Psiconauta: Explorador de la mente, que viaja dentro de su propia psique usando substancias alucinógenas u otro tipo de técnicas de alteración de la conciencia. Los psiconautas creen que estas experiencias espirituales cuando son debidamente procesadas, son una guía positiva y proporciona beneficios en sus vidas a largo plazo.

Dr. timothy nota1

Por Adán Ramírez
Ilustración Coral Medrano
A mediados de los años 60 miles de jóvenes americanos comenzaron a consumir drogas psicotrópicas con la finalidad de expandir su mente. La Generación Beat (Ginsberg, Kerouac, Burroughs, Cassady) de finales de los 50 sembró el rechazo hacia la sociedad americana convencional dándole paso a la liberación del espíritu a través de la filosofía, el uso de drogas y la libertad sexual, influencia inmediata para los movimientos contraculturales de las siguientes dos décadas.

Por su parte, Timothy Leary, psicólogo profesor de Harvard y fiel creyente de la liberación de la mente gracias a los beneficios terapéuticos y espirituales del LSD, viajó a México en busca de hongos Psilocybe, popularizados años atrás por un artículo de Robert Gordon Wasson en la revista Life. Gracias a este viaje el psicólogo afirmó que la psicodelia es un éxodo a nuevos realismos de la conciencia, que sus alcances y el contenido de las experiencias no tienen límites. Su rasgo característico es la trascendencia de conceptos verbales, dimensiones de espacio-tiempo e identidad. Gracias a su constante estudio y activismo con respecto a este tema, Tim Leary se convirtió en una fuerte voz dentro de los medios de comunicación al introducir a medio Hollywood en el mundo de la psicodelia, además presentó su álbum Turn On, Tune In, Drop Out (1967) y en la política al anunciar en 1969 su candidatura como gobernador de California, compitiendo contra Ronald Reagan y contando con el aval público de John Lennon al escribirle “Come Together” para su campaña.

El encuentro del hombre y su conciencia fue uno de los componentes más notorios frente a las tendencias y valores de la sociedad estadounidense, dándole escape a la vida cotidiana y a lo políticamente correcto a través de manifestaciones artísticas. La música como extensión de esa libertad de conciencia tuvo una gran repercusión en artistas como Syd Barrett, Jimi Hendrix, Ray Manzarek (recientemente fallecido), Jerry García, David Crosby, Grace Slick, Marty Balin e infinidad de personajes que influenciarían con su música a millones de jóvenes por todo el mundo

En mayo del 68 se desata en Francia una serie de protestas en contra del capitalismo, las condiciones esclavistas y los fuertes requerimientos sociales. Las críticas masivas hacia la Guerra de Vietnam, los asesinatos meses atrás del Che Guevara y Martin Luther King encrespan aún más el inevitable estallido social a través de sectores polarizados de la juventud. Dicho suceso se le denomina “Mayo Francés” y fue punta de lanza para la ola de protestas estudiantiles en Estados Unidos, México, Checoslovaquia, Argentina, Suiza, España y Alemania Federal, contando con gran aceptación en universidades como la Sorbona de París, Berkeley, London School of Economics y en movimientos crítico-sociales como la escuela de Frankfurt. En el cine, Michelangelo Antonioni logró plasmar la desazón juvenil de esa época en Zabriskie Point (1970).

Ese amasijo de cambios socio-culturales hace que las décadas de los 60 y 70 representen un gran cambio en la comunicación. Dándole paso a nuevas expresiones que por más de 50 años siguen influenciando artísticamente y tan presentes en el imaginario social. Bandas formadas a partir del 2000 comparten problemas sociales modernos que viene arrastrando la humanidad. La violencia, calentamiento global, pobreza, consumismo despiadado y la búsqueda del significado de la vida siguen siendo temas que son plasmados artísticamente en trabajos actuales y que reiteradamente se le ha dado por nombre Neo-Psychedelia. Moon Duo (San Francisco), Psychic Ills (New York) o Darker My Love (Los Angeles) por nombrar algunos.

California, como fuente brotante de la cultura sicodélica, es la cuna de muchas bandas que siguen conservando la esencia de aquellos años. The Black Angels, Wooden Shjips, Sleepy Sun, Lumerians son algunos de los grupos que a base de sonidos cósmicos y lo-fi de garaje nos transportan por imágenes distorsionadas y colores chillantes. La experimentación como forma de vida, no el impacto mediático, es el común denominador de estos músicos.

A lo largo de EEUU hay bandas como The Flying Eyes (Baltimore) o los neoyorkinos de White Hills, que mezclan el sonido con distorsiones más oscuras, acercándose al sonido duro del Stoner Rock a diferencia de las atmósferas  más experimentales de Topaz Rags y Eternal Tapestry de Portland, Oregon. En el caso de la banda de Brooklyn, Weird Owl, la conexión espiritual y religiosa es el fondo central de sus melodías. Dentro del Hip Hop se encuentra Edan, DJ y productor que mezcla tonalidades sicodélicas con los samplers ácidos y el beat clásico del Rap.

Fuera de EEUU, la nueva ola de bandas psych ha cobrado notoriedad en Reino Unido con TOY, Wolf People y Temples, en Alemania con Kadavar y Holanda con The Machine. En Francia la cantante de My Bee’s Garden, Melody Prochet, debuta con un proyecto en el que ha podido dar rienda suelta a un tipo de Dream Pop y ligeramente psicodélico. En Australia los aclamados Tame Impala son un reflejo puntual de un legado de retrospección y conocimiento interior que dejó el movimiento contracultural a lo largo del planeta. Esta banda ha conseguido poner los ojos de propios y extraños en esta música que revuelve el alma.

Han pasado los años y el legado del Dr. Timothy Leary sigue causando revoluciones en la mente de millones de psiconautas que sienten la psicodelia como un viaje místico de depuración dónde el ser humano se despoja de los excesos que la cultura exige para regresar a un estado más natural.

YACONIC

YACONIC

Previous post

HUMOR EDBURG

Next post

MARJANE SATRAPI