Por Arturo J. Flores / @ArturoElEditor

Los Carniceros del Norte es una banda euskera de horror punk formada en 2006, por Txarly Usher (voz), Nando Fausto (bajo) y H. Zombie (guitarra). Desde sus inicios, se han dedicado exclusivamente a escribir canciones inspiradas en películas de horror de todos los tiempos y países.

Estos viernes 4 y sábado 5 de noviembre Los Carniceros del Norte celebrarán 10 años de existencia con dos conciertos en México. El primero en Irapuato y el segundo en el Multiforo Alicia de la Ciudad de México. Con ese pretexto, me puse en contacto con el cantante y compositor Txarly Usher, para platicar acerca de esta presentación; del Coulrofobia (miedo a los payasos), el más reciente disco de la banda original del País Vasco, esta vez dedicado a películas en las que aparecieran payasos; y a sus mejores recuerdos de México.

los carniceros del norte coulrofobia

¿Te divierten las bromas que han circulado en internet realizadas por payasos macabros?

Hace años aparecieron las primeras y tengo que reconocer que en un primer momento me divirtieron por originales y gamberras. Pero como todo lo que se pone de moda ha perdido el componente original, así que no me causan la misma simpatía. No obstante yo diferenciaría entre los primeros payasos macabros que aparecieron en el Reino Unido y que solo asustaban con su inquietante presencia en lugares insospechados y las bromas gore de payasos que actúan como asesinos.

Hace unos meses se ha puesto de moda matar en México a gente disfrazada de payaso, ¿tenías noticia de ello?

He leído algo por las redes y la verdad es que, desde mi óptica europea, me cuesta creer la noticia. Si es así, me parece un vil asesinato y una muestra de salvajismo gratuito. Nadie debería poder tomar la justicia por su mano ya que, siguiendo ese criterio, también podría ponerse de moda matar a cualquier ser humano por su indumentaria, raza o condición física. Es un acto de brutalidad mal canalizado en el que un pueblo neurótico se revela contra agentes débiles o diferentes en lugar de organizarse y luchar contra los auténticos causantes de dicho desequilibrio.

Supongo que después de varias visitas a México habrás entendido que aquí suceden cosas muy surrealistas, ¿recuerdas alguna que le haya pasado a Los Carniceros del Norte?

La trayectoria de Los Carniceros del Norte es surrealista por naturaleza. En México hemos grabado un video en un circo real conviviendo con sus maravillosos habitantes, hemos paseado en barca por la isla de las muñecas, he sentido la magia de las piedrotas de Tapalpa (Jalisco), los vendedores ambulantes han gritado nuestro nombre mientras visitábamos Teotihuacán creando un ambiente cinematográfico, he llegado al casi desmayo en el interior de un temazcal, hemos dormido en moteles temáticos kitsch de carretera en los que se paga por horas y la discreción es máxima y convertíamos el amor prohibido del lugar en simpático cuartel carnicero… ¡México es un lugar fantástico, literalmente!

¿Tienes coulrofobia? ¿Cuál es tu recuerdo más emotivo acerca de un payaso?

Confieso que no padezco coulrofobia para nada. Los payasos convencionales no me hacen reír fácilmente. Me encanta la imagen del payaso triste que esconde tras su sonrisa pintada una historia trágica; simboliza todo el expresionismo del comediante que es capaz de mostrar siempre una cara diferente por más golpes que reciba, pero a la par en su arte no puede evitar que esas lagrimas ocultas aparezcan entre las sonrisas tejiendo un fantástico resumen de lo que al fin y al cabo es la existencia humana. El payaso más emotivo que recuerdo y recordaré es sin duda Charlie Rivel. ¡Un genio!

¿Cómo surgió la idea de grabar un disco dedicado a los payasos cinematográficos y de qué manera se seleccionaron las películas a las que se les rendiría homenaje?

La idea original fue de H. Zombie. Él sí que padece coulrofobia. La primera remesa fue fácil, ya que existen 2 o 3 títulos muy representativos del genero, como It, Payasos asesinos del espacio exterior, La casa de los mil cadáveres, El que recibe el bofetó, pero después se complicó mucho. Conseguir material para completar el álbum se hizo difícil, así que tuvimos que tirar de algún título con una calidad más que discutible, pero que aún así dio mucho juego como guion para letra de canción.

¿Te emociona el remake de It, por cierto?

No, generalmente ningún remake emociona. Me temo que hasta sus creadores son conscientes de esto, por buenas intenciones y últimos avances técnicos que se pongan no dejan de ser como las bandas tributo un auténtico aburrimiento donde sabes lo que va a pasar. Cuanto más adoras una obra, más crítico serás con su remake.

los carniceros del norte _

¿Encuentras en el cine de horror contemporáneo algo que te llame la atención?

La verdad es que lo miro de reojo. Veo grandes cintas de género fantástico en mucho casos de cine independiente que no llega a las salas comerciales y es carne de festivales del género, pero no veo terror con letras mayúsculas para un público de masas como sucedió en otros tiempos.

Finalmente, México jugó un papel muy importante en la historia y el final de la Casa Usher, ¿consideras que también lo ha tenido en los 10 años de historia de Los Carniceros del Norte?

México jugó papel importante en el final de la Casa Usher ya que una gira por él fue su despedida (porque sus integrantes se enamoraron de mexicanas y se quedaron a vivir aquí), pero en la historia de Los Carniceros del Norte está jugando un papel definitivo. Si tendríamos que asociar un país a esta banda sería México. La unión ha sido brutal desde el primer momento, es como si en los genes histórico sociales de parte de esa población el mensaje y la temática de los Carniceros fluyese como sangre por sus venas. Cuesta describir hasta qué punto algunas criaturas de esa parte del mundo hacen suyas nuestras canciones hasta llegar a sentir que les pertenecen incluso más a ellos que a nosotros mismos, ¡es pura Simbiosis Carnicera!

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Revista de arte y cultura

Previous post

TAJAK, EL ESQUELETO DEL ESTRUENDO

Next post

UN CANALLA ENCESTA, UNA TARDE CON ALDO CAMACHO