De la columna ‘Bout It

Por Phonomusica / @phonomusica

Las mejores películas aspiran a dejar una impronta en la memoria: imágenes en movimiento acompañadas de una rola que te ponga la piel chinita. Es decir, penetrar el imaginario colectivo con una escena icónica y una canción que te de por vida. El maridaje perfecto.

Y si bien no todas lo logran, no es coincidencia que el soundtrack de las que sí sean referentes de la cultura hip hop. ¿Por qué? Porque a diferencia de otros géneros musicales, el pilar musical del hip hop es una historia bien narrada con bases para incrustar en la psique. Un complemento perfecto para hacer que un soundtrack sea parte de la vida diaria.

phono musica

‘8 Mile’.

En PHONO hicimos el ejercicio de recomendar estos OST hiphoperos que nos marcaron; al mismo tiempo fueron los primeros en llegar a la mente.

GHOST DOG: EL CAMINO DEL SAMURÁI (1999)

Ghost Dog: El camino del samurái está marcado por un código de conducta inamovible y por un OST extraordinario. El maestro de maestros RZA, parte fundamental del Wu-Tang Clan, se encargó de producirlo y curarlo; con la fineza de un samurái como él. Jim Jarmusch, director y guionista, no pudo escoger un mejor clan para representar en soundtrack.

Al Wu-Tang Clan se le conoce por su afinidad con la cultura japonesa, en específico los samuráis. RZA compiló y produjo un soundtrack sombrío, que se vuelve el hilo conductor de la trama, de la mano con la lírica de Method Man, algunas bases de raggae, free jazz y un poco de ambient. Como el tráfico o incluso pájaros carpinteros que distraen a Ghost Dog de un ataque certero. No existía otra banda que pudiera portar la insignia de samurái.

DANGEROUS MINDS (1995)

El clásico de clásicos del hood mainstream. Michelle Pfeiffer es el gancho, pero te quedas por la banda sonora. Con clásicos como “Havin thangs” de Big Mike y “Gin & Juice” de DeVanté, el soundtrack de Dangerous Minds te lleva por las banquetas más fresas de los barrios más placosos de California. No por nada es uno de los primeros referentes que te llegan a la mente cuando se trata de soundtracks con hip hop.

Aparentemente “Gangsta’s paradise”, de Coolio, fue la rola perfecta para que Pfeiffer intentara reivindicar a un montón de niños problemáticos de un barrio bajo de California en sus mom jeans. Los embarazos, las ganas de sobresalir entre la multitud de rufianes, las relaciones destructivas y terminar el año escolar sin un navajazo en el abdomen son los ejes temáticos de la cinta. De ahí que una banda sonora orientada completamente al rap y a la cultura del hip hop es el acierto más grande que tuvieron John N. Smith (el director) y los realizadores.

Aquí la playlist para que disfrutes de verdadero hip hop noventeroso.

BABY DRIVER (2017)

Edgar Wright se distingue por tener películas que sobresalen de la media. Ya sea por su humor, por su construcción del guion, por la elección de casting o simplemente por todas las anteriores. No obstante, Baby Driver, su más reciente entrega, destaca por el soundtrack.

Desde hace tiempo Wright quería hacer una película en la que la música fuera el narrador y lo logró con Baby Driver. “Chase me”, el tema principal, fue creada por el productor Danger Mouse y Run The Jewels.

Si bien “Chase me” no es un track característico del rap como “Gangsta’s paradise”, se trata de una rola creada por leyendas musicales que vienen a ser juicios de autoridad. El hecho de que Run The Jewels fuera uno de los hemisferios creadores del tema principal de una de las mejores películas de 2017 nos dice que el género no es exclusivo de ciertas películas o contenidos. El rap puede estar donde quiera y controlar cualquier escena. Disfruta de la joyita de tema que se echaron Danger Mouse, Big Boi y los maestrazos de Run The Jewels:

8 MILE (2003)

¿Un conteo de los mejores soundtracks con hip hop sin 8 Mile? Error, sabemos perfecto que esta película, por más comercial que sea, tiene un soundtrack 100% hiphopero y aunque haga rechinar los dientes hay que aceptar que está bastante cumplidor. ¿En qué momento pensaste escuchar a Eminem, Jay-Z, Guru, Nas, Xzibit y Rakim en el mismo álbum? Parece que los planetas se alinearon para que este disco pudiera existir.

No podemos negar lo evidente: “8 mile”, “Lose yourself” y “Run rabbit run” son canciones que dejan ver el lado más majestuoso de Eminem y pese a quien pese, Em es uno de los mejores raperos de la historia.

DJANGO UNCHAINED (2013)

Quentin Tarantino es uno de los directores que se caracterizan por escoger de una manera meticulosa la banda sonora de sus películas. Muchas de ellas no serían lo que son gracias a la curaduría musical. Django Unchained es el mismo caso que el de Baby Driver: el soundtrack no es completamente de hip hop como en 8 Mile, pero el tema principal es un mix de “The Payback” de James Brown con un verso de la leyenda de la costa oeste, Tupac.

El poder que le da la voz de Tupac al funk de James Brown es el madrazo que necesitaba la película para que no se fuera sin pena ni gloria entre un mar de películas del verano con soundtracks de medio pelo.

El hip hop vino a ser el soundtrack de nuestras series y películas favoritas. ¿Por qué no también de nuestras vidas?


Si te gustó este post y te gustaría compartir tu opinión con nosotros búscanos en Facebook, Twitter e Instagram, o puedes darnos una poco de amor y solo darnos like.

Editor Yaconic

Editor Yaconic

Previous post

UNA NAVE LLEGA A UN PLANETA DE DINOSAURIOS

Next post

FOTOGRAFIANDO NIÑOS MUERTOS