Por Daniel Vela

No puedes pasar por Lázaro comedor & Bar sin voltear a verlo. Llama la atención de inmediato. Una vez adentro el servicio es rápido, desde que llegas al lugar hay alguien muy atento para recibirte y asignarte una mesa.

Lázaro tiene una amplia variedad de platillos. Tantas buenas opciones que no sabes si saltarte las entradas, ir por el postre o empezar con el platillo principal. La persona que nos atendió no tardó en explicarnos que una de las características que tienen los alimentos es que son preparados con ingredientes 100 por ciento mexicanos, lo que le da autenticidad y el sazón que pocos lugares ofrecen.

restaurante lazaro

Puedes elegir una entrada fría o caliente. Probé de todo un poco. Aunque sí como carne, opté por un carpaccio de betabel; esto lo digo por los veganos o vegetarianos, ¡aquí pueden comer sin ningún problema! El carpaccio está preparado con nuez caramelizada, cacahuate y el toque especial: vinagreta de xoconostle: la fruta del Nopal.  Si a esto le añadimos el guacamole con chapulines y el aguachile de pulpo con un toque de mango, es prácticamente comer todos los tiempos en la entrada.

Pasando a las sopas y ensaladas, decidí probar el risotto de hongos frescos y el fideo seco. El fideo tiene un sabor delicioso, desde la consistencia hasta la mezcla con el queso y la crema; si lo pruebas acompañado de arroz con parmesano y mantequilla obtendrás una sensación fantástica.

restaurante lazaro

restaurante lazaro

Finalmente lo que tanto esperaba, el plato fuerte. Aquí depende de los gustos, pero la ventaja es que tienen de todo: pescado, carne y vegetales. Si quieres aventurarte elige “La pesca del día”, el resultado será un pescado —que probablemente no conocías— traído de algún lugar exótico. Si eres conservador puedes elegir un rib eye con salsa campesina y si quieres algo ligero pide enmoladas de plátano. Todo es una delicia.

No es común ver a gente tomar algún coctel o bebida alcohólica, que no sea cerveza, durante la comida, pero Lázaro es la excepción. La coctelería es perfecta para disfrutarla antes, durante o después de los alimentos. Tragos como el Sr. Coco, preparado con sotol, se llevan bien con los platillos del lugar. Si te gusta el gin, el Martini de Lima con flores comestibles o el Stardust con un mix de frutos rojos son la opción. Para los mezcaleros no pude faltar un Mezkiwi con hierbabuena o un buen mojito. El trago de mamey preparado con Jack Daniel´s Honey es una delicia.

Del postre, la joya de la corona, lo único que puedo decir es que el tiramisú es el mejor.

Excelente lugar, ambiente y para terminar, unos tragos en la parte de arriba con un DJ de calidad.

restaurante lazaro


Lázaro está ubicado en Frontera #150, Col. Roma. Delegación Cuahtémoc. Checa por acá todos los detalles.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

KASPAR HAUSER. EJEMPLO DE UN CRIMEN CONTRA LA VIDA INTERIOR DEL HOMBRE

Next post

WESTWORLD. LA EPOPEYA SINTÉTICA DEL LABERINTO