo los entrenamientos y se trabaja sobre todo coordinación y resistencia. Es un deporte que te mantiene en forma y no tienes por qué pegarte con nadie, si no quieres. Todavía me lo planteo. Al gimnasio acude gente de todas las edades.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Por qué dices que el boxeo es un deporte agresivo pero no violento?

Si hablamos de los entrenamientos no es ni siquiera agresivo, tiene acción y es una práctica deportiva más. En las peleas hay decisión, empuje, lucha y evidentemente agresividad. Por mucho que lo decoremos de épica y superación hay que tener presente que dos tipos van a subir a un ring a pegarse y cada uno quiere derribar al rival, esto es lo cierto.

Sin embargo no veo violencia entendida como tal. Hay reglas definidas y no se trata solo de pegar. Hay que evitar golpes, tener coordinación, velocidad y estrategia. Es una lucha física y psicológica de poder a poder y sobre todo hay nobleza. Hay que estar fuera del ring con dos púgiles que se han enfrentado para ver la admiración y respeto que existe entre ellos.

En las veladas nunca he visto enfrentamientos políticos o sociales, menosprecio a un boxeador, agresiones, insultos de los aficionados o descalificaciones racistas. Esto no se puede decir de todos los deportes. En el futbol, mucho más políticamente correcto, en muchos casos hay más falta de respeto, menos valores y educación que en el boxeo, solo tienes que ver las noticias.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Visualmente que es lo que encontraste al retratar este deporte?  

Sabía lo enormemente plástico y dinámico que es y la gran fuerza que tiene para transmitir. Me interesaba la trastienda, lo más desconocido, qué pasaba en los entrenamientos y todo lo relacionado con la liturgia previa al combate. Esto es lo que más me atraía, más que el combate en sí.

¿Cuáles son las realidades del boxeo, de las que hablas en la serie?

He tenido contacto con el boxeo aficionado de barrio de una ciudad media española, entendido como una práctica deportiva. También el de la competición en recintos menores protagonizada por chicos que tienen su trabajo y su vida normal a los cuales les ha picado el gusanillo del boxeo y que no lo hacen por dinero. No es el mundo profesional donde hay tantos intereses y se manejan cifras descomunales.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Consideras que el box es una lucha interna?

Totalmente. El que lo practica se gana el respeto de los demás y de sí mismo. Supone perder el miedo y ganar en autoestima. Es estar alerta, luchar contra las adversidades, saber encajar golpes, caer y volver a levantarte para seguir peleando. Unas veces se gana y otras se aprende, como en la vida misma.

¿Qué te dejo trabajar en esta serie?

Ahora mismo es el único proyecto fotográfico que tengo entre manos y mi deseo es completarlo con más imágenes. Me gustan otros tipos de fotografía pero el tiempo es muy limitado. La fotografía requiere mucho tiempo, trabajo y dedicación.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿A cuáles boxeadores admiras?

Hay muchos. De la Hoya era muy completo. Chávez encajaba todo y no daba un paso atrás, magnífico pegador, con un enorme récord, un titán. La irrupción y carrera de Pacquiao fue increíble. Frazier por sus míticas peleas y como no, Ali: inmenso boxeador, inteligente, rápido y técnico, un mito en lo deportivo y una leyenda en lo humano.

Desafiar, en aquellos años,  a la sociedad dominante blanca en Estados Unidos, luchar contra el racismo existente, negarse a ir a la guerra, paralizar su carrera por sus ideas… Como era el más grande y había llegado a la cima, desde su posición de privilegio se permitió hablarles a todos a la cara. Podía no haberlo hecho pero fue comprometido.

¿Te gusta algún otro deporte?

Me gusta casi todo. Futbol, baloncesto, rugby (por sus valores deportivos y humanos) motociclismo (puro espectáculo) y el tenis. Rafael Nadal personifica, para mí, el deportista perfecto. Un luchador enorme y un tipo con una fortaleza mental y una humildad superlativas.

16 cuerdas de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Qué cámara utilizas?

Canon 5D Mark II y Mark IV.

¿Qué objetivos?

Para fotografiar boxeo vale todo y todo se complementa. El angular da escenas más irreales, teatrales y sorprendentes. El telefoto te acerca a los detalles, magnifica la fuerza del momento.

Suelo llevar montado un 24-70 mm por versatilidad, aunque uso diferentes objetivos.

16 cuerda de carlos glera

16 cuerdas de carlos glera

¿Cómo defines al box en una frase?

Una historia de sacrificio y respeto.

¿Qué opinión tienes del boxeo mexicano?

Un púgil mexicano sobre el cuadrilátero es garantía de lucha, entrega y valentía al 200 por ciento. Van siempre a la guerra, no dan un paso atrás, son magníficos encajadores, rápidos y duros.

Chávez es un mito. Márquez, durísimo. Érik Morales, grandísimo boxeador. Me encantaba cómo ocupaba el ring y manejaba ambas manos. Marco Antonio Barrera, otro magnífico guerrero. Los combates entre Barrera y Morales  son de lo mejor que he visto. Ver cómo disputaban el último asalto dice mucho de la preparación y sacrificio con la que afrontaban los combates.

16 cuerdas de carlos glera

¿Qué piensas sobre el combate entre Saúl “Canelo” Álvarez y Julio Cesar Chávez Jr.?

La victoria de Canelo es un poco lo esperado, una derrota hubiese sido una sorpresa enorme. Está en mejor momento, pega duro y es rápido. Por otro lado, y aunque no estoy totalmente al corriente, pienso que se ha hinchado demasiado el globo para generar eco y rendimiento económico.

Siempre se hace en este tipo de peleas, pero en este caso se han creado demasiadas expectativas para una pelea tan desigual como finalmente fue.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

CHÁVEZ JR. VS CANELO: ¿EL BOX SE DESPIDE DE NOSOTROS?

Next post

¿Y SI EL CINE TUVIERA OLOR?