Man-at-arms

Reconocido y aclamado, el B-Boy francés de ascendencia argelina acepta que está en guerra: una que comienza contra sí mismo y luego se traslada a la pista, frente al otro. Una afrenta que sólo tiene significado en el baile, en el Breaking —o Break Dance—, uno de los cuatro elementos del Hip Hop.

LILOU

Por Eduardo H.G./@altermundos y Erick “Iaek” Navarro/@iaeke
Fotos: Pedro Zamacona

Ali Ramdani (su nombre de nacimiento) cuenta con más de 14 títulos de Breaking. En 2005 y 2009 ganó el campeonato mundial del Red Bull BC One. En 2010 participó en el video de la canción Midnight Madness de los Chemical Brothers y en la película Street Dance. Dos años después formó parte del MDNA Tour de Madonna.

A propósito de su segunda visita a México para ser juez en el Red Bull BC One Cypher, Yaconic charló con este B-Boy que gusta por usar una camiseta con la que reconoce orgulloso su tradición mediante la leyenda: “Soy musulmán, que no cunda el pánico”.

Eduardo H.G. (EHG): ¿Cómo llegaste al Breaking?

Lilou (L): Inicié muy joven, mi primer movimiento fue a los seis años, cuando vi a unos B-Boys en la TV; pero comencé a concentrarme cuando tenía 12, entonces me reuní con unos B-Boys de mi barrio [Lyon, la tercera ciudad más poblada de Francia] y cada día, cada semana, practicaba con ellos. Hacía movimientos básicos, luego vinieron los más complejos y paso a paso mejoré.

EHG: ¿Qué significa ser unas de las figuras más representativas a nivel mundial?

L: Sé que soy un B-Boy famoso; pero trato de no pensar en ello.

Erick “Iaek” Navarro (EIN): ¿Por qué no te gusta?

Porque trato de enfocarme en mi mismo y no pensar ser un bighead [estrella].

EHG: Es la segunda vez que visitas nuestro país, ¿cómo ves la escena?

L: La primera vez que vine fue en 2006 y entonces el nivel era muy alto. De México conocemos a algunos B-Boys en la escena internacional y creo que eso está creciendo, son mejores. Así que me gustaría seguir viendo las competencias y ver qué tanto crece el nivel para poder compararlo.

EHG: Has viajado y participado en algunos de los más importantes eventos de Hip Hop y Breaking en el mundo, ¿cómo vislumbras la escena internacional?

L: Para mí, el Hip Hop vino de las calles y creció alrededor del mundo. Puedes ver la cultura en todos lados, en las amazonas o en muchas ciudades como la Ciudad de México, por ejemplo. Está en todas partes, desde algunos artistas de música Pop que requieren a bailarines de Breaking, hasta los que necesitan que se enseñe el Hip Hop. En general, en el mundo, practicar esta cultura es algo muy digno.

EHG: ¿Cómo se prepara Lilou para una batalla?

L: En una competencia grande como es el BC One, el 50% son tus movimientos, ser limpio, el otro 50% es tu mente. Es bueno bailar bien; pero igual de importante es estar listo y concentrado en ganar. Practico con mi crew y solo. Dos o tres semanas antes de la competencia me concentro y trato de controlar todos mis movimientos y saber lo que voy hacer en mis sets, imagino cómo va a ser cuando esté en la competencia, totalmente enfocado.

EIN: Existen discusiones sobre si el Breaking es una arte o un ejercicio atlético, ¿qué piensas al respecto?

L: Primero que nada soy un B-Boy, uno que se muestra como es, eso es ser un artista. Como el pintor que se convirtió en un artista pintor, soy un bailarín, un artista bailarín. Como artista pones la esencia de quien eres a tu arte, realizo mis propios movimientos, así que soy un artista; pero sigo siendo un B-Boy. En competencias grandes, tienes que ser un atleta y cuidar tu cuerpo. Todo lo que realizas en tu performance debe ser del más alto nivel, tienes que ser un artista y un atleta y yo soy un B-Boy artista atlético.

mitad-de-nota

EIN: ¿Eso es lo que reflejas en tu baile? 

L: Sí, porque no fumo, no bebo, trato de hacer deporte todos los días y de cuidar mi cuerpo cuando se lesiona. Eso es tener la mentalidad de un artista y sé que soy un B-Boy porque amo bailar todo el tiempo, practico movimientos y cosas por el estilo. Para algunos sólo se trata de ser artista o de ser atleta, para mí son ambas.

EHG: ¿Qué representa el Breaking para la comunidad, en países como México se practica mayoritariamente en las comunidades marginadas de las urbes, es una alternativa?

L: Vengo de una área pobre y eso es bueno para uno porque tu energía te lleva adelante. Es una motivación, como ahora significa tener que moverme a conseguir algo de dinero y mudarme a diferentes ciudades para lograrlo. Sin embargo, sigo viviendo en el mismo lugar porque eso es mi inspiración, así como lo son mi esposa y mis padres. Cuando entro a una competencia, no quiero irme de mi ciudad. Cuando percibes lo que está a tú alrededor y vez que todos tus amigos están en la cárcel por un mal negocio, entonces pienso que mi negocio es el Breaking y sé que puedo hacerlo, mi objetivo es llegar al siguiente nivel haciendo lo que sé hacer.

EI: Tuve la oportunidad de ver el documental “Turn it loose”, donde te enfrentas a otros B-Boys, y dices “Lilou está en guerra”, ¿todavía te encuentras en guerra en el 2013?

L: Sí, todo el tiempo, la primera guerra es conmigo mismo. Luego, en una competencia, claro que estoy en guerra porque estoy ahí para ganar. No sé qué piensa el otro, competimos el uno contra el otro en una guerra de baile, una batalla. Después de eso podemos relajarnos, solo es en el baile.

EI: ¿Algo en especial para los B-Boys de México?

L: Claro, ¡saludos para los B-Boys de México!, como B-Boys de Europa sabemos que son conocidos por sus powermoves y sus tricks (pasos aéreos). Representen su cultura en la escena, México tiene una gran cultura y una gran historia.

LILOU 1
LILOU 2
LILOU 3

YACONIC

YACONIC

Previous post

VINILCULTURA

Next post

M.I.A TAMIL TIGRA CHICK