Alex Xavier Aceves Bernal

Es necesario enfatizar que el dibujo, método creativo de Alex, está bastante castigado. Actualmente la apuesta va dirigida a todo lo que esté apoyado, fundamentado o tenga relación con tecnologías y sistemas que décadas atrás no tenía sentido incluir en el arte.

 

Su reciente exposición, COSMOGONÍAS DE LO YO Y LO OTRO, estuvo conformada por 60 obras (con ventas superiores al 80%) que sirvieron para fijar su postura frente al quehacer artístico, particularmente sus conceptos con la técnica del dibujo.

COSMOGONIA 1

Por Mónica Galván
Dibujos Alex Xavier Aceves Bernal

Para algunos artistas, el dibujo se convierte en un pasatiempo que recuerda la parte romántica del “ser artista”. Si bien es cierto que no aplica para todos, sucede un fenómeno reflexivo acerca de la notoriedad de los avances procesales en comparación con las prácticas estéticas anteriores, donde se daba prioridad a las artes clásicas (pintura, escultura, grabado). Es de resaltar la importancia de la multidisciplina pero curiosamente el dibujo, a pesar de que es la base e inicio de cualquier acción estética, tiende a relegarse tan solo como “el medio” y no como “el resultado”.

Pensemos que aquellos interesados en llevar sus propuestas a un lienzo tendrán que elaborar un primer desarrollo en papel, con carboncillo o algún lápiz de color; los escultores harán en las esquinas de algún periódico, un revuelto de líneas que a sus ojos será el inicio de una pieza de formato mediano que después será resuelta con el material predilecto del escultor; los que prefieren hacer animación o unir sus planteamientos a partir de diversas técnicas alternativas, aunque sea en un cuarto de cartulina indicarán sus primeros desarrollos a partir de un guión no sólo escrito, sino también visual.

COSMOGONIA M1

Lo interesante y lo poético de la obra presentada en esta exhibición es que Alex Aceves elige al dibujo como herramienta y cómplice, logra un equilibrio que hace de sus dibujos piezas entrañables, generando así una comunicación simbólica entre personas,  encuentra en el trazar la ventaja de ser un “idioma visual”, recibido por otros parlantes-espectadores que al verlo revelarán su propio léxico óptico. En palabras del autor: “en un dibujo, un ojo siempre es un ojo, sin importar la lengua que se hable”.

Aceves entiende dónde está situado, tiene pleno conocimiento y manejo de su propia temporalidad e incidencia como productor de objetos artísticos. Sus piezas no se tratan únicamente de un rescate del esbozo o de un regreso total a siglos renacentistas, en donde aprender la técnica era el anhelado resultado. Se trata de poder desarrollar un lenguaje propio, empleando diversas técnicas hasta encontrar la que mejor se empate al discurso: Alex la encontró en el dibujo, con todos sus rotuladores, tintas, bolígrafos y conceptos hondos, simbólicos, jocosos. Posteriormente toma dicha técnica, se la apropia y la lleva a la experimentación debido al manejo constante, lo cual resultará en lo que todos los que se inician en las artes buscan. Alex está en un constante proceso, tiene una disciplina voraz que proviene del gusto enorme y sincero de creer en lo que hace, además que se propone planteamientos e ideas que surgen de lo sutil pero que tienen eco a niveles universales.

COSMOGONIA M2

Como espectador, al estar frente a estas imágenes resulta inevitable una sonrisa curiosa, muevas de un lado al otro la cabeza para generar e incrementar sensaciones al ver las aglomeraciones de trazos que juegan entre sí para presentar percepciones visuales deleitantes que te harán (o no) reflejarte de alguna manera con lo que estás contemplando, al ver aquellas interpretaciones sobre el mundo, como son representadas en uno propio, perteneciente al autor, microuniverso del cual somos cómplices, trazos vivos, partícipes del encuentro entre tinta y papel. Enmarcados por la experiencia de quien los observa, el observador puede ver meticulosamente cada milímetro de la obra preguntándose “¿cómo lo hizo? ¿eso es bolígrafo? o reír al ver las imágenes ahí plasmadas y pensar “¡qué bárbaro, en verdad tiene mucha paciencia!” o simplemente quedar inmerso en el dibujo. Eso es justo lo que se rescata de Alex Aceves, no sólo el gran compromiso que tiene con su trabajo y desarrollo, sino el hecho de que hace  a todos partícipes de su obra, que gusta de ser observado, que es sincero y certero y elabora un arte sin pretensiones, pues no hay intermediarios.

Sus piezas tienen una estética propia y es posible percibir las líneas intensas, habitadas por curiosos personajes que son eternizados en situaciones gozosas-místicas. La intención del artista es presentar sus preocupaciones sobre el dibujo, mostrarnos con sinceridad lo que ha vivido y desarrollar puentes comunicantes con el Otro, de ahí la elección del título de su reciente exposición en Casa Galería: “Cosmogonías” como una idea de origen donde todos tienen espacio, y es en esta apertura donde se da la posibilidad de que se desarrollen, redes ínfimas de experiencias y conocimiento primario, conocimiento sensible y natural, así como el dibujo se encuentra en el inicio de las obras sea cual sea el resultado.

COSMOGONIA M3

 “Cosmogonías de Lo Yo y Lo Otro” es básicamente un ideario para hacernos conscientes de nuestra inherente libertad, no son dogmas, son tan sólo ventanas conceptuales/objetos, representaciones gráficas, espacios o tiempos construidos, actos o ritos que evocan una realidad no presente, transformándola en un constructo mentalmente tangible para quien observa la ventana. Dichos motivos e intenciones son ideas, las imágenes entendidas como actos universales, resultado de la experiencia, así quienes observan sus trazos encuentran, arman y reorganizan sus mapas simbólicos propios.

Casa Galería es un espacio cultural que apuesta por los procesos actuales de producción artística, reubicando a la escena sur defeña dentro de la rica oferta cultural capitalina.
YACONIC

YACONIC

Previous post

RUSSIAN CIRCLES

Next post

GRAN OM