Por María Fernanda Muñoz / @Maria_Efemere

Punks tropicalizados. Un movimiento de jóvenes destacó en Monterrey, Nuevo León, por su vestir: un estridente estilo mezcla de hip hop, cholos, chicanos, cumbia colombiana y simbología católica. Los cholombianos irrumpieron desde los barrios bajos del norte en un país en el que para la mayoría de la población la moda y el estilo se rigen por tendencias de tiendas departamentales.

cholos-13

Desde finales de los sesenta en Monterrey existe toda una subcultura de la cumbia colombiana. Íconos como Celso Piña han sido catalizadores de este vibrante imaginario tropical que se ha embarrado en los cerros y colonias donde los sonideros incluso han creado un estilo de cumbia 100% regia: la rebajada (a menor velocidad). “La rebajada es el dub de la cumbia”, dice Toy Selectah, productor y Dj ex integrante del grupo decano del rap mexicano, Control Machete.

Fue en esos bailes callejeros de la colonia Independencia y bajo puentes en los que se bailaba a ritmo de sonideros tropicales donde los cholombianos comenzaron a lucir sus grandes y estilizados peinados, sus cadenas, sus pantalones anchos, sus playeras a cuadros y sus motivos católicos. Jóvenes que en el baile y su vestir encontraron un punto de fuga entre 2000 y 2013.

cholos-9

cholos-4

El movimiento ha desaparecido. Comenzó a mermar en 2013 tras el asesinato de los integrantes de la banda Kombo Kolombia a manos del crimen organizado. No obstante, la diseñadora de modas y fotógrafa inglesa Amanda Watkins viajó a Monterrey durante varios años para documentar a los cholombianos y todo su extravagante estilo.

Amanda, consciente del punk y su estética callejera, encontró en los cholombianos un estilo propio, fuera de lo común —marginado social y mediáticamente— que se reflejaba en la entrega completa al vestir. “Eran de lejos la gente más interesante en una ciudad tremendamente conservadora”, dice Amanda sobre estos “punks tropicalizados”.

cholos-12

Con todo su material fotográfico Amanda editó en 2014 el libro Cholombianos en la editorial Trilce. Ahora el proyecto ha salido de las páginas y se ha montado en el Museo de la Ciudad de México, donde se exhibe una colección de más de dos mil piezas, entre prendas, fotografías, collages, escapularios, zapatos, discos de cumbia y demás objetos de uso cotidiano.

Cholombianos, la exposición, representa el esbozo de una subcultura extinta, nostálgica; un homenaje a esos jóvenes regios que durante más de una década definieron su vida alrededor de prendas do it yourself, peinados con gel y cumbia al margen del statu quo.

cholos-2

cholos-3

La exposición permanecerá abierta hasta el 18 de agosto de 2016.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

entrada
Previous post

LOS MÚSCULOS DE VALENTINA

la maldicion de lono hunter s thompson
Next post

EL POST GONZO DE HUNTER S. THOMPSON