Por Adrián Román / @adrianegro

En Literatura que cuenta (Adriana Hidalgo, 2016), de Juan Cruz Ruiz, hay algo, un detonante que te despierta el gusto por escribir. Hay una forma de contar, hay historias que has escuchado más de una vez, que te mueven las tripas y las quisieras contar tú, a tu forma, con tus pocas palabras.

Es un libro para los que les gusta escribir, pero también para los que disfrutan de las narraciones y las conversaciones. Juan Cruz hace que uno se sienta como si estuviera escuchando una charla con dos amigos cercanos.

El abuelo de Leila Guerriero, la abuela yucateca de Juan Villoro, la madre de Jorge Fernández Díaz, el Caribe de Alberto Salcedo Ramos, el abuelo español de Martín Caparrós, la hermana de Héctor Abad Faciolince. Muchos cronistas de habla hispana fueron tocados por alguien de su familia que sabía relatar.

literatura que cuenta

La crónica se ha vuelto uno de los géneros más leídos y practicados en la reciente década. Si te laten las historias este libro te va a gustar. Porque a través de hurgar en la vida de los creadores, Juan Cruz termina casi por hacer narraciones a dos voces. Una colección de entrevistas que fluyen sin contratiempos, que se dejan leer de un jalón. Es una obra que lanza luces sobre el oficio del cronista. Cada autor ahonda en sus inicios, en el momento en que fue iluminado con la necesidad de contar; pasan por sus momentos creativos, sus referencias y sus secretos. Consejos que pueden ser útiles a los más avanzados y a los principiantes.

A continuación una lista de algunas frases que me gustaron. No diré de quien son para ver si al menos pides el libro prestado.

“Cuento historias porque quiero seguir vivo cuando esté muerto”.

“Mi premisa ha sido que los reportajes parecieran novela, y las novelas parecieran reportajes”.

“Alguna vez tuve ganas de averiguar la verdadera historia porque lo único que supe fue lo que contaba el teletipo”.

“Todos fuimos ahí gracias a ese cura leproso”.

Si no te gustan entonces compra el libro y busca unas mejores, te prometo que hay un chingo.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

LOS AUTOS DE MIS EXNOVIOS

Next post

MÉXICO VS PORTUGAL, EL MIEDO NO ES NUESTRO