LA GRAN HORA DE LA AVENTURA

 

Por Bernardo Barrientos / @_trafico_

La amistad nos ayuda a vivir: el amor nos ayuda a morir. Andrés Ortíz-Osés.

Un trabajo lleno de maestrísmo que representa uno de los picos más altos de la belleza, lo bonito. NiuYorc Taims.

Esta obra nos deja una canción que nunca se borrará de la piel: incomparable. Roling Estoun.

Fabulosa de principio a fin. Si no le molesta desternillarse de risa hasta recuperar su cándida inocencia, véala. Guashington Poust.

Es divina, encantadora, preciosa; está tan hermosa que los viejos olvidan que son unos carcamales; se borra la palabra “ruco (a)” del diccionario. Chicago Tribiun.

Las casas con olor a pez apestoso dan asco 1

Un texto espléndido, sazonado con una actuación celestial, diseño, producción y dirección admirables, Las casas con olor a pez apestoso es un sueño repleto de ricos hotcakes con mielecita, hechos realidad. De Gardian.

Un amigo pone el pecho y detiene las balas, de la misma forma que encuentra tu casa en lugar de destruirla. Un broder es el abrazo a tiempo, nunca de inútil consolación; los buenos y malos momentos. Si existe la otra mitad, es la amistad la que cohesiona la naranja.

Aunque mi senda no es tu senda, ¿por qué no caminamos juntos?

Los adjetivos (aunque gastados) “chingona” —incluidas sus variaciones y superlativos— “fantástica”, “perrona”, “genial”, “maestra” o repleta de “maestrísmo” (que le queda como guante a la mano a Los Bocanegra), le rinden cierta justicia a Las casas con olor a pez apestoso dan asco. Y digo cierta, pues la obra es tan bonita que es tarea casi imposible reproducirla con las palabras y herramientas de este mundo.

Las casas con olor a pez apestoso dan asco 2 Las casas con olor a pez apestoso dan asco 3

Ralph, acaso un gigante (de alma grandota), y Tomás, un niño pequeño (pero grandote), salen a buscar la casa del coloso que, hasta ahora, sólo ha existido en sus más dulces ensoñaciones. Paso a pasote, los dos nos enseñan (como el padre Louis Stevenson) que dar el rol con el corazón henchido de ilusión es mucho mejor que llegar. Igual por eso el Ulises se tardó unos cuantos añitos en regresar a su casa.

¿Y cómo le harán para encontrarla? Para que las cosas pasen, hay que moverse, peinar el mundo. ¡Un tanque! Sí, en un tanque para que quepa Ralph, Tomás y su taller de ideas y sentimientos, y juntos avancen hasta donde sólo su infinita imaginación alcanza a capturar.

Ralph: Nunca he visto la tuya ¿cómo es?

Tomás: No sé.

Ralph: …

Tomás: Ojalá seamos vecinos…

De ensueño y de indescriptible respeto las interpretaciones de José Cremayer como Ralph y Memo Villegas como Tomás; parecen dos luchadores que han jalado juntos por un sinfín de años: su ritmo y sincronía son un deleite a los sentidos. Gracias a su trabajo dignodeaplausosqueojalánuncaterminen, a lo largo de la historia, en esta gran Hora de la Aventura, al espectador se le empañan los ojos, le duele la boca de tanto reír y sufre de alucinaciones expuesto a una sobredosis de belleza artística.

De igual forma, bendita y exitosa la mano de Luis Eduardo Yee, quien con sus letras nos lleva de la mano en medio de producciones oníricas, peces apestosos y risas incurables hasta nuestra idea de hogar. Reverencias a la dirección de José Aurelio Vargas, la producción de Guapo Portela, el diseño escénico de Elizabeth Alva y la difusión de Sandra Narváez.

Las casas con olor a pez apestoso dan asco 5 Las casas con olor a pez apestoso dan asco 4

Las casas con olor a pez apestoso dan asco se presenta todos los sábados y domingos de junio y julio a las 13:00 horas (pst, pst, en julio, Hamlet Ramírez entra, Cremayer sale). ¿Dónde? En la casita querida: Foro El Bicho (Colima 268, esquina con Insurgentes, colonia Roma, afuerita del Metrobús Durango). Pa’ reservar, pues con los meros meros, a ESTE CORREO.

Como siempre, acá les dejamos un poco (o un chingo) de los brillantes que hicieron esto posible, así que, tállense los ojos, fiu fiu, pero más que nada, lleguen; es una chulada.

José Cremayer (Actor)

José Cremayer Muñoz. Actor Licenciado en Literatura Dramática y Teatro, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM (2012). Inició su carrera profesional en 2008  con el montaje Olimpia 68 de Flavio González Mello, bajo la dirección de Carlos Corona. Posteriormente participó en el montaje de Daniel Giménez Cacho titulado La Piedra de la Paciencia de Atiq Rahimi (2011). También actúo en La Máquina de Esquilo de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, proyecto dirigido por Alberto Lomnitz y producido por el Programa Nacional de Teatro Escolar (2011-13). Actuó en el montaje Réquiem de Hanoch Levin, bajo la dirección de Enrique Singer en el Teatro de la Ciudad (2013), y en proyectos de dramaturgia contemporánea como Los Ojos de Anade Luc Tartar (teatro para adolescentes) y Los Cuervos no se Peinan, de Maribel Carrasco (teatro para niños), bajo la dirección de Boris Schoemann (2013-15).

Guillermo Villegas (Actor)

Guillermo Villegas. 1987. Actor. Realizó sus estudios profesionales en actuación en la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT). El mismo año en que concluyó su preparación académica inició su carrera como actor profesional, protagonizando en 2007 la película Rabioso Sol, Rabioso Cielo dirigida por Julián Hernández y galardonada en el festival Berlinale. Ha participado en nueve largometrajes, entre ellos Hilda, dirigida por André Clariond y Sin Nombre, producida por Gael García y Diego Luna y dirigida por Kary Fukunaga, también galardonada en el festival Sundance. En teatro comenzó su carrera en 2008 bajo la dirección de Martín Acosta en Eduardo II y Dramatoscopio. Ha actuado en más de una decena de montajes, entre ellos los que destacan Incendios, Litoral y Sentido, los tres dirigidos por Hugo Arrevillaga; Kiwi bajo la dirección de Boris Schoemann; La Máquina de Esquilo, dirigida por Alberto Lomnitz, y recientemente UTOPYA dirigida por David Psalmon y La casa de los espíritus, dirigida por Artús Chávez. Su trabajo en teatro lo ha llevado a dar funciones fuera de la Ciudad de México y del país, en festivales y muestras en países como España, Rumania, Argentina, Uruguay, Colombia, Brasil y Estados Unidos.

Elizabeth Alva (Diseñadora Escénica)

Estudiante del octavo semestre de la carrera de escenografía en la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT), su especialidad es el maquillaje de caracterización y vestuario, para cine, teatro o televisión. Ha sido alumna de Félida Medina, Estela Fagoaga, Cristina Sauza, Rocío Martínez, Arturo Nava y Gabriel Pascal. Laboralmente ha trabajado con Jorge Fuentes, Jorge Siller (maquillistas) y para Adela Cortázar. Vestuarista en proyectos como Heli, 5 de Mayo, La Batalla Elysium, comerciales para Modelo, Bacardi, Lucas y Telcel, entre otros. Se incorpora a la compañía teatral Los Bocanegra en 2014 con el montaje de DHL y posteriormente trabaja bajo la dirección de Abigail Araoz en Hay un lobo que se come al sol todos los inviernos, diseñando el vestuario y la escenografía, y consolidándose como la diseñadora escénica en dicha compañía. Actualmente se encuentra trabajando en su examen de titulación con Mauricio García Lozano.

HAMLET RAMÍREZ

Actor egresado de la facultad de teatro de la Universidad Veracruzana en 1999. Ha participado en una veintena de obras, entre las que destacan La Hora Radio Roma de Jeronimo Best, Camilla Brett y Cristóbal Montiel, bajo la dirección de Jeronimo Best y Camilla Brett; La casa de los Espíritus de Caridad Svich, basada en la novela homónima de Isabel Allende, bajo la dirección de Artús Chávez; Civilización de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio “LEGOM”, bajo la dirección de Alberto Lomnitz. Forma parte de la compañía Los Guggenheim, con la que ha montado El amor de las luciérnagas, escrita y dirigida por Alejandro Ricaño; Demetrius o la caducidad de Luís Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio, bajo la dirección de Austin Morgan; Timboctou, Riñón de cerdo para el desconsuelo y Más pequeños que el Guggenheim, escritas y dirigidas por Alejandro Ricaño. Con esta última se presenta en varias ciudades del país y el extranjero. También destacan El ensueño de Strinberg/Jodorowski, adaptación y dirección de Fernando Yralda; Escaleno de Gabriela Ynclán, bajo la dirección de Víctor Bertrand, y El avaro de Molière, adaptación y dirección de Martín Zapata. Es fundador, junto a Sara Pinet, Miguel Romero y Álvaro Zuñiga, de la compañía Gorditos Inc. con la que se estrenó como director con la obra Adiós y buena suerte de Gibrán Portela, al lado de Sara Pinet y Miguel Romero.

BIBLIOGRAFÍA: 

ORTÍZ-OSÉS, Andrés. 2006. Afecciones del alma (hermenéutica y aforística). Anthropos. Thomas Mann. La estética y la escritura, lucidez indagadora de los abismos de la modernidad 210, enero-marzo, Barcelona, 133-135.

 

 

 

YACONIC

YACONIC

vicente-entr
Previous post

ESCRITO/PINTADO: VICENTE ROJO EN LA MEMORÍA

epic-queen-ent
Next post

EPIC QUEEN, ACERCANDO A LAS MUJERES AL FUTURO TECNOLÓGICO